¿Estás preparado para el autoempleo?

A diario muchos bloggers, incluido yo, te decimos que te lances.

Que vayas a por todas.

Que crees tu propio proyecto.

Que seas tu propio jefe y olvides al que tienes.

Vamos, que te tires de cabeza a la piscina del autoempleo.

Pero, antes de hacer esto, deberías hacerte una pregunta: ¿estás preparado para el autoempleo?

En este artículo te voy a contar las 3 cosas que creo que son necesarias para sobrevivir como autónomo o freelance. No es un mundo sencillo, no tiene nada que ver con trabajar por cuenta ajena y tampoco te acostumbras de un día para otro. Pero es bonito, si conseguimos aplicar todo esto y llevarlo hacia adelante.

autoempleo

1. Tienes que ser una empresa unipersonal

En una empresa hay diferentes departamentos. Tenemos el de marketing, el de finanzas, el de recursos humanos, el de producción y el de comercial entre otros. Pues el autoempleo te obliga a ser cada uno de ellos. Y si no eres capaz de controlarlos bien, te ocurrirá lo mismo que le pasa a una silla que le falla una pata: te vas a pique.

Vas a tener que ser la persona que promocione tu negocio, que lo venda, que lo produzca y que después se encargue de todo el papeleo. Aun así, se podría decir que te van “cayendo” departamentos encima dependiendo de la fase en la que te encuentres con tu pequeño “autonegocio”.

Arrancando el negocio: marketing y comercial

En un principio, cuando no eres nadie y no te conoce ni el Tato, los departamentos de marketing y comercial serán tu trabajo diario. Tienes que darte a conocer y tienes que empezar a venderte.

Yo me dediqué a trabajar el blog, a hacerme visible en el mundo del marketing online y a vender mis servicios por aquí y por allá. Esta fase se puede decir que duró unos 3-4 meses, ya que el trabajo que entraba era mucho menor del que yo tenía que hacer para difundir mi negocio.

Negocio establecido: producción y finanzas

Cuando el trabajo comience a llamar a tu puerta, el departamento de producción y el de finanzas harán su aparición. Tienes que producir lo que ya has conseguido vender y además tienes que llevar el papeleo contable/fiscal, que tampoco es plan de que Hacienda o Seguridad Social te meta un multazo.

Me tocó darme de alta como autónomo, empezar a hacer facturas y producir contenido a un ritmo muy superior al que lo hacía antes. De hecho, como ya conté en el post de cómo convertirte en copywriter, la demanda subió tanto que tuve que multiplicar los precios por 10 en menos de 2 meses.

Pero claro, tampoco puedes dejar de lado el marketing ni la labor comercial. Si deja de entrar demanda, volverás al paso anterior y tendrás que empezar de cero de nuevo. Ahora te tocará llevarlo todo hacia delante a la vez.

a producir
¡A producir!

El negocio te sobrepasa: recursos humanos

Y es ahí donde entra en juego el departamento de recursos humanos. Al igual que una empresa, la cual contrata en función de su demanda, tienes que saber delegar.

En caso contrario, puedes despedirte de tu vida y dar la bienvenida a las jornadas laborales de 12 horas. Y delegar no es fácil, ya que encontrar una persona o empresa con la que trabajar que cumpla tu nivel de exigencia es complicado.

Yo lo primero que hice es delegar la parte que sabía que no me iba a aportar nada, que es la financiera. Me busqué una asesoría online (os dejo el enlace por si os interesa) y me libré del papeleo.

Después cogí todos los clientes que no me aportaban nada de mi fase de redactor y los “regalé” a diferentes personas. Con mayor o menor éxito, y no sin problemas, conseguí quitarme esos clientes que solo me hacían perder el tiempo y poner piedras en el camino hacia la cima.

Y el camino de los recursos humanos es un no acabar. A medida que creces más, necesitas más personas a tu lado. Por ejemplo, cada vez me planteo más contratar una secretaria virtual para llevar el email, envío de propuestas, facturación y otras tareas rutinarias.

De todos los departamentos que manejas como autoempleado, este es el más complicado de todos. De verdad, cuesta mucho trabajo ver que soltar 50 € al mes a una asesoría es un beneficio, y no un gasto. ¿Por qué? Porque esas horas que emplearía haciendo cálculos de impuestos y demás, las puedo emplear en terminar otro trabajo que me dará mucho más que esos 50 €.

papeleo
Bye, bye, papeleo.

2. Tienes que saber gestionar tu tiempo

Cuando trabajas por cuenta ajena, más allá de que los horarios después son un engaño y se echan más horas, tienes un horario fijado. Entras a las 8, sales a las 3 y dices “hasta luego Lucas” a todo. Puedes desconectar y hacer lo que quieras el resto del día.

Si eres freelance, autónomo, autoempleado o como lo quieras llamar, eso se acabó. Cuando arranques vas a estar abierto más tiempo que una farmacia de guardia, no vas a dejar de pensar en todo ni viendo una película en el cine y vas a perder muchísimo tiempo en tonterías.

No hay autónomo que no haya pasado por esa fase de desborde total del tiempo. Tienes que hacer muchas tareas, grandes y pequeñas, y te dedicas a intentar levantarte cada día pensando “a ver cuanto soy capaz de hacer hoy”. Sin planificación. Sin orden. Sin sentido.

reventado
Representación del freelance medio español 🙂

La productividad llama a tu puerta

Cuando te metes en esa espiral de tiempo perdido, de agobio y de sentir que tu vida consiste en dormir y trabajar, es cuando dices “se acabó“. Estarás quemado y cuanto más aguantes en esa situación peor rendirás en todo. Además, estarás de mal humor y te podría llegar a parecer que todo lo que no sea trabajar es una pérdida de tiempo.

Tienes que ser más productivo. Hay que poner límites, hay que vallar el campo y concentrar el trabajo para que el trabajo no te mate. Hay que evitar morir de éxito.

Todo lo que digo lo digo porque yo he estado ahí. Y sé que no soy la única persona que ha pasado por esas situaciones, por lo que puedo extrapolar mi situación a la de muchos otros que se lanzaron al autoempleo. El 24/7/365, la mente perdida y los cambios de humor no son exclusivos del señor Javi Pastor.

¿Y qué puedes hacer para salir de este pozo? Muchas cosas. Tantas que no caben en este post. Yo te diré qué es lo que yo estoy haciendo para arreglarlo y, poco a poco, empezar a tener una vida en condiciones y liberada del “trabajo 24 horas”:

  1. Horarios: se acabó trabajar a cualquiera hora. No importa cómo te lo organices, pero ponte unos malditos horarios. Yo trabajo de 9:00 a 13:00 y de 16:00 a 20:00 de lunes a viernes más o menos ahora mismo. A veces me salto el guión y hago alguna cosilla de madrugada o las mañanas de sábado y domingo (como este post), pero suelen ser cosas que me gustan y que no me cansan. Mi objetivo final es concentrar todas las tareas de lunes a jueves y seguiré hasta que pueda conseguirlo.
  2. A la mierda el Whatsapp, el correo y el puñetero móvil: un error que yo no he parado de cometer y que me ha costado muchas horas es levantarme y leer el email, el Whatsapp o ponerme con el móvil. Te aseguro que te tiras entre 30 minutos y 1 hora ahí, si es que no hay un correo/Whatsapp que te meta una tarea “””urgente””” (me hace gracia este término) y te fastidie el día. Levántate, haz la tarea más pesada del día y limita el tiempo para todos los “añadetareas” como Whatsapp, correo y móvil.
  3. No, no y no: di que no. Es placentero, liberador e incluso sube tu caché. ¿Un trabajo que no te conviene? No. ¿Un “favor” que te va a quitar tiempo y de una persona que ni fu ni fa? No. ¿Un cliente que viene a pedirte un “extra” que no ofreces y te quita muchísimo tiempo? No. Que no hombre, que no. Cuando aprendas a decir no verás como liberas tiempo del día y te sientes hasta mejor. De hecho, el no es hasta la esencia del Growth Hacking, fíjate tú.
  4. Desconexión: si vas al cine, has ido a ver una película y no a pensar en ese cliente que no para de darte la vara. Si hablas con tu novia, tu amigo o un familiar, no monopolices la conversación en torno a tu trabajo. Manda a paseo el trabajo y desconecta. Habla si quieres de Podemos, de la Pantoja o del miedo que pasaste con el Indominus Rex en Jurassic World, pero no des más la vara hablando de trabajo a todas horas.
  5. Vacaciones: que le den a eso de que los autónomos no tienen vacaciones. Tienes el poder de concentrar el trabajo cuando quieras y librarte de él en el periodo que te salga del alma. No te engañes, todo está en tu mano. Utilizando el no por bandera y organizándote vas a poder irte de vacaciones. Yo pienso dejar de trabajar los viernes este verano para hacer viajes y despejarme los fines de semana, y yo no soy ni mucho menos un crack de la productividad.

Con estas cinco cositas, ganarás calidad de vida. Al final es lo que importa, porque de poco sirve trabajar y labrarte tu propio negocio si después solo vives por y para él. Hay que comerse el mundo, no dejar que él te coma a ti.

Y si alguien se enfada porque le dices que no... ;)
Y si alguien se enfada porque le dices que no… 😉

3. Tienes que seguir formándote

El freelance tiene que estar formándose día tras día. Al igual que las empresas actualizan maquinaria y forman a sus empleados, tú tienes que actualizarte más que el Service Pack de Windows.

Hay sectores en los que hay que actualizarse menos, y otros en los que no estar al día supone la muerte. En el marketing online, por desgracia o alegría, estamos en ese segundo grupo. Cada día sale un nuevo truco, una nueva manera de hacer algo, un nuevo programa que hace algo más que el anterior, una nueva tendencia, un nuevo objetivo, un nuevo “algo”.

Si bien no tienes que conocer cada detalle y cada novedad, debes estar al día y tener una idea general de todo. Hay que ser lo que los americanos llaman un T-shaped: un “experto” (odio esta palabra) en algo que también sabe de muchas otras cosas.

formacion T

Por ejemplo, yo soy copywriter y por lo tanto podría seguir utilizando las formulas que conozco una y otra vez. Quizás funcionaría, pero a la larga te aseguro que no.

Si no tuviera una base de SEO, leyera varios libros y diferentes blogs y me gustara tanto la temática como para estar todo el día con ella, me quedaría estancado y llegaría un momento en el que mi servicio olería a antiguo. Y ahí es donde los clientes volarían hacia un competidor, que siempre lo hay, más actualizado.

Y creo que esta parte, junto a la de delegar, es otra de las más difíciles. Recuerda que tienes que organizar el tiempo, por lo que tampoco puedes estar buceando en Google para encontrar “cómo hacer X” durante horas. Y si no quieres hacerlo, te va a tocar pagar por formarte. Buah, y eso sí que cuesta trabajo. Y me parece algo estúpido.

formacion
Leer, leer, leer…

Caso práctico de formación: el marketero local

Os pondré un ejemplo. Imaginad que en vuestra ciudad las empresas no tienen ni idea de qué es el marketing online y que prácticamente no hay nadie que oferte esos servicios, aunque sí que haya una demanda latente.

Tú has hecho tus pinitos y tienes idea, por lo que decides meterte en Wontalia, Quondos y TeamPlatino, mejoras y a base de hacer pruebas subes del básico al “nivel medio” (pero no como el del inglés de los currículums).

Te metes en esos tres cursos y pagas al mes 92,95 €. Por otro lado, vendes tus servicios como consultor por 200 € al mes. A poco que te muevas, sobre todo en este sector que en local no se tiene todavía ni idea, algún cliente te cae. Y lo sé por experiencia, que he visto empresas malísimas con una cartera de clientes bestial.

Con que cayera solo uno, incluso pagando la cuota de autónomo con tarifa plana e impuestos, tendrías algo de beneficio. Y al final esto es una bola de nieve, cuanto más te formes, mejor servicio, más aportas al cliente, más clientes vendrán y más podrás cobrar.

Es un ejemplo simple y tonto, pero es muy real. De verdad, conozco empresas desactualizadas, que ofertan servicios de los que no tienen ni idea y que tienen clientes y clientes. La demanda existe, pero competencia no hay tanta.

estas listo autoempleo

¿Estás listo o tienes miedo?

Y este es el panorama del autoempleo. Esas son 3 cosas, entre otras, que vas a necesitar para sobrevivir en esta jungla y poder llegar a fin de mes sin tener la lengua fuera ni estar pidiendo la hora.

Como todo esto está basado en experiencias propias, aunque contrastadas con otros compañeros, solo me queda pedirte que comentes con tus propias experiencias. Con tus propios temores sobre el autoempleo. Con tus dudas. Con lo que quieras relacionado con este salvaje mundo. Aquí estaré yo para contestarte y ayudarte en lo que pueda 😉

33 comentarios en “¿Estás preparado para el autoempleo?

  1. Buenísimo Javi y tienes más razón que un santo, jeje.

    Lo que siempre aconsejo a la gente a que tenga un plan B más que lanzarse directamente. Me parece un poco locura con los tiempos que corren. Pero lógicamente si no tienes nada mejor, ese plan B, ¡que sea tu mejor plan A ya mismo! 🙂

    En mi caso concreto, fue ese plan B el que me dio la oportunidad de vivir de mi blog y convertirlo en mi plan A cuando me largaron a la calle. Con eso ya tenía una base, una experiencia en el blogging, unos contactos y muy buen comienzo. De ahí a despegar fue todo en pocos meses.

    Y sólo recalcar que efectivamente como bien dices, hay que saber delegar, gestionar tu tiempo y sobre todo saber decir NO. Si como autoempleado te acabas convirtiendo en esclavo de ti mismo, date por jodido. Porque no sé tú, pero mi peor jefe siempre he sido yo mismo 🙂

    Un abrazo!

    • ¡Buenas Rubén!

      Yo también pienso que el plan B es mejor que lanzarse sin red. La piscina es muy honda y si no tienes un colchón de seguridad te puedes hundir muy rápido. Tú eres un pedazo de ejemplo de cómo montar un plan B mientras “aguantas” en el A para salir adelante.

      Y la frase de “no hay peor jefe que yo mismo” me la guardo, de hecho la voy a twittear algún día jaja

      Un abrazo

  2. Excelente post Javi!

    Una de las cosas que he visto que a mi me afecta es la falta de tiempo, por más que intento organizarme no me da, no puedo calcular estimación del mismo tiempo.

    Con respecto al otro punto de la actualización, es super importante, todo fluye y se mueve a un ritmo considerable por lo cual apostar por un curso es bueno, ya que te agrupan la información sin necesidad de andar buscándola, y así ganas tiempo y estás al pendiente de lo nuevo

    Un saludo Crack! sos una máquina YA 😀

    • ¡Gracias Carlos Julián!

      El tiempo es el problema por excelencia del autónomo/freelance. Por eso creo que es clave delegar y quitar tareas que, si bien son necesarias, no aportan nada al crecimiento y futura expansión de tu negocio.

      Los cursos, aunque cuesten algo de dinero, siempre ayudan a actualizarte rápido y sin tener que estar mareando entre mil blogs (aunque los hay muuuuy buenos y con info que podría estar en cualquier curso). Cuando falta el tiempo, hay que ahorrarlo e importa más liberar 20 horas al mes que pagar 90 €.

      Un saludo crack

  3. Hola Javi:

    Enhorabuena por el post. De los que a mí me gustan.

    Lo primero gracias por acordarte de mí como Secretaria Virtual.

    Es fundamental para optimizar el tiempo empezar a delegar desde el principio del emprendimiento. Y olvidarse de ser un emprendedor orquesta. Así no se triunfa.

    Los comienzos son duros. A mí me costó un montón llegar a la fase de la estabilidad. Y aún así nunca puedes relajarte. Siempre hay piedras en el camino.

    Hay dos partes de cualquier negocio, que nunca se deben abandonar, la actividad por la que decidiste emprender y la gestión de tu negocio. El resto a delegarlo. Y sin pensarlo dos veces. Es un hábito que incorporar a tus rutinas diarias. Y siempre bajo la base del trabajo en equipo.

    Y como dice Rubén, si puedes lanzarte con un plan B, mejor que mejor.

    Yo no lo tenía y me fue bien. Pero soy un poco loca y me encanta tirarme a la piscina.

    Gracias por este estupendo post.

    Un abrazo 🙂

    • Hola Yolanda,

      Un placer mencionarte, ¡faltaría más! Como secretaria virtual eres el claro ejemplo de delegar 😀

      El emprendedor orquesta siempre acaba por desafinar y por eso opino igual que tú. Quizás no desde un inicio, donde los ingresos no son muy altos, pero en cuanto se pueda ir soltando lastre es importante delegar y delegar.

      Totalmente de acuerdo con que lo que no hay que delegar es la propia gestión. Salvo que tengas una startup/empresa y la vendas o pongas a un CEO de confianza, dudo que haya que delegar esa parte que es la más importante y la clave de todo.

      Yo también me tiré un poco a la piscina, aunque tenía otro Plan C bastante feo y que menos mal que no tuve que tomar.

      Un abrazo

  4. Hola Javi,

    no voy a dar consejos sobre esto porque no es algo que haya experimentado, pero sí que he ido a asesorarme y voy leyendo lo que vais escribiendo, y hay algunas cosas que encuentro en común.
    Para ser emprendedor hay que ser espabilado. Cosas tales como buscarte los clientes, saber decir no, dejar de trabajar para aquellos que no te interesan con el paso del tiempo… En definitiva, que no se puede ser demasiado bueno. No se malinterprete esto.
    Simplemente es que, bajo mi punto de vista, si eres de complacer a todo el mundo y te pasas de blando, no sé si vas a triunfar en esto.
    En un trabajo por cuenta ajena también puede ser peligroso pero un poco menos. Al fin y al cabo allí no tienes tantas cosas que tener en cuenta, y quizás no tengas que tratar con clientes, que ese es también en gran medida el quid de la cuestión.

    Un abrazo 🙂

    • Hola Carolina,

      Está claro que una persona “sin sangre” o, como decimos por aquí, un poco “floja” no puede ser emprendedor. Hay que saber cuando rechazar, cuando decir que sí y cuando ser un poco malos, como bien comentas.

      El trato con los clientes también es algo que quizás debería haber incluido en este post. Es algo muy delicado, complicado y que muchas personas que trabajan por cuenta ajena no han experimentado. Al final tienes que saber “venderte” y tratar con cada uno de una manera especial.

      ¡Un abrazo!

  5. Hola Javi,

    yo fui Empresario Off-line y el trabajo me acompañaba 24 horas al día. Fue imposible dejar a un lado mi actividad frenética en una compañía con varios empleados.

    Delegué la parte administrativa (nóminas, contabilidad, etc) a una empresa externa. Las instalaciones las realizaba una empresa del sector eléctrico.

    Yo gestionaba la parte comercial y la parte de producción y los flecos de todo. Tenía personal que llevaba la parte administrativa y la parte técnica.

    A pesar de delegar, jamás pude desconectar de esta historia. Cada noche al acostarme lo hacía en los brazos de los asuntos pendientes de ese día y cuando me levantaba me despertaba ordenando la secuencia de actividades para ese nuevo día y pensando en nuevas estrategias a seguir.

    Por mucho que delegué no conseguía desconectar…

    En definitiva. A donde quiero llegar y ya alguno de los comentarios lo indican. El principal problema somos nosotros mismos. Así, que hay que invertir un poco en el autoanálisis y evitar caer en el “frenesí global” que te causa el autoempleo.

    Saludos, Javi. Como siempre muy buen artículo.

    • Hola Jose,

      El problema somos nosotros mismos, eso está claro. Al final si delegas y delegas, pero te creas más tareas, ansiedad o no desconectas nunca estás en las mismas. Tu situación ha sido la mía (y en parte lo es) y la de muchísimos otros que estamos ahí.

      De todas formas, yo siempre antes de acostarme hago balance de lo que he hecho y de lo que tengo que hacer el día siguiente. Ordenar el día ayuda mucho para después no andar dando vueltas de un lado para otro, así que eso no es malo 🙂

      Un saludo

  6. Muy buenas señor 😉

    Me ha gustado el post, sobre todo la parte de las cosas que hay que hacer para no perder el tiempo en gilipolleces. Yo caigo en casi todas jajaja pero en ello estamos…

    Te podría escribir una novela hablándote de cosas sobre lo jodido que es a veces el autoempleo, no obstante, prefiero decir que a día de hoy es una opción viable y que se está haciendo casi necesaria para muchas personas.

    Me canso de leer noticias y casos de personas que les contratan por semanas, días o incluso horas por cuenta ajena. Gente que lleva años en paro y con esa situación.

    Todos somos conscientes de que el autoempleo no es para todo el mundo pero… yo de verdad que si estuviera en esa situación y viendo los costes anuales que conlleva por lo menos el intentarlo, joder claro que lo haría.

    Como digo no es para todo el mundo, pero… la cuestión es que muchas personas que conozco que han empezado después que yo a darse a conocer en internet (y yo llevo solo poco más de dos años) siempre acaban repitiendo el mismo patrón: cuando vuelves a contactar y preguntar pasados unos meses o un año, resulta que no dan a basto de trabajo.

    Pueden estar ganando más o menos en beneficio, pero no paran de hacer cosas. Y los 5 primeros casos podían ser una casualidad, pero… ya de casualidad después de conocer a tantos me parece que poca casualidad.

    Crisis, crisis, crisis… estoy muy de acuerdo contigo en que la demanda existe, y añado que hay una cosa muy buena de intentar captar clientes o generar tu trabajo con internet y es que aquí SI funciona la meritocracia. Lo bien o mal que te vaya lo van a marcar las pelotas que le eches, el tiempo que le dediques y obviamente también tu talento y aptitudes, pero ahí está, en tu mano.

    Bueno que me enrollo, un abrazo fuerte desde Valladolid y a disfrutar del veranito 😉

    • ¡Buenas Omar!

      Tú y todos caemos en ellas, el ser humano está así de mal “configurado” jaja

      Estoy 150% de acuerdo contigo, que además ya sabes que tú fuiste uno de mis modelos a seguir cuando arranqué y dije “tengo que meterme en el autoempleo de cabeza”. Aquí hay demanda, hay hueco para muchos más profesionales y me gusta lo que has comentado: aquí no hay currículums, aquí hay meritocracia y hechos. Si eres malo, se va a descubrir tarde o temprano, mientras que si eres bueno, te va a avasallar la demanda más temprano que tarde.

      Conozco incluso profesionales y empresas, que no voy a mencionar por supuesto, que ofreciendo niveles de calidad bajos tienen clientela. Y no poca precisamente. Eso deja claro que aquí hay todavía mucho hueco para más personas que decidan saltar de esos contratos basura a vivir su propia aventura. Pero claro, que siempre tengan claro que esto no es un camino de rosas 🙂

      Un abrazo crack y a disfrutar del solecito 🙂

  7. Hola Javi!. Ray de nuevo por aquí. Casualemente mi última entrada de mi blog habla del tema del estrés, de organizarte y de ser más productivo, aspectos con los que vas a lidiar día sí y día también en tu camino de profesional independiente.

    Haz hecho una análisis muy bueno sobre aspectos que casi todos hemos o estamos pasando y me gustaría en esta ocasión extender mi comentario:

    1. ¿Tienes alma de emprendedor?. Si la tienes adelante, el camino del autoempleo es el tuyo. caso contrario sigue a la búsqueda de un empleo estable y que garantice un ingreso fijo mensual.

    2. Cuando no eres nadie, pero tienes vocación por aquello que haces y tienes hambre de crecer sabes que vas a ser tu hacelotodo y en más de alguna triste ocasión el hacelotodo de algún cliente listo.

    3. Te vas a chupar horas y horas de cursos online, presenciales, meet ups, networking, webinars, etc. Abrirás perfiles en redes sociales, cerrarás otros tantos, comprarás dominio, crearás un blog y luego lo mandarás al carajo porque te equivocaste desde el primer minuto, etc. Prueba y error a la enésima potencia lo llamo yo.

    4. Después de un largo tiempo en el campo de batalla con la insignia de novato poco a poco vas a irte curtiendo y adquiriendo prestigio, y si: vas a comenzar a apartar de ti a esos clientes ingratos y desagradecidos.

    5. Llegará el día en que confirmarás que no te has equivocado de camino, que si hechas un vistazo atrás a aguantado todo cuanto te han tirado, que ahora sabes de lo que hablas, que te organizas, planeas, te formas, te muestras seguro, tus clientes te respetan, te refieren con otros y que por fin!…haz logrado la estabilidad del autoempleo que tanto añorabas.

    Ojalá no asuste a tus lectores pero la verdad la elección de ir a por el autoempleo es una decisión valiente y que debe ser muy razonada. Yo solo puedo confirmarte que después de dos años dejando curriculos por aquí y por allá bendigo aquel día en que llegué a casa y le dije a mi esposa : ” se acabó hacer el gilipollas, a partir de ahora yo voy a inventarme mi propio trabajo” y aquí estoy año y medio después.

    ¡Saludos! y perdón por el exceso.

    • Hola Ray,

      Nos hemos coordinado para hablar sobre temas parecidos, mejor que mejor que así nos retroalimentamos con información 🙂

      Tu comentario es una gran aportación al post, ya que podría estar perfectamente incluido en el mismo artículo. Estoy muy de acuerdo con todos los apartados, ya que algunos hasta están dentro del post, y creo que tienen mucha relación con este duro (pero bonito) mundo del autoempleo.

      Me alegro de que tanto tú como yo como muchos otros que sí tenemos ese alma emprendedora decidiéramos dejar los currículums atrás. Ya se sabe: muerte al currículum vitae y hola al currículum de los hechos y los méritos.

      Un saludo y de exceso nada, encantado 🙂

  8. Muy buenas Javi, totalmente de acuerdo.

    Son los efectos colaterales del autoempleo. Por eso creo que lo interesante es ir montando un sistema que no dependa tanto de ti. Automatizable. Para eso internet nos lo ha puesto muy fácil.

    Claro está, que hasta que montas el sistema hay que currar un montón. El tiempo es limitado y la vida también.

    A la pregunta si estas preparado. Que remedio queda. Es la única opción viable. Además es mucho más enriquecedor trabajar en tus sueños que en los de otro.

    Un saludo Javi, desde Almería

    • Hola Alejandro,

      Los efectos colaterales y necesarios, pero que se pueden minimizar con el tiempo. Me gusta lo que comentas del sistema automatizable y que requiera poco tiempo, aunque como dices conseguirlo requiere una gran cantidad de esfuerzo y propio tiempo. El mundo de los ingresos pasivos es muy amplio y todavía hay nichos y aspectos que no se han tocado.

      Hace poco trabajé los textos de un asesor financiero y estuve documentándome mucho sobre este tema, por lo que quizás algún día te haga algunas preguntas 😀 Me gusta mucho el mundo de la bolsa y, aunque no me haya acercado demasiado a él, ando cerca de empezar.

      Un saludo

      • La Bolsa es la gran desconocida y la gran odiada de este país.

        Ahorrando y con un método de inversión sensato y con sentido común puedes crear un gran patrimonio a largo plazo. Y vivir de los dividendos de acciones de empresas sólidas.

        Y lo más importante es que no hace falta ser un genio ni superdotado. Cualquiera lo puede hacer. Es más psicología que otra cosa.

        Te recomiendo el libro de “Como invertir en Bolsa partiendo de cero” de Gregorio Hernandez. Es muy sencillo y práctico.

        Pregúntame lo que quieras, si lo sé te responderé. Si no, lo aprenderé.

        Me gusta la originalidad de tu blog. Me parto con los gifs que pones.

        seguimos en contacto Javi

        un saludo

  9. Grande Javier!

    Muy buen artículo. Describes de manera realista el panorama al que se enfrenta un futuro autónomo/freelance.

    Siempre que leo estos posts tengo sentimientos contrapuestos. Por un lado el emprendizaje, autoempleo, como quieras llamarle, es la salida personal cuando no tienes opción por cuenta ajena. Pero no puede ser la solución colectiva que venden alegremente los políticos porque cómo has dicho tienes que controlar globalmente la gestión y no todo el mundo vale.

    Lo de la formación es una gran verdad. Y lo que hay mucho paquete suelto también. Lo que suena contradictorio, así que la labia sigue siendo una herramienta vital en este país. Por cierto, qué diferencias hay entre Quondos y Wontalia, cuál prefieres?

    Un saludo!

  10. Hola Javi!

    Me encantó el post y ese copywriting tuyo. De verdad, pues tengo que reconocerte que dejar comentarios extensos es algo que me cuesta. Será quizás por eso de ser freelance y, como tú dices, la gestión de nuestro tiempo.

    Me quedo con la idea de que el problema somos nosotros mismos. Y es que es un arma de doble filo porque, por suerte, puedo decir que me apasiona lo que hago, que me encanta levantarme cada día pensando en qué nuevas ideas voy a implantar en mi propio trabajo, y me encanta compartirlas luego con clientes y compañeros.

    Algo que me gustaría destacar por tanto, más que el cómo organizar el tiempo, es el “enganche” por querer seguir trabajando. Cuando te “obligan” otros puede bastar con dar un NO, pero cuando lo haces también por satisfacción personal, puede incluso llegar a ser enfermizo!

    A mi me encanta mejorarme cada día, después de poco más de año y medio como freelance podría decirse que he encontrado un punto de “estabilidad”. Estoy en ese punto en el que me estoy encontrando a mi misma y sé lo que quieren y puedo darle a mis clientes. Si a esto le sumamos que muchos de los que trabajamos de forma independiente, lo hacemos solitos desde casa, más importante es saber medir y sacar tiempo para uno mismo.

    Hay que ser también valiente, sí, porque eso que le ofreces a tus clientes está únicamente avalado por ti, y sólo tu puedes darte a valer ofreciendo buenos resultados.

    Un saludo!

    • ¡Hola Teresa!

      Desde luego, los autónomos/freelances tenemos poco tiempo para comentarios extensos, pero al final sacamos tiempo de todas partes como siempre 🙂

      Al final todo parte de uno mismo. De saber priorizar tareas, decir que no, ofrecer más o menos, dejar y coger nuevos clientes, poder coger unas vacaciones, etc, etc. Por mucho que haya sistemas y que se pueda delegar, todo depende de ti.

      Entiendo lo que dices sobre el trabajo “adictivo”. Cuando te gusta lo que haces, hay veces que se pierde la frontera entre el trabajo y el disfrutar y es difícil saber diferenciarlos. Aun así, hay que poner una frontera clara, aunque jamás dejemos de disfrutar con nuestro trabajo.

      Un saludo y bienvenida por aquí Teresa.

      PD: me gusta mucho el diseño de tu blog, se nota que eres diseñadora 😉

      • Muchas gracias Javi!
        Me alegro que te guste el blog, te aclaro un poco:

        Yo soy la gestora de contenidos y responsable de Marketing de MadridNYC, un equipo de freelancers espacializados en diseño e imagen corporativa.

        Soy la comunicadora y voz de la marca, por lo que mi producto estrella es el diseño (es lo que vendemos con mi blog, entre otros servicios del equipo). Aunque me conozco muy bien la teoría, yo no soy la diseñadora 😛

        Encantada de topar con tu blog.

        Un saludo!

        • Ahh vale, creí que el blog era tuyo. Eché un vistazo a Madrid NYC, tiene buena pinta la empresa y desde luego el diseño e imagen corporativa de tus clientes estará en buenas manos. Quizás os mande una propuesta, que me ha gustado lo que he visto.

          Un saludo

  11. Coincido punto por punto. Llevo poco tiempo como autónoma y antes de empezar ya me esperaba enfrentarme con los puntos 1 y 2.
    De lo que no me di cuenta al principio es de que, como dices, tienes que seguir formándote. A pesar de que estoy empezando y no es el momento para hacer grandes inversiones, sí me he apuntado a algunos cursos.
    Me he dado cuenta de que tengo que seguir aprendiendo para ser mejor profesional y ganarme la vida. Formarme es invertir en mí misma y en mi negocio.

    • Hola Ana,

      La formación es vital y sobre todo al principio. Yo cuando comencé me apunté a muchos cursos, leí libros y me leí blogs como si fueran cursos también. Me empapé de conocimiento para un buen periodo de tiempo y ahora estoy recogiendo los frutos, que no son nada malos, aunque jamás deje de formarme.

      Bajo mi punto de vista, cualquier ahorro (más allá del que hay que hacer esencial para imprevistos) de lo que se gana es dinero tirado. O inviertes en mejorar tu negocio, o inviertes en mejorar tú como profesional. O te das un viajecito a algún lado, claro 😀

      Un saludo

  12. Javi, cómo estás?

    Que buen artículo. Me ha gustado bastante. Los 3 puntos son importantísimos para un emprendedor digital, pero creo que debemos enfocarnos más en la productividad.

    No sé si yo sea un autoempleado. Puedo decir que soy un emprendedor, porque aún debo fortalecer mis negocios y mis proyectos. Pero creo que algún día seré dueño de mi negocio y autoempleado.

    Por eso siento que debo enfocare mucho en mejorar mi productividad, es decir, en hacer más con menos tiempo y para eso, no hay nada mejor que hacer lo que nos aconsejas, dejar de perder el tiempo en pendejadas como el whatsapp o cosas así.

    Y aunque ser autoempleado es una decisión que debe tomarse con cabeza fía, creo que nadie está preparado para eso, como todo en la vida, solamente hay que dar el salto y construir unas alas mientras caemos al fondo.

    Un gran abrazo desde Colombia y recuerda que estás invitado a mi blog http://www.confiatividad.com (:

    • Hola Yeferson,

      Estoy de acuerdo contigo en que la productividad es una de las bases claves del buen hacer del autoempleado. Justo estaba dejando escrito un post sobre Trello que quiero sacar más adelante, en el que explicaré cómo he “hackeado” un poco la productividad gracias a esa fantástica herramienta.

      Mucha suerte construyendo esas alas y levantando tus propios proyectos 🙂

      Un abrazo

  13. Menudo pedazo de Post que te has autotrabajado! (como ves tengo el humor subido, jajaja)
    Un resumen fantastico, muy, muy bien. Me lo he leido en un moemnto y me he dado cuenta de que era largo. Eso es bueno!
    Gracias Javi, siempre es un placer leerte.

  14. ¡Excelente post, chaval!

    Lo mejor es que se lee de un tirón mientras vas asimilando información relevante. Has hecho el camino y reportas de primera mano como un soldado todas las ‘vicisitudes’ por las que has atravesado. Nosotros que experimentaremos los mismos acontecimientos ya no nos tomarán por sorpresa. Gracias por este detalladisimo reporte.

Deja un comentario

CommentLuv badge