pasar de redactor a copywriter

Cómo pasar de ser redactor a ser copywriter

Hace 9 meses que comencé a trabajar en el mundo de la “pluma digital”. En esos tiempos cobraba 1,5 € por un post de 300-400 palabras, con imágenes, título, meta description, enlazado interno y optimización SEO. Sí, un euro y cincuenta céntimos (e incluso menos).

Ahora mismo cobro prácticamente un 1000% más. ¿Por qué? Porque dejé de ser un redactor más y pasé a ser un copywriter. Una palabra que, quieras o no, le da “caché” a tu trabajo y te sube un peldaño en el canibalizado mundo de la escritura online.

¿Cómo lo hice? ¿Por qué yo “puedo” cobrar eso y otros siguen cobrando ese euro y medio? Te cuento mi experiencia y qué es lo que creo que deberías hacer si quieres subir este escalón entre el redactor y el copy.

1. Hazte un blog ya

Suena a cantinela y a lo de siempre, pero es que es una verdad como un templo. ¿Qué imagen da un copywriter sin un blog? Es como si un futbolista no tuviera botas.

Da igual que en un principio el blog no te vaya a diferenciar. Es normal, no esperes que por juntar un hosting, un dominio, un WordPress y cuatro entradas vayan a abrirte las puertas del cielo. Tienes que ganarte el respeto y cada centímetro de reconocimiento con pico y pala.

Ya he dicho cien mil veces que la mejor tarjeta de visita y currículum es un blog y para un copy eso se multiplica por mil. ¿Qué mejor manera de demostrar que eres bueno escribiendo que escribiendo directamente? No lo puedes tener más “fácil”.

escribir blog

¡A escribir, a escribir!

2. Príngate las manos

Si acabas de llegar al mundo del blogging no esperes que los clientes llamen a tu puerta. Eso no pasa ni pasará hasta que tu blog empiece a resonar en la cabeza de muchos, y eso no pasa precisamente en 2 días.

Tienes que ir a buscar tus primeros clientes.

¿Y dónde puedes encontrarlos? Yo te recomendaría Foro 2.0, Forobeta y Geniuzz. Lo sé, no son los lugares ideales para hacer copywriting pero es un lugar donde te puedes curtir a base de bien y llevarte algo a la boca a cambio.

Yo empecé ahí. Me registré, me ofrecí para varios trabajos y acabé consiguiendo uno con que el que escribía por cuatro duros. En ese momento no importa el dinero, lo que importa es que cojas experiencia, te curtas y empieces a conocer los entresijos del mundo de la redacción web.

Y esta parte me parece muy importante porque te hará aprender a escribir en el mundo online. No es lo mismo escribir fuera de Internet que dentro, y eso lo sabemos todos los que estamos en este mundo. Un post, una página de ventas o una home poco tienen que ver con un artículo en el periódico, una nota de prensa o un libro.

Conozco el caso de mucha gente que dice escribir bien y, sin embargo, no sabe escribir “para Internet”. Desconocen cómo se lee en Internet, cómo se debe ordenar un texto o simplemente cómo se maneja WordPress, los estilos y demás. Son “chorradas”, pero son cosas que hay que saber.

A base de coger varios clientes de este tipo, echarás horas y horas, ganarás algo para cubrir gastos y podrás ir curtiéndote y aprendiendo. Además, mientras lo haces sigues trabajando el blog para generar más visibilidad y darte a conocer, ya que en caso contrario te quedarás aquí para siempre.

trabajo duro

Lo que muchos piensan que hacemos…

3. Crea una landing con tu servicio

Parece una estupidez, pero no lo es tanto. Conozco el caso de decenas de blog que todavía ofrecen sus servicios a través del formulario de contacto, lo que para mí es un error bestial. Denota poca profesionalidad y un dejadez terrible.

Tienes que crear una landing para tu servicio de copywriting. De esa manera, podrás redirigir a todo el mundo hacia allí y explicar bien qué es lo que ofreces y por qué deben contratarte. Además, en la propia landing estarás demostrando tus cualidades como escritor de página de ventas. Todo en uno 🙂

Te voy a ser sincero: mi página de ventas deja bastante que desear. Necesita retoques y una actualización más que curiosa (que no se ha llevado a cabo por un motivo que ya os contaré), pero solo por “estar ahí” ya genera clientes y visitas totalmente focalizadas a la venta.

Mi página para el servicio de copywriting es la 7º más visitada del blog y es la que me triplicó el número de solicitudes de trabajo. No es algo difícil de hacer si tienes soltura para escribir y los beneficios son bestiales, como puedes ir intuyendo.

menuda landing

Así se quedarán tus futuros clientes cuando vean tu landing.

4. Relaciónate

No hagas de tu blog un islote en medio del mar. Si quieres conseguir clientes, y más si eres nuevo, tienes que relacionarte y conseguir que otros te vean como una persona recomendable.

Si quieres abandonar el “fango” de la redacción por 1,-2 €, tienes que comenzar a entablar relaciones. Tienes que conseguir que personas reconocidas te recomienden y le digan a otros “contrata a este, que es bueno”. Eso lo puedes conseguir de dos maneras muy simples:

  • Post de invitado: ve a un blog reconocido y ofrécete para escribir un post de invitado. Recuerda que sirven para muchas más cosas que para el SEO. A mí mi primer post de invitado en el blog de Dean me ha generado más de 1.300 € en clientes. Eso sí, recuerda que no hay que entrar como un elefante en una cacharrería: primero crea una relación y después pide por esa boquita.
  • Ofrécete: cuando lleves uno o dos meses en el “fango” tienes que intentar seguir subiendo el nivel. Busca bloggers y empresas relacionadas que necesiten servicios de copywriting o incluso dirígete a un blogger reconocido de la temática para ofrecerte. Yo siempre hablo de lo importante que es delegar y he pasado trabajo a compañeros, por lo que si sabes escribir ya sabes por donde empezar 😉

Cuando escribo estas cosas a veces siento que estoy diciendo chorradas, pero es que a pesar de ser acciones básicas ni tan siquiera un 1% de redactores o semi-copywriters las llevan a cabo. De hecho, la mayoría no tienen ni blog y con eso ya te lo digo todo.

gollum networking

No seas más solitario que Gollum 😉

5. Pide testimonios

Hace tiempo hablé del poder de los testimonios, y yo mismo puedo ser un ejemplo de ese poder. Hace unos meses decidí crear mi página de testimonios y el resultado no pudo ser mejor. Volvió a aumentar el número de solicitudes y, sobre todo, las que venían con mensajes del tipo “He visto que tal persona te recomienda…”, “Me gustaría probar tu servicio porque leo a esta persona que está en tus testimonios…”, etc.

Los testimonios son la carta de recomendación de un freelance online. Son esa prueba social que hace que el desconfiado visitante pase de decir “este me quiere timar” a “eh, si este dice que es bueno será por algo”. Los testimonios venden y, si son de personas conocidas, venden mucho más.

Tus clientes van a estar encantados de dejarte un testimonio y solo vas a tener que pedirlo en un correo. ¿Qué te cuesta hacer esa página en tu blog e ir añadiendo alguno nuevo de vez en cuando? Nada, y sin embargo te generará muchísimo a cambio.

llorar testimonio

Lo que pueden provocar los testimonios bonitos 🙂

6. Sube los precios y suelta lastre

Esta es una parte muy fea pero muy necesaria. Si quieres dejar de cobrar cuatro duros por tu trabajo, tienes que empezar a valorarlo tú. Es mejor cerrar un cliente por 100 € que cerrar 10 por 10 €, ya que tienes que pensar que más allá de lo que escribas vas a tener que hablar y gestionar a cada uno de ellos.

Además, tendrás que empezar a dejar atrás los trabajos pequeños y mal remunerados. En esta fase ya deberías de llevar un tiempo escribiendo, tu nombre debería sonarle a más de cuatro personas y el trabajo debería llamar de vez en cuando a tu puerta. A todos nos cuesta “soltar dinero”, pero piensa que perder un cliente de 60 € al mes es una inversión de tiempo para poder generar otro de 600 €.

La importancia de decir no a los trabajos que, tras varios meses, ya no te convienen es capital a la hora de dar el paso hacia el siguiente nivel. Tienes que darle a cada cliente el máximo y conseguir que tu trabajo se valore como es debido, por lo que si tú mismo tiras tus precios estarás en un bucle infinito del que no podrás salir.

El precio es un valor diferencial y, muy al contrario de lo que se piensa, es algo que atrae al cliente. Cuando alguien te cobra muy poco por algo, se estima que es de muy baja calidad. Sin embargo, si te cobra un precio medio-alto y esta persona tiene referencias positivas, se estima que el servicio es de calidad y que merece la pena al menos probarlo. Ya luego depende de ti enganchar a esa persona y convencerla con tu trabajo.

Puede parecer que estoy loco por decir que subiendo los precios vas a atraer más al cliente, pero es así. No vas a atraer a ese cliente que tenías cuando empezaste a escribir en un foro, pero sí vas a atraer a ese otro cliente que sí que puede pagarte lo que tú quieres cobrar.

dinero copywriter

¿No subas los precios y te me vuelvas loco con el swag eh?

Y tú, ¿en qué punto estás?

Una vez escrito el post da la sensación de que esta guía no es exclusiva para una persona que quiera ser copywriter. Y es que no lo es. Si eres diseñador gráfico, podrías aplicar cada punto a la perfección. ¿Por qué? Porque este es el sistema que mejor funciona para diferenciarte y no ser un redactor/diseñador/traductor, sino ser EL copywriter/diseñador/traductor.

Ahora me gustaría saber en cuál de estos puntos estás tú, si añadirías algo más o si crees que estoy loco. Puede ser, ya que hoy he dormido 2 horas y media, llevo 2 cafés en lo alto y tengo más sueño que Snorlax (me gustaban los Pokemon de pequeño).

¿Te gusta?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest