La receta del éxito

Te he engañado, no hay una receta que podamos hacer en 10 pasos para tener éxito. Lo siento, pero no existe.

De hecho, si alguien te dice que tiene "la receta definitiva del éxito" para hacer cualquier cosa, lo que debes hacer es huir de él. Salvo casos muy puntuales, trabajos muy metódicos y con un sistema muy cerrado, no existe una única manera de llegar ahí.

Pero... ¿Qué es eso del éxito? Hoy voy a hablaros un poco sobre ello, desde mi punto de vista. Y hasta me voy a atrever a dar una "receta", pero no huyáis de mí.

 receta del exito

Definición de éxito

En la Wikipedia si escribes éxito lo relaciona con las siguientes ideas:

  • Victoria o triunfo.
  • Nivel de estatus social.
  • Cumplimiento de una meta u objetivo.
  • Opuesto al fracaso.

Y en la RAE nos encontramos con otras tres definiciones distintas:

  • Resultado feliz de un negocio, actuación u otra situación.
  • Buena aceptación que se tiene de alguien o algo.
  • Fin o término de un asunto o negocio.

Y por si fueran pocas, también podemos remontarnos al significado original de la palabra. Éxito proviene de exĭtus y significa "salida"

​"Vale Javi, ahora que has hecho este repaso gramatical sobre la palabra éxito, ¿qué nos quieres contar?". Pues básicamente que no hay una definición válida ni universal. Lo que para ti es éxito, para mí puede que no lo sea. 

No existe una única definición válida y universal de éxito. Busca la tuya. 

Click to Tweet

Para mí hace 6 meses era un éxito conseguir un cliente. Hoy para mí eso no es sinónimo de éxito. Hace 6 meses para mí tener un blog con 2.000 o 3.000 visitas mensuales era todo un éxito. Hoy quiero más y creo que el éxito está "más arriba".​

A mí no me vale con tener uno, dos o diez clientes. Quiero tener mis propias empresas, quiero tener un reconocimiento determinado dentro del sector y quiero poder disfrutarlo

Eso no quiere decir que esas acciones no fueran un éxito. Si vuelves a mirar las definiciones anteriores, yo cumplí una meta u objetivo (tener un cliente y llegar a un número determinado de visitas).

Lo que quiero decir es que el éxito es moldeable, se adapta al momento y depende de tantos factores personales que es imposible darle un nombre, forma o lugar exacto para todos. Cada uno debe tener su propia definición de éxito.​

¿La marca personal te lleva al éxito?

Si vuelves, de nuevo, a leer hacia arriba, tú mismo te darás la respuesta. Y sino, aquí la tienes:

Sí y no. Depende.

​Depende es una palabra que da mucho coraje. A nadie le gusta, no es definitiva ni determinante y deja muchos vacíos, ¿verdad? Pero es que la vida es un constante "depende" porque está llena de grises, no de blancos y negros.

La marca personal puede ser ese botón que haga despegar tu cohete, si es que tienes un cohete. ¿Y a qué me refiero con la palabra cohete? Con algo que ofrecer, algo que dar a la sociedad y algo con lo que cuando seamos una opción seamos los elegidos, y no los descartados.

​El problema está en que casi todo el mundo, cuando le preguntas por su "cohete", te dicen que ellos "no saben hacer nada". Eso es muy triste. ¿De verdad no sabes hacer nada? No me lo creo.

La mayoría de veces, esas personas dicen eso porque creen que hay que nacer con un poder o habilidad innata para hacer algo. Como decía el programa "El Juego de tu vida": eso es mentira.

Casi todos los profesionales que conozco han llegado donde están con trabajo y dedicación. Nadie nace sabiendo de SEO, sabiendo jugar al tenis o sabiendo cocinar una tarta de queso que te hace salivar como si fueras el perro de Pavlov.​

El éxito se compone en un 20% de capacidad y un 80% de estrategia. Puedes saber cómo leer, pero lo más importante es... ¿Cuál es tu plan para leer?

Jim Rohn 

Mi receta del éxito

Como has podido ver, el éxito no llega solo. Hay muy, muy pocas personas que nacieran para hacer algo y lo llevaran en su sangre. Y aunque muchos nacen con facilidades para hacer según que cosas, siguen teniendo que aplicar la fórmula del esfuerzo.

A mí muchos me dicen "es que tú has nacido para escribir y estar en el ordenador". Y yo me pregunto, ¿no será que llevo escribiendo toda la vida? ¿No tendrá algo que ver con que me formo y estoy horas leyendo exclusivamente para aprender?

Yo no nací para ser copywriter o blogger. Yo me he formado, he leído y me he esforzado para llegar a serlo. Mi escritura mejoró con los años, no porque mis dedos estén programados para ello, sino porque yo escribía más. 

Por mucho que queramos engañarnos, la vida es así. Cuantas más veces haces algo, mejor lo haces. Sobre todo si te actualizas, te reciclas y lees sobre lo que haces, ya que en caso contrario te quedarías en la Edad de Piedra.

En definitiva, para mí la receta del éxito consiste en formarte, aplicar lo que sabes y encontrar tu punto diferenciador. No es una receta al uso, pero es que como he dicho no xiste. ¿Es básica, típica y manida? Sí, pero es que la vida es más simple de lo que muchos quieren hacerla parecer.

La receta del éxito consiste en formarte, aplicar lo que sabes y encontrar tu punto diferenciador.

Click to Tweet

El problema es que, no sé por qué, a (casi) todos nos cuesta gastar dinero en formarnos. Parece que invertir dinero en uno mismo está mal visto. O que quizás pensamos que todos nos van a robar y nos van a dar una formación de mierda.

¿Pues no pagamos miles de euros para ir a la Universidad? Y sinceramente, hay mil cursos en Internet en los que aprenderás más que en ella.​ De hecho, el modelo de aprendizaje que mejor funciona es el de tener que "buscarte las papas".

Por ejemplo, si vives en casa de tus padres y no te gusta cocinar seguramente no sepas hacer casi nada. Sin embargo, si te quieres independizar tarde o temprano tendrás que aprender. ¿Por qué? Porque no te queda otra, salvo que quieras comer en McDonald's.

¿Tan difícil es extrapolar esta situación a nuestro trabajo o ámbito laboral? Tengo que trabajar, por lo que tengo que formarme sobre el sector en el que quiero trabajar. Si no lo hago, seré otra comida rápida más del mercado que contratan y despiden a ratos (si es que te contratan).

camino al exito

¿Qué es para ti el éxito?

Ahora busca dentro de ti. Piensa detenidamente en tu situación actual. Recapacita sobre todo lo que hay a tu alrededor y, entonces, define qué es el éxito para ti.

Y cuando lo hagas, no te quedes ahí. Comenta cómo quieres llegar a conseguirlo, qué herramientas vas a utilizar y cuál va a ser el camino para llegar a él. Si no tienes nada de eso, olvídate de la marca personal, no te servirá de nada.​

17 comentarios en “La receta del éxito

  1. Hola Javi:

    Lo primero felicitarte por el post. Me gusta tu planteamiento. Y me llevas a una reflexión. ¿Cuándo llega ese momento en que podemos decir he conseguido el éxito, o soy una persona exitosa? ¿Existe una medida para el éxito?
    Soy de las que piensan que no hay una receta universal. Cada uno de nosotros es especial y eso es lo que marca la diferencia y el ingrediente base de la receta. ¿Qué nos hace ser especial? nuestras habilidades, conocimientos, ilusión y nuestras metas. Pero para ello es necesario un ingrediente, común para cualquier receta, la estrategia. Y siempre cocinada a fuego lento, muy despacito y pisando en firme. Y como toque final, añade perseverancia, optimismo y positividad.
    Cumplir una meta, aprendiendo a la vez, para mí ya es un éxito.
    Un fuerte abrazo y mucho éxito 🙂

    • ¡Hola Yolanda!

      Como te comenté por Google+, es muy difícil establecer una medida exacta para el éxito. Yo creo que el “truco” está en ponerte una meta final tan buena, que si la cumples el solo hecho de mantenerte ahí sea ya un éxito. Mientra tanto, por el camino puedes ir teniendo “mini-éxitos” más asequibles y motivadores a corto plazo.

      Esos ingredientes los quiero yo para mi cocina y para la de cualquiera, ya que son básicos y muuuuy importantes, que luego nos creemos que todo es práctica.

      Un abrazo y gracias por pasarte Yolanda 🙂

  2. ¡Lo primero enhorabuena por el artículo, Javier!
    Me ha gustado mucho esa comparativa de uno mismo con convertirnos en comida rápida para las empresas. ¡Gráfico!
    Para mi es un éxito poder hacer lo que quiero, queriendo lo que hago. Quizá una frase ya muy utilizada. Pero como dices en tu artículo, eso varía según va avanzando el tiempo, pues lo que quería hace 6 meses ya no es lo mismo que hoy deseo.
    Creo que aspectos fundamentales para poder tener éxito son la formación (como tú mencionas), la constancia, el esfuerzo… Pero todo eso son aspectos que en realidad yo creo que todos sabemos, lo que pasa es que nos cuesta horrores ponernos en movimiento.
    Por cierto, hace unos días escribí un artículo sobre las claves del éxito en mi blog, que te invito a leer si te apetece. A ti y a todos tus lectores, por supuesto.
    Un saludo

    • ¡Buenas Fernando!

      Jaja, la comparación es bastante directa porque es bastante real. ¿Quién no se ha sentido como un Big Mac dentro de la “boca” de algún jefe? Con esas contrataciones de meses e incluso semanas, como para no sentirlo.

      Le he echado un ojo al post y creo que una de las variables de éxito que más olvidamos y que más importancia tiene son las relaciones. Yo no sería nada si actualmente no tuviera una buena relación con muchos bloggers del sector. La unión SIEMPRE hace la fuerza, ir de vaquero solitario sirve de poco.

      ¡Mucha suerte y te deseo muchos éxitos Fernando! 😉

      • ¡Muchas gracias por pasarte por el blog y darme tu opinión! ¡Y tus buenos deseos! 😉
        Estoy muy de acuerdo. Puedes ser paciente, puedes esforzarte, puedes ser muy talentoso… pero como no te relaciones… ¡no llegas a ninguna parte!
        ¡Si! Es conocida tu buena relación con varios bloggers y fue hace ya un tiempo que te conocí por los comentarios en el blog de Omar.
        ¡Gracias! Un saludo

  3. Está claro que depende de cómo se mire la palabra éxito.

    Si lo hacemos desde el punto de vista de lo que los demás valoran (lo cual es algo muy influyente para muchos) , es posible que lleguemos a una parte en dónde no queremos estar.

    Si lo hacemos desde una perspectiva personal (lo más inteligente para mi) quizá lleguemos a un punto que los demás no califican como éxito.

    Por lo que coincido: la receta es totalmente personal.

    Para mi el “éxito” es perseguir en cada momento lo que te apasiona de la vida, ser capaz de conocerte lo suficiente cómo para saber qué anhelas de verdad, y tener el coraje de intentarlo. Algo que si somos sinceros, no abunda.

    Un saludo Javi. Buena reflexión.

    • Hola Javier,

      La verdad es que haces muy bien diferenciando los dos tipos de éxito, aunque comúnmente está más relacionado con lo primero. El ser humano, cuando se ve reconocido por el resto y valorado como alguien “especial”, tiende a sentirse exitoso por dentro y por fuera.

      Es importante saber gestionar ese éxito, que es algo que dejo caer en el post. De nada sirve ser muy reconocido, si luego el trabajo o lo que produce ese éxito te consume por dentro y por fuera.

      Y totalmente de acuerdo, al final si estás haciendo lo que te gusta, luchas por ello y a pesar de las adversidades consigues “vivir” de ello podemos considerarlo como un éxito. Aun así, siempre hay que ponerse más y más metas.

      A mí me gusta relacionar todo esto con el running. Si soy capaz de hacer 10 km en 60 minutos hoy, si sigo trabajando haré tarde o temprano lo mismo en menos tiempo. ¿Por qué? Porque practico, practico y mejoro, por lo que lo que antes era un éxito (10 km en 60) mañana puede no serlo.

      Un saludo y gravias Javier 🙂

  4. Hola Javi, que tal va todo parcero?

    Coincido contigo en muchas cosas. Primero que todo, el éxito no es universal y cada quien tiene su definición o su forma de medir que tan exitoso es. Segundo, creo que no hay como tal una receta para el éxito excepto la que cada uno quiera cocinar.

    Siempre he dicho que el éxito se consigue a base de pasión y método, es decir, mucho amor por lo que hacemos sumando a una disciplina sobrehumana. Si de receras hablamos creo que esta sería la mía, pero sigo insistiendo, cada quién cocina la suya a su manera.

    Creo que para mi el éxito tiene que ver más con la calidad de vida y los sueños alcanzados que con el dinero o los negocios. Quiero viajar, vivir experiencias bacanas y conocer personas interesantes al rededor del mundo.

    Gran blog Javi. Un saludo desde Colombia y estás cordialmente invitado a mi web http://www.confiatividad.com

    • Hola Yeferson,

      Estoy de acuerdo contigo. Hay mucha gente que piensa que el éxito viene solo de la pasión, pero la metodología y formación tiene mucho que ver.

      Tu definición de éxito es totalmente válida, al igual que la de cualquiera, y espero que lo consigas en un futuro 🙂

      ¡Mucha suerte con el blog!

  5. ¡Hola Javi!

    Buen post, el éxito es un término que personalmente me encanta y del que escribo muchísimo en mi blog. Tanto que a veces me obsesiona este término.

    Para mi el éxito no es lograr algo, ni ser reconocido por los demás en lo que haces (para mí esto último es una de las consecuencias de lograrlo). Tampoco es algo material. El éxito es un estado, y este estado para mí sucede exclusivamente cuando todas las partes de tu vida están equilibradas y eres conscientes de que estás haciendo aquello que te gusta.

    Si te miras al espejo durante varios días y sientes que eres feliz y estás haciendo algo importante con tu vida, ya estás teniendo éxito. Los reconocimientos ya vendrán con el tiempo.

    ¡Un abrazo!

    • ¡Hola Alejandro!

      Es un término que se ha maltratado mucho, así que está bien que de vez en cuando todos le demos un buen repaso para recuperarlo 🙂

      Quizás lo que consideras éxito podría relacionarse más con felicidad, pero es que son dos términos que prácticamente van de la mano. Si tienes éxito y no eres feliz, no tienes tanto éxito como crees.

      ¡Un abrazo!

  6. Hola Javi, me ha gustado la forma como has llegado a la definición de éxito.

    Desde mi punto de vista personal prefiero ver el éxito cómo una actitud y no cómo un resultado. Esto complementando tu definición de éxito como fruto del esfuerzo, ya que para poder esforzarse y avanzar de un punto A a un punto B, tenemos que creer que somos capaces, ser agradecidos con lo que hemos logrado hasta ahora y mantener una mentalidad positiva.

    Siendo así el éxito para mi vendría siendo una mezcla de mentalidad mas acción.

    La mejor forma de cultivar el éxito es, primero cultivar una mentalidad positiva. Una mentalidad positiva está compuesta principalmente por el agradecimiento, siempre tendrás algo por el cual agradecer todos los días, más salud, alimentos, energía, trabajo por hacer, personas que te aprecian. Hasta cosas que parecen pequeñas e insignificantes pueden ser grandes motivos por el cual estar agradecido.

    Una vez logras tener la mentalidad del agradecimiento, ya tienes la materia prima con la cual trabajar y esforzarte todos los días para acercarte hacia donde quieres estar.

    Saludos,

    • Hola Camilo,

      Me gusta tu mentalidad sobre el éxito. De hecho, tras haber hablado tan solo una vez contigo en profundidad a través de Skype, estoy seguro de que tú tienes muy claro cómo llegar a ese éxito.

      También me parece acertada tu idea de que el éxito es una mezcla de acción y mentalidad. Necesitamos coordinar nuestras acciones con nuestros pensamientos, para que de esa manera ambos se retroalimenten y nos lleven más lejos. Si andamos pensando negativamente, por mucho que nos esforcemos nos costará el doble conseguir lo que queremos.

      Un saludo

  7. Hola Javi,
    quería comentar un par de cosas de las que mencionas.
    El hecho de que la gente te diga que no saben hacer nada. Casi todo va en la línea de lo comentado acerca de la salida de la universidad. Se va acercando el final de los estudios y vas viendo que todo es como en instituto pero más difícil. Sientes que no sabes hacer nada, y más todavía cuando te pones a mandar cv y nadie te llama. Hay que ser bastante hereje y antisistema para no caer en esta tentación.
    Comentas sobre la formación y que no queremos gastarnos dinero. Te puedo decir que me he gastado dinero en cosas que han tenido una utilidad muy dudosa, simplemente me guié porque me gustaba el tema. Y ahora veo miles de cursos y me pregunto: ¿Será de fiar o querrán sacarnos el dinero? De todas formas, si las personas que voy conociendo por aquí planteais formación pienso que estará bien. Estamos en lo de siempre. No solo se trata de sacar un curso sino de demostrar a la gente que le va a servir.
    Un abrazo 🙂

    • Hola Carolina,

      Estoy muy de acuerdo contigo. Por desgracia, al final llegamos muchas veces al mismo punto de la “nefasta salida de la Universidad”. Aun así, esto ocurre por igual en personas de 21 años, de 35 y de 50. Parece que cuando una persona se ha acostumbrado a hacer algo para una empresa, también se olvida de que ella por sí misma puede hacer “algo”.

      La formación es un tema muy engañoso y ese es otro tema peligroso. Aun así, en base a moverte por Internet y si tienes verdadero interés una buena investigación te saca de dudas. A mí ya me han preguntado muchas veces sobre este tema de la formación y no tengo ningún problema en recomendar libros, cursos y plataformas de aprendizaje que he probado y sé que funcionan. Aun así, comprendo que para los “recién llegados” es fácil equivocarse.

      Un abrazo

  8. Que ganas de leerte Javi!
    Claro, es que nos dejaste sin post el viernes y desde la semana pasada aqui, a palo seco!

    Me ha gustado mucho el post, se ve que lo escribes desde el convencimiento de lo que dices. Y muy buenos los aportes en los comentarios, si señor.
    Personalmente creo firmemente en que la marca personal te lleva al exito, pasando por una dosis alta de trabajo.
    Mis dos personas “favoritas” en este sentido, a las que mas admiro por su superacion y donde han llegado, las dos, tienen justamente estos dos ingredientes como tu ya planteas: marca personal y trabajo.
    Estas dos personas son el grandisimo guitarrista Steve Vai, y el maestro de Yoga mas grande que ha habido, B.K.S. Iyengar.
    Vai estudio durante años 10 horas, diez, al dia. Es decir que es una puta maquina tocando. Tecnicamente es insuperable pero para quien lo iguala en la tecnica te das cuenta que les falta ese algo, esa marca personal de la que Vai no solo tiene, si no que la puede hasta regalar. Podria escribir durante horas solo sobre la marca personal de Steve Vai, asi que no lo voy a hacer, jajaja. Si alguien que lea esto quiere sabe algo mas de este increible musico, que busque su “Passion and Warfare” y en 10 minutos se dara cuenta de lo que quiero decir. Es tan grande y con tanta marca personal, que su musica no tiene clasificacion posible mas alla de Rock instrumental y se queda tan lejos de la realidad que da apuro decirlo.
    Iyengar, una persona que a los 14 años estuvo a punto de morir varias veces por graves enfermedades en su India natal y que a traves de la practica extensa y apasionada de Yoga, no solo consiguio vivir hasta lo 95 años (fallecido este agosto pasado lamentablemente) si no que cambio el Yoga para siempre. Como? con un trabajo durisimo y una marca personal que nos ha tocado a todos los profesores a lo largo del mundo. Es por eso que esta entre las 100 personas mas influyentes del siglo XX segun la revista Times, por poner un ejemplo que todos podamos valorar. Practicó tanto, tanto, que no solo cambio su cuerpo si no la manera en la que se practica y enseña Yoga, una ciencia con unos 3.000 años de antiguedad.

    Trabajo y marca personal, sin ninguna duda. Trabajo y Alma. Trabajo y personalidad. Como le queramos llamar. Es lo mismo.
    Asi que este Post me ha sabido a eso, a ese trabajo y a esa diferenciacion que cada uno tiene que intentar buscar como ya mencionas en el. Es complicado, no es facil. Pero si es alcanzable y posible. SI no hacemos mas que quejarnos del tiempo y otras cosas que muy bien indicas, nada haremos nunca ni podremos marcar una diferencia. Y esa diferencia no tiene que ser con todo el mundo. Puede ser solo en tu circulo cercano o tal como dice Alejandro Caballero en su comentario: Si te miras al espejo durante varios días y sientes que eres feliz y estás haciendo algo importante con tu vida, ya estás teniendo éxito. Ya estaras marcando la diferencia.

    Gracias por compartir, como siempre.
    Perdona por las chorizadas, como siempre!!! jajajaja.

    Un abrazo grande Javi!

    • ¡Buenas Jorge!

      Esta semana creo que tampoco habrá entrevista. Tengo a una persona esperando, pero no he hecho los deberes y no tengo las preguntas enviadas todavía 🙁 Aun así nos veremos el sábado con el “1, 2, 3… pregunta otra vez”.

      Los dos ejemplos de Steve Vai (he intentado tocar alguna canción suya, con poco éxito) e Iyengar son una gran representación del éxito de la marca personal. Al final ves como en ellos reina la pasión y el esfuerzo, incluso por encima de la técnica. Steve Vai jamás habría sido lo que es si no hubiera echado esas 10 horas. Es decir, no “nació” para tocar la guitarra, sino que se hizo un grande de la guitarra. ¿Cualquiera puede hacerlo? No, porque no todo el mundo tiene esa pasión.

      Si encontramos nuestra pasión, le dedicamos el tiempo y esfuerzo necesario y lo hacemos con una mentalidad positiva, siempre es posible conseguir ese éxito que tanto anhelamos. El problema es que muchos tenemos miedo de hacer todo esto, porque choca con los valores tradicionales del “niño, haz algo ya y busca trabajo”.

      ¡Un abrazo crack!

Deja un comentario

CommentLuv badge