ghost writer

El escritor fantasma

¿Quién no recuerda la famosa historia de Ana Rosa Quintana y el libro que “supuestamente” había escrito pero que todo el mundo sabía que no? Le cayeron palos por todas partes y encima su novela tenía fragmentos de otras novelas ya publicadas.

En definitiva, Ana Rosa Quintana no había contratado a un buen escritor fantasma o ghostwriter y tampoco había elegido la mejor ocasión para hacerlo.

El hecho de que me lance a hablar sobre el tema está relacionado con que estoy escribiendo un ebook para un cliente como redactor fantasma, siendo este el pago más grande que me han hecho hasta ahora desde que empecé el blog.

Así que, vamos a sacar de dudas a cualquiera que se quiera dedicar al copywriting y todavía no sepa qué es un redactor fantasma.

Qué es un escritor fantasma

Un escritor fantasma (a veces también llamado negro) es un escritor al que se le contrata para escribir algo sin que posteriormente reciba la autoría de lo que ha escrito. Por ejemplo, en el caso del ejemplo anterior, sería esa persona que redactó gran parte de la novela y posteriormente “dejó” que fuera firmada por Ana Rosa a cambio de una buena cantidad económica.

En un mundo más cercano al nuestro podríamos considerar como escritor fantasma a cualquiera que escribe artículos, ebooks o cualquier contenido descargable para otros blogs sin recibir ningún tipo de reconocimiento.

Debido al crecimiento del mundo 2.0, cada vez tenemos más escritores fantasmas rondando por ahí y más empresas que necesitan a uno. Teniendo en cuenta que hay más de 1.000 millones de páginas web en Internet y bajo la razonable duda de que la mayoría de dueños no son muy buenos escribiendo, me parece de lo más normal.

redactora fantasma
Una reunión cualquiera con un redactor fantasma

¿Es común utilizar uno?

Creo que con el párrafo anterior lo dejo bastante claro: . En primer lugar, en el mundo político y de las celebridades tenemos siempre a ese clásico escritor que se dedica a redactar autobiografías e incluso a algunos que escriben escriben un libro de cero con indicaciones del posterior autor. No es raro, ni mucho menos.

Volviendo al mundo del blogging, me parece que es algo todavía más común. Por ejemplo, conozco a varias personas que escriben para agencias de comunicación a lo ghostwriter con el clásico autor de “Equipo de…” o “Redacción de…” dejando entrever a los visitantes que el texto ha sido escrito por miembros de la agencia cuando realmente lo ha escrito una persona externa.

En otros casos, algunos bloggers y empresas pequeñas directamente contratan servicios de redacción para aumentar el ritmo de publicaciones de su blog o delegar totalmente el trabajo en ellos. Por lo tanto, a partir de ahora, cada vez que leáis un texto podéis preguntaros: ¿será de ellos o no? 😀

escritor fantasma gif
¿Así se cierra un trato con escritor fantasma?

Cómo trabajar con un ghostwriter 2.0

Más allá de entrar en ningún tipo de debate moral, por ahora, os voy a contar cómo (creo) que hay que trabajar con un redactor fantasma. No soy la persona más experta en este tema, pero creo que tras estar en contacto con este mundo de manera mucho más activa algo he aprendido estando en uno y otro lado.

Sinceramente, creo que los cuatro puntos que expongo son muy parecidos a aquellos que tendrías que tener en cuenta si contratas cualquier tipo de redactor, sea fantasma o no, pero sin embargo el cuidado que debes de tener en cada uno de ellos es mucho mayor en este caso.

1. Contrata a alguien de confianza

Piensa que si alguien escribe con su nombre, puede dañar más o menos la imagen de tu persona o empresa, pero al final siempre podrás “echarle la culpa”. Sin embargo, con un ghostwriter, ¿qué vas a decir si hay una equivocación? Dudo que decir “eh, que eso no lo he escrito yo” vaya a arreglar nada.

Debes contratar a alguien en quien confíes al 150% porque básicamente estás poniendo tu nombre a disposición de sus manos. ¿Qué mejor que buscar las mejores manos posibles?

2. No te desentiendas

Contratar a alguien y simplemente decirle “venga, a escribir” no es la mejor manera de aprovechar a este tipo de profesional, sobre todo si ya tienes un recorrido previo escribiendo tú mismo. Establece tú el estilo, la forma de escribir y los aspectos y temas que te gustaría tratar en tus artículos y no dejes todo en manos de tu redactor fantasma.

Por muy bueno que sea, la idea es que entre ambos creéis y deis forma al contenido que se va a publicar sin desentenderte totalmente de ello. Informa a esa persona de la manera en la que escribís y, si puedes, escribe una pequeña guía con todas las pautas de actuación a seguir.

Si dejas que escriba de cualquier cosa, puede que acabe escribiendo de algo que tú no controlas, por lo que podríamos estar entrando en un terreno peligroso que podría llevarnos a tener algún que otro problema.

agencia de ghostwriting
Aragorn y su agencia de escritores fantasma

3. Repasa lo que se escribe

Que te entreguen los textos no significa que el trabajo esté acabado. Revísalos y busca cualquier tipo de error, aspecto a mejorar y añade tus propias aportaciones para darle algunos matices y detalles a lo que está escrito. Eso sí, si realizas cualquier modificación, es conveniente volver a entregar el texto al redactor para que lo reestructure si es necesario.

Yo tengo a un redactor fantasma en una página y, a pesar de que confío plenamente en él y le permito darle al botón de “Publicar” sin miedo, siempre le reviso posteriormente lo que ha escrito. Antes le pedía que dejara los artículos sin publicar y los publicaba yo mismo, pero la verdad es que había poco que repasar porque los artículos eran parecidos a los que escribí yo en su día.

4. Analiza

Si eras tú la persona que escribía antes y ahora ha pasado a hacerlo otro por ti, analiza si hay algún cambio en las estadísticas y la respuesta del lector. Si empeoran las estadísticas, algo estaréis haciendo mal, y si mejoran “simplemente” disfruta de ello sin relajarte nunca en los anteriores pasos.

ghost writer pelicula
Película de Roman Polanski sobre el ghostwriting

¿Los grandes bloggers contratan a redactores fantasmas?

Sí. Y lo sé de buena mano.

Te pondré un ejemplo de alguien que lo hace y además lo dice: Neil Patel.

Él afirma que contrata a redactores para moldear sus contenidos e incluso crearlos desde cero. Pero no os creáis que esto solo ocurre en Estados Unidos… ¡aquí también lo hace mucha gente!

Si supierais la cantidad de contenido de gente Top que se delega a otra gente “menos Top” os sorprenderíais mucho. Pero de eso ya hablaremos otro día… ¡o no! 😉

La moralidad y la escritura fantasma

Cuando se habla de un escritor fantasma la mayoría claman al cielo diciendo “¡mentira, engaño, traición!” cual obra de teatro antigua. ¿Es tan malo? ¿Es una mentira o un engaño? Bueno, bueno, como siempre se dice: depende.

Tenía escrita toda la parte relacionada con este apartado justo aquí abajo, pero he decidido borrarla y llevar este debate a los comentarios. Os planteo las siguientes preguntas:

  • ¿Qué opináis de los redactores fantasma y las personas que los contratan?
  • ¿Hay diferencias morales entre una empresa que contrata a un ghostwriter y una persona que también lo hace para un blog personal?
  • ¿Habéis trabajado o contratado alguna vez a un profesional de este tipo? Cuenta tu experiencia.

26 comentarios en “El escritor fantasma

  1. Buenas Javi,

    Yo he sido escritor fantasma hace un tiempo para algunos influencers del panorama marketing online que de bien seguro todos conocen,

    Obviamente no puedo decir los nombres, pero es gente con una reputación online ya consolidada y si muchos supieran quienes son realmente fliparían 😉

    Es un trabajo que no me llenaba nada como tal, pero las veces que lo hice sacaba algo muy jugoso a cambio, en un caso un enlace exponencialmente fuerte y al que yo nunca podría haber llegado por otra vía y en el otro caso una remuneración interesante, que en el momento me vino muy bien (mercenario…)

    Un abrazo máquina

    • Buenas Dean,

      Desde luego, es que si algún día saliera un “topo” del ghostwriting y se pusiera a soltar para quien ha escrito se lía seguro jaja

      El trabajo no llena, ya que al final escribes y no te llevas ningún rédito de aquello que haces, pero al final como comentas es una manera de poner (como mínimo) las bases de tu proyecto y empezar a funcionar. Aunque vamos, copywriters que sean ghostwriters me parece que hay más que de los otros.

      Un abrazo crack

  2. Hol que tal javi estuve apunto de no leer tu articulo y bueno lo empece a leer y me parecio muy interesante, y es muy cierto se tiene aveces que contratar a escritores fantasmas, porque en ocasiones no se tiene la habiliadad para redactar mas de 100 palabras, y tener un buen articulo de calidad, creo que son muy necesarios los redactores fantasmas para este gran mundo competido de bloggin.
    Grasias por tu explicacion tan buena. Te sigo

    • Hola Rafa,

      Me alegro de que al final leyeras el artículo. Es así, si no eres bueno escribiendo puedes contratar a alguien que lo haga por ti y sea capaz de transmitir todo eso que tú no sabes escribir.

      Gracias a ti por el comentario y nos vemos por aquí 😉

      Un saludo

  3. Que pasa javi!

    Pues la verdad es que a mi no me parece mal lo de el escritor fantasma, no deja de ser alguien que contratas para algo y que ese alguien trabaja de eso, con lo que me parece muy bien: se lo que quiero pero no encuentro las palabras, me lo escribe otro. Esta bien.
    Si es verdad que depende del caso puede quedar mas o menos raro. En el caso de Ana Rosa que comentas al principio o de algun otro que haga eso, si chirria un poco mas. Un libro es algo personal, mas que la historia que esta siendo contada, con un libro te metes un poco en la casa del escritor, en sus pensamientos y en su mundo interior: el que sea escrito por otra persona le quita “valor intimo” (yo tambien me invento terminos!). Es decir que eso que se supone estas comunicando desde tu experiencia o inventivam en realidad no lo es y dejas al lector con un algo vacio…estoy divagando quiza.
    Por otro lado el tema del blogging o similar no me parece tan chirriante, al menos en mi opinion. Aunque quiza es incluso mas intimo, una entrada escrita por otra persona puede dar un aire nuevo a la tematica de tu blog en un momento de trabajo o poca inspiracion. es mas…no se, lo veo mas normal. Pero sinceramente en ningun caso me parece algo malo. Mira Dean lo que cuenta o tu propia experiencia ahora escribiendo ese ebook: de puta madre, que quieres que te diga.

    Por orto lado muy buenos consejo lo que das a l ahora de contratar a alguien para que escriba por ti. Realmente claros y necesarios todos los puntos.

    Y si a alguien le parece mal, siempre podemos mandarle a Aragorn hijo de Arathorn heredero de isildur señor de los dúnedain heredero del trono de góndor para que le de un repaso, jajajaja.

    Un abrazo javi!

    • ¡Bueeenas Jorge!

      Claro, si sabes qué quieres decir, pero no sabes cómo hacerlo, para eso están estos fantasmitas armados con sus teclados.

      Sobre la diferencia en el caso de Ana Rosa y en ese sector estoy de acuerdo contigo, ya que un libro personal no creo que jamás deba ser escrito en gran parte por otra persona. Puedes pedir a alguien que lo revise, que te ayude a cambiar alguna parte e incluso, si no es un libro personal, que te ayude a redactar alguna parte para mejorarla, pero que te lo haga entero no.

      Este caso ha pasado muchas veces con escritores que se hacen mayores y que han sido “clonados” por un ghostwriter para seguir utilizando su fama y vender libros. Con que te pongas a buscar en Internet hay muchos ejemplos de esto.

      En el blogging ocurre algo similar, si es una ayuda o un soporte está bien, si es lo único sobre lo que vas a basar tu marca no tanto. ¿Un blog personal puede estar escrito por otra persona? Puede ser, pero siempre que le des un retoque a todo, le añadas tu tono y no dejes todo en manos de ese escritor fantasma.

      En el caso del ebook, es un libro de no ficción y nada personal, por lo que realmente podría encajarlo en 10.000 blogs de marketing y quedaría bien. Quizás si me quisieran contratar para algo distinto, como lo que has comentado antes de los libros, no creo que lo aceptara.

      Un abrazo crack

  4. Hola Javi. Primera vez que me paso por tu blog y me ha gustado mucho este post.

    Personalmente no le veo nada malo a los ghostwriters y las personas y/o que los contratan.

    Tampoco veo ninguna diferencia moral.

    Sin embargo todo se reduce a los objetivos del negocio como tal.

    Si de verdad quieres crear una comunidad de fans y garantizar un crecimiento a largo plazo de tu blog, la mejor receta es darte a conocer por tu voz y personalidad, de esta forma el vínculo con tus lectores será mucho mayor.

    Saludos

    • Hola Camilo,

      Gracias por pasarte, me alegra ver comentarios buenos de este post y que participéis en este pequeño debate.

      Estoy totalmente de acuerdo contigo, no creo que haya que derivar toda tu imagen en un ghostwriter, simplemente debe ser un apoyo sobre el que hacerlo. Si al final todo lo que consigues es gracias a que alguien ha escrito todo por ti, poco vas a tener que ofrecer al mundo.

      Un saludo y bienvenido 🙂

  5. ¡Hola, Javi!

    Pues sí que es interesante el tema. No sabía que me movía en el plano fantasmal, pero ahora que estoy aquí entiendo que la luz hacia la que hay que ir es la del portátil. Hay un primer escalón al que debe enfrentarse el ghostwriter: renunciar a “su obra”. Hay muchos modelos de escritura, sí, desde el más personal hasta el más próximo al prospecto. Cuanto más se acerque lo que escribas a lo que piensas o lo que sientas, más trabajo de renuncia requiere. Cuanto más cercano al prospecto, menos apego de cualqu

  6. Hala, ya me la liaron el iPad y los muñones. Espérate que sigo:

    … cuanto más cercano al prospecto, menos apego de cualquier tipo sentirás por lo que acabas de sacarte de la neurona. Los primeros textos fantasma que escribí fueron para colaborar en blogs solidarios, como contribución a las causas benéficas para las que recaudaban fondos. Llámame ridícula, pero “lloré” literalmente cuando tuve que desprenderme de algo que había escrito con el corazón. Y no me malinterpretes, era mi intención y mi deseo, pero lo que me costó…

    Obviamente escribir es también un trabajo, el modo mercenario del que habla Dean. Haces lo mejor que puedes, recibes algo a cambio de la renuncia y realmente aceptas el contrato. Escribes utilizando más los trucos de copywriting y menos las tripas, es una técnica más que un arte. Para mí hay una diferencia de grado.

    Un intercambio legal en el que hay acuerdo, no es amoral. Una atribución “fraudulenta”, sí. Para eso se firma como redacción o “equipo X”. Pero si firmas un artículo que no es tuyo con tu nombre… Bueno… No es como para estar orgulloso, en mi opinión. Tampoco tiene demasiado sentido si a largo plazo quieres que no se te vea el plumero y pierdas todo el ethos que has ido creando en torno a tu persona: humo al fin y al cabo.

    Osea, que me parece muy lícito siempre dentro de unos mínimos límites de honestidad. Y si tienes un blog personal, pues está genial que alguien te ayude a redactar, corregir, retocar… Pero poner tu nombre y apellidos sobre algo que no es tuyo siempre me parecerá un gesto deshonesto. Ahí está mi límite. Para todo lo demás, Master Card… 😀

    Un abrazooo.

    • ¡Buenas Anina!

      Al final yo creo que la mayoría de los que nos movemos en el mundo online en este tema somos “fantasmas”. Salvo que tengas un blog personal, lo que firmas es más bien poco y tiendes a escribir bajo el sobrenombre de otra persona u otra entidad.

      Estoy totalmente de acuerdo con lo de la autoría. Cuesta mucho ver como un texto que dices “buah, me ha quedado perfecto” se va a otro blog en el que nadie sabrá jamás que tú lo has escrito. Por ejemplo, yo escribí una serie de bastantes posts de marca personal en un blog en el que me contrataron y, por culpa de eso, he dejado volar muchas ideas que tenía para este blog en ese contrato sufriendo cada vez que entregaba un nuevo artículo.

      Sobre la atribución fraudulenta también pienso lo mismo. A mí no me importaría que en un artículo mio de lo que sea, yo llamara a alguien experto en el tema y le dijera “escríbeme 2 párrafos sobre esto que tú sabes más que yo” y los añadiera a mi propio post. O que alguien me los revisara, cambiara cosas e incluso añadiera otras, al final eso es sumar y la esencia del artículo al final siempre es tuya. Sin embargo, que me creen todo el contenido a mí, personalmente, tampoco me gustaría.

      Aun así, comprendo a muchas personas que lo hacen porque tienen sus motivos. Al menos, como requisito mínimo, creo que la persona que elige a otra para redactar su contenido debe tener conocimiento de lo que se escribe y saber que, en caso de que fuera necesario, sería capaz de escribir lo mismo aunque fuera de otra manera.

      ¡Un abrazo!

      PD: A mí también me pasa lo de los comentarios a medias, sobre todo cuando los hago desde el móvil… 😀

  7. Más que Ana Rosa Quintana yo pondría un ejemplo más exagerado y que además fue el nº1 en ventas durante meses: Belén Esteban.
    A mi no me parece mal porque es un win win: El escritor que lo hace no sólo se va a embolsar un buen dinero y va a tener el orgullo personal de que miles de personas lean su obra (aunque no pueda reconocer que es suya y satisfacer su ego), sino que va a crear algo que no tendría sentido de otro modo y escribir metiéndose en el papel de otra persona creo que puede ser bastante divertido.
    Convertir 3 frases ordinarias de esa mujer en un capítulo lleno de emociones y sensibilidad es todo un arte y puede ser muy realizador. Y claro, para Belén Esteban y sus lectores es bastante más útil que una persona que sepa hablar se haga pasar por ella y queden todos bien =)

    • Pues tienes mucha razón. Es triste que un libro sobre esa tía fuera lo más vendido, pero bueno… así nos va. Yo tampoco creo que esté mal, si se aceptan las condiciones uno gana dinero y el otro visibilidad y, previsiblemente, más dinero aprovechando su imagen o plataforma.

      En EEUU hay personas que se ganan la vida regularmente haciendo esto y cobrando unos pastizales curiosos, cosa que aquí todavía está bastante más verde. Yo leí sobre Belén Esteban que su community manager escribía con faltas de ortografía para no cantar mucho que no era ella… un crack vamos jaja

  8. Hola Javi,

    es la primera vez que comento por aquí. Aunque te llevo leyendo un tiempo.

    Me ha gustado mucho tu artículo. Jamas pensé que yo fuera un Ghost Writer.

    Pero en cierto modo lo soy.

    Bueno escribo para terceros en blogs y publico con su nombre, pero mis funciones siempre han ido mucho más allá.

    A mi o me gusta el proyecto para el cual escribo en nombre de otros y participo activamente en el, diseñando la estrategia de marketing digital y ejecutando las tareas o es difícil que pueda escribir para otro.

    Pero creo que una figura del Ghost Writer como tal es muy valida y legitima para actividades como las del blogging o ebook técnicos. Es muy recomendable contratar estos servicios sobre todo para liberar tiempo y mejorar la calidad de lo publicado.

    Es difícil mantener un negocio, encargarse de los clientes, crear productos, vender servicios y publicar en un blog para atraer nuevos clientes. Un ghost writer puede ahorrar mucho tiempo y disgustos.

    Un saludo
    Peio

    • Hola Peio,

      Bienvenido a la zona de comentarios 😀 Tengo que admitir que yo también leo EbookHermanos a menudo, aunque comento más bien poco (creo que he dejado alguno).

      Yo también trabajo muchas veces haciendo justamente lo que comentas, aportando algo más que el “”simple”” texto que pide el cliente. De hecho cada vez intento aportar algo más, desde informes iniciales hasta estrategias de contenido a largo plazo.

      Delegar es una de las partes más difíciles e importantes de un negocio. Si conoces alguien que escribe mejor que tú, tienes el dinero para pagarle y crees que vas a sacar un buen beneficio de ello, ¿qué va a tener de malo? Vamos, que opinamos lo mismo.

      Un saludo

  9. Hola!

    Muchas gracias por el artículo. La verdad, ando sumida en la búsqueda de un “fantasma” con conocimientos de Sociología que me ayude, y me has dado pautas muy interesantes.

    Precisamente lo que me está constando encontrar es alguien que me inspire confianza, o algún portal, empresa o demás que ofrezca estos servicios de calidad. Se aceptan sugerencias! jeje
    De nuevo, gracias por tus aportaciones.

  10. Hola

    Buenas que tal, he llegado a tu blog porque tengo desde siempre la idea de hacer una novela, pero las palabras no son mi fuerte y estaba intentado informarme sobre lls ghostwriters por … Por si me podia permitir el lujo de ver la historia que tengo en mente en un formato que se pueda compartir.

    No me interesa que este firmada por mi, no es esa la razon que me mueve, de hecho jamas la firmaria con mi nombre y me sentiria mas comodo con un pseudonimo y por supuesto verla publicada seria algo como bastante improbable.

    Me gustaria ver hecho realidad un libro de ficcion, de terror, zombies, humor negro, sangre, drogas putas, yonkis, sexo, ambientada en el Bilbao de los 80. Una ciudad industrial en decadencia, oscura, sucia, con diferentes grupos armados tanto politicos como de delincuencia, heroina por doquier, terrorismo de estado, torturas, asesinatos, submundos como el homosexual, y mucha vida social … Todo ellos con una infeccion zombie. Agitar la coctelera y ver a enemigos dudando entre dispararse entre ellos o a un zombie.

    Esa es la novela que me gustaria leer, no muy larga, 200paginas como mucho. Ha dia de hoy tampoco la tengo estructurada, pero quien sabe … En un futuro si sera realidad o seguira en mi mente.

    Un saludo

  11. ¡Hola, Javi! Gran artículo.

    Te diré el panorama del Ghostwriter, más que nada aquí en Latinoamérica y lo que se consigue en bolsas o mercados de empleos:

    Lo que yo he visto es gente que se aprovecha de gente que “no está rankeada” aún, novatos, para pagarles mal y sin ningún crédito ni derechos de autoría.

    Internet abunda de este tipos de ofertas. Cuando vi que tú y Dean Romero han trabajado en esta modalidad, es que me di cuenta, con cara de sorpresa, que en realidad pagan una buena remuneración por eso.

    ¿Qué opinas?

    • ¡Hola Omar!

      Sí, eso suele pasar. Aprovecharte de este tipo de personas, que están empezando, es muy común. Aun así, en ciertos momentos, si quieres aprender y coger ritmo a veces no te queda otra 😉

      A veces para evolucionar tienes que empezar así y otras veces no. Yo lo hice, Dean lo hizo y creo que gran parte de la gente que conozco ha trabajado así.

      Un abrazo

      • Así es, ya lo he hecho; y pues, es empezar literalmente “desde abajo”.

        Pero, personalmente, decidí frenar eso, y dedicarle tiempo para crearme un blog que saldrá a luz en poquitos días. Así que… espero que le des un vistazo cuando esté listo. He aplicado (o intentado) todos los trucos que recomiendas aquí. Así que… nos vemos 😉

        Un abrazo.

Deja un comentario

CommentLuv badge