Cómo ser un buen redactor

Cómo ser un buen redactor

Ganarse la vida escribiendo.

No solo suena bien, sino que es posible hacerlo.

Pero si es tu primera vez, ¿cómo empezar?

Si te estabas preguntando cómo ser un buen redactor, voy a darte mi visión particular y, al final, qué podrías hacer para convertirte en uno.

Cómo ser un buen redactor: los 5 imprescindibles

Tengo que hacer una distinción antes de seguir.

Hace unos meses escribí un post sobre cómo debería ser todo redactor freelance, e incluía cosas que tenían más que ver con ser freelance que redactor.

En este contenido no voy a entrar a valorar si el redactor es freelance, empresario, trabaja por cuenta ajena o todavía no se ha estrenado. Voy a limitarme a decir, simplemente, cómo debería ser en cuanto a sus aptitudes como redactor.

Dicho esto y ahora sí, vamos a ver:

#1 Nada de darle patadas al diccionario

No digo que haya que ser un talibán de la ortografía –que es otro punto a debatir–, pero hay límites que no se deberían cruzar nunca, y muchísimo menos siendo redactor.

¿Cómo empezar a ser un buen redactor? Cuidando tu ortografía.

Ojo con el por qué, por que, porque y porqué; ojo con el mi y el y ojo con el sobre todo. Por favor.

#2 Añade orden a tus textos

El caos redactando es propio de mentes desordenadas y/o muy creativas.

Cada uno hace una primera redacción como quiere. De hecho, yo recomiendo mucho empezar escribiendo sin parar, que ya habrá tiempo de cambiar cosas.

Pero lo hago partiendo de una base estructural. Un título, una intro, unos encabezados… La idea es saber sobre qué se va a redactar antes de empezar cada nueva sección.

¿Por qué este orden inicial y, a la postre, final?

Porque te ayuda a hacer bien el SEO, sabiendo qué optimizar en qué sitios y teniendo la keyword ya distribuida por los encabezados, más importantes que el contenido de tipo párrafo.

Y por otro lado, porque esa estructura inicial actúa de línea recta. Una línea recta sobre la que podemos caminar sin salirnos; es decir, sin desviarnos del objetivo.

Si empezáramos a vomitar información a mansalva sobre el papel sin orden alguno puede pasar de todo: desde escribir una obra maestra para nuestro blog hasta hacer un collage de información y objetivos nada usable para los lectores.

#3 Sabes curar contenidos

Me gustaría saber, en estos momentos, qué porcentaje de la información publicada en blogs es 100% original y cuánta es curada.

Me da que se inclinaría la balanza mucho hacia la curada.

Y es que no es malo: no todos tenemos la capacidad de ser originales siempre, de escribir sobre cosas que no se han escrito y de tocar temas que a nadie se le hayan ocurrido antes.

Curar contenidos es un proceso totalmente ético y común, y desde aquí tienes mi permiso para hacerlo con los que encuentres publicados en esta página.

Lo que sí que es nuestra obligación como redactores es conocer la diferencia entre curar y copiar y, en un plano más práctico, NO COPIAR JAMÁS.

Déjate en casa el copy-paste. Hace muchísimo daño, no es nada ético y se puede volver en tu contra con temas de contenido duplicado o, peor aún: de copyright (por una vez hablo de copyright de verdad, y no haciendo una broma sobre copywriting).

Cuando cures un contenido, hazlo suficientemente bien como para que al ser leído sea tuyo. Es decir, inspírate en él y extrae las ideas que quieras, pero escríbelo de cero o se notará muy mucho.

Y si quieres agradecérselo a ese autor que ha puesto tanto –sin saberlo– para ayudarte, solo tienes que citarle regalándole un enlace al final del post.

#4 Reposa, repasa y publica

Ya tienes el artículo terminado.

Te ha costado horas –más de las que pensabas; nos pasa a todos– y ahora solo piensas en sacarlo y poner fin a tanto esfuerzo.

Un buen redactor no lo hace. De hecho, cuando termina de escribir esa primera versión lo cierra y se va a echar una cerveza, una siesta, a comer o a trabajar en otra cosa.

El artículo debe resposar.

Yo te recomiendo que dejes un par de días pero si no, un mínimo de uno, por eso de tener tiempo para “desaprendértelo” y al repasarlo poder leerlo como si fuera la primera vez, clave para que la corrección sea efectiva.

Así pues, vete a dormir sin pensar en él y al día o a los dos días vuelve a abrirlo y haz el repaso. Un truco también muy conocido para ayudarte a repasar es que leas el artículo en voz alta. Que no te dé vergüenza: te ayudará.

Y cuando lo tengas listo, ahora sí que sí, ¡a publicar!

#5 Optimiza… sin que lo parezca

La redacción SEO para un redactor ha dejado de ser una propuesta de valor para convertirse en una obligación.

Las empresas buscan redactores que sepan optimizar sus artículos. Bien optimizados además.

¿Qué considero un artículo bien optimizado?

Particularmente, uno que cumple dos cosas:

  1. Posiciona bien para la palabra clave optimizada
  2. Al leerlo no parece optimizado

Conseguir lo primero es fácil; conseguir lo primero y lo segundo al mismo tiempo, en cambio, solo está en manos de los buenos redactores.

¡Redacción SEO al poder!

Cómo convertirte en un buen redactor

Si acabas de llegar a este circo llamado marketing online y te ves capaz de cumplir con esas cinco condiciones, ¿por qué no lo intentas?

Ya te adelanto que la práctica hace al maestro, así que recurre a conocidos o tira de webs de microencargos para sacarte tus primeros clientes, aunque te advierto que ese es un camino largo y, en ciertos momentos, desesperante.

La opción B es que te formes en algún curso de redacción y pongas velocidad crucero al aumentar tus prestaciones y convertirte en un caramelo más dulce para los clientes que hay ahí fuera.

Nosotros, en nuestra escuela de copywriting, tenemos uno que incluye no solo redacción, sino también copy y gestión. Vamos, un programa para que te puedas dedicar a vivir de escribir sin morir en el intento.

¿Sigues teniendo dudas sobre qué hacer para ser un buen redactor? Te espero en los comentarios de ahí abajo 🙂

¿Te gusta?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest

10 comentarios

  • 5 diciembre 2019

    Buenas Javi,

    ¿Que plataformas recomiendas para los que somos redactores freelance?, yo he estado en Fiverr hasta hace poco y no he tenido una gran experiencia, por eso me gustaría que alguien experto en el tema me aconseje.

    Gracias de antemano.

    • 9 diciembre 2019

      Hola Manu,

      han cambiado bastante con el paso de los años y ahora no sé muy bien cómo van, pero te diría que Freelancer y Twago (si sigue existiendo), pueden ser dos buenos sitios, mejores que Fiverr.

      ¡Mucha suerte!

  • 8 diciembre 2019

    Muy bueno como siempre , no tiene desperdicio nada de lo que escribes

  • Liliana
    8 diciembre 2019

    Hola,que tal? Esto no deberia decirlo tan abiertamente,creo que mi padre tuvo,mucho que ver con respecto a mi redaccion,no tuve,ni tengo faltas de ortografia,lo mismo el.realmente la humildad ,debe existir ,frente a las personas,por respeto.y paso lamentando no haberme dado cuenta cuando joven.esto sera un gran compromiso.Gracias

    • 9 diciembre 2019

      Me alegro de que te haya servido, Liliana. Gracias por comentar 🙂

  • 9 diciembre 2019

    Hola Javi, me encantaría poder hacer el curso, tengo algo importante a mi favor y es la ortografía, y la necesidad de tener ingresos; desgraciadamente para mí, eso mismo es lo que me limita. Al no tener ingresos no puedo pagar el curso, aunque lo necesito, lo siento mucho. Un fuerte abrazo desde Tenerife!

    • 9 diciembre 2019

      Hola María,

      contacta con nosotros desde la página de contacto y lo hablamos por allí 🙂

  • 26 enero 2020

    oh vaya que buenos tips, no había pensado eso de reposar el contenido, siempre termino a altas horas de la noche y lo público, al dia siguiente le encuentro errores o cosas que pase por alto y tengo que modificarlo.
    Hay que tomarlo con calma. Gracias