5 emails que deberías mandar a tu lista y que no son de ventas

¿Hay algo peor que quedarte sin inspiración para tu próximo post?

Sí, quedarse sin inspiración para tu próximo email 🙂

O no tener ni idea de qué incluir en la secuencia de bienvenida para los suscriptores de tu newsletter.

Muchas personas identifican el email marketing con los correos de venta, pero hay más posibilidades que deberías considerar. Porque si quieres conseguir clientes, antes tienes que crear una relación de confianza con tus suscriptores.

O lo que es lo mismo, si quieres vender tienes que dejar de vender (al menos por un rato).

¿Suena raro?

Piénsalo. Si tú no comprarías a una persona que te asalta por la calle, ¿por que tu suscriptor va a comprarte al primer mensaje?

Los correos que no son de venta pura y dura también te ayudan a vender, aunque no tengan un efecto inmediato. También te sirven para aumentar la interacción, conocer mejor a tus suscriptores y que ellos te conozcan mejor a ti.

Además, nadie se apunta a tu lista de correo para que le estés vendiendo constantemente.

Entonces, ¿qué tipo de mensajes puedes mandar a tu lista sin venderles nada?

He recopilado 5 ideas que puedes usar en tu secuencia de bienvenida o en tu próximo newsletter.

5 correos que te ayudarán a vender más a tu lista (sin vender nada)

1. El email de bienvenida y presentación

Empiezo por un correo básico, pero que muchas veces falta en las estrategias de email marketing.

El correo de bienvenida y presentación es el primero que recibe el suscriptor (después del típico y obligatorio “Confirma tu suscripción”).

Su principal objetivo es situar a la persona que lo recibe, recordarle a qué se ha apuntado y sobre todo explicarle qué puede esperar de los futuros correos. Y de paso, crear expectativas sobre los próximos mensajes, para que el lector tenga ganas de leerlos en cuanto llegan a su buzón.

No vale con decir “Te voy a escribir una vez por semana” porque eso no es muy atractivo. Mejor piensa en los beneficios que consigue el suscriptor por recibir tus correos.

Si no consigues encontrarlos… mejor plantéate qué estás haciendo con tu newsletter.

2. El mensaje personal

Los correos con historias personales son un éxito asegurado. Éxitos, fracasos, aprendizajes, buenas noticias, cambios, anécdotas divertidas… Cabe casi de todo siempre que exista un nexo de unión o un punto de interés para tu público. No se trata de contar una historia “porque sí”.

Este tipo de mensaje funcionan bien porque las historias enganchan y porque mostrar el lado más humano ayuda a crear conexión. Es como si eliminaras la distancia que crea la pantalla y le dijeras al lector “Yo soy como tú”.

Puedes incluir una historia personal en tu secuencia de bienvenida y también en tus newsletters, de una forma más o menos regular según las características de tu negocio.

3. El correo de generación de confianza

Si te gusta cotillear páginas de venta como a mí, seguro que más de una vez habrás visto el clásico párrafo que empieza por “Por qué deberías confiar en mí”.

Este tipo de textos quieren generar confianza y credibilidad en la persona que está pensando comprar, y eliminar dudas o resistencias.

Pero lo ideal es crear esa sensación poco a poco, sin tener que esperar a lanzar tu próxima página o correo de ventas. El objetivo es que la próxima vez que ofrezcas un producto o servicio el lector no tenga ninguna duda sobre ti.

Puedes generar confianza compartiendo casos de éxito, experiencias de clientes, apariciones en eventos o entrevistas en blogs. Siempre de forma elegante para que no caer en el autobombo puro y duro.

4. El email de segmentación o feedback

Una forma de animar tu lista y de paso conocer mejor a tus suscriptores es hacer preguntas. Sencillo, ¿no?

Las preguntas pueden tener como objetivo segmentar a los suscriptores, si tienen diferentes perfiles, o pedir su opinión sobre tus contenidos o sobre una situación determinada.

5. El mensaje con contenido de valor

Todos tus emails deberían aportar algo de valor al lector.

Pero además de eso, de vez en cuando es buena idea ofrecer un contenido especial solo para tus suscriptores. Un pdf, un descargable, un recopilatorio, una invitación a un webinar… todo gratuito para recompensar a las personas que te siguen.

El lead magnet es un ejemplo de este tipo de contenido, pero es algo que ya hace todo el mundo. ¿Por qué no ofreces un extra que tu suscriptor no se espera?

Ahora te toca a ti: ¿Qué tipo de correo mandas a tu lista que no sea de venta?

Te he dado unas cuantas ideas para animar tus correos electrónicos sin vender nada. Puedes usarlas todas o solo algunas, eso lo dejo a tu elección.

¡Solo te pido que no agobies a tu lista con un correo de venta tras otro!

¿Cuál de estos emails estás usando ya en tu newsletter? ¿Tienes algún otro correo imprescindible que no es de venta?

Déjame un comentario 🙂

¿Te gusta?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest

10 comentarios

  • 13 diciembre 2018

    Completamente de acuerdo contigo Javi, y si lo hago por supuesto escribo mucho más que para vender. No puedes pedir sin dar eso pienso y de hecho me encanta hablar con ellas sí consigo esa relación de confianza y enganche. Pero genial que lo recuerdes porque si como usuaria a muchos se les olvida esto.
    Que pases buenas fiestas ya de paso 🤗

  • 13 diciembre 2018

    Excelente Javi, siempre me ha parecido que debe haber un equilibrio en todo. La clave para generar una venta a futuro como bien mencionas consiste en diversificar esos email.

    • 14 diciembre 2018

      El equilibrio es la clave. Si te pasas vendiendo, cuando de verdad quieras vender tal vez no lo consigas por haber sido demasiado comercial.

  • 13 diciembre 2018

    Muy cierto, Javi. No es conveniente bombardear a nuestros leads con mensajes comerciales antes de desarrollar una relación de confianza y cercanía con ellos (a veces olvidamos que a ninguno nos gustan los vendedores hostigosos).

    Una forma muy efectiva de lograrlo es justamente escribiéndoles mensajes como estos que mencionas, y veo que el que me está faltando es el mensaje personal 🤔

    Gracias por las ideas que nos compartes, y por recordarnos que este tipo de comunicación con nuestros prospectos es primordial; aunque no tenga como objetivo directo la venta, a fin de cuentas sí redundará en más clientes 😉

    Un abrazo.

    • 14 diciembre 2018

      Pues ya sabes por dónde empezar ahora, por los mensajes personales 🙂

  • 15 diciembre 2018

    yo comencé a activar mi página web hace un par de semana y estoy creando contenido de valor a suscriptoras que creo yo y otras mujeres emprendedoras con las que estoy haciendo alianzas.
    Ese contenido no lo encuentran en el blog, ni en mi Instagram…solo lo reciben las suscriptoras…
    este artículo me ayudó mucho a saber que voy por buen camino,
    Gracias Javi!

    • 22 diciembre 2018

      Dar contenido exclusivo solo para los suscriptores es una muy buena estrategia porque das un motivo para que se apunten a tu lista.

      Sigue así, Pelu 🙂

  • Zulma Schulz
    18 diciembre 2018

    Muy buen aporte Javi. Es la pura verdad. Siendo empáticos, nos daremos cuenta que a nosotros tampoco nos gusta que nos agobien de entrada queriendo vender y sólo eso… A mí, particularmente, me va bien siendo “igual que mi prospecto”, le hablo de una forma muy fresca y se ve que gusta. Así que seguiré tus consejos, pues he empezado con el pie derecho. Muy felices fiestas!! Y juro no morirme sin tener una capacitación contigo!! Desde Argentina un abrazo enorme y muchas bendiciones!!

    • 22 diciembre 2018

      Si ya has empezado bien ahora solo tienes que continuar con lo que ya haces. Ya sabes lo que dicen… ¡si funciona no lo cambies!

      Un abrazo,





 

Reproducir vídeo