¿Sabes qué quieres ser de mayor?

¿Cuántas veces os han hecho esta pregunta en vuestra vida? Seguramente más de las que podáis recordar. Y es una pregunta que es difícil de contestar, muy difícil, sobre todo porque la mayoría de las veces se lo preguntan a chavales que ni siquiera han pensado todavía que quieren hacer con su vida.

Pero… ¿y si te lo pregunto ahora? Conozco a muchísima gente de mi edad (25 años) que no sabe qué quiere hacer con su vida y que a esta pregunta no te podrían contestar más que con respuestas que no llevan a ninguna parte.

Y eso es un problema.

Si no sabes a dónde vas… ¿cómo sabes qué camino vas a coger? ¿Vas a ir dando tumbos de un lado a otro hasta que se te encienda la bombillita y descubras qué quieres hacer con tu vida? No creo que quieras hacer eso.

Pero este no es solo un problema de universitarios y recién licenciados. ¿Y todas las personas que han sido despedidas con edades superiores a 40 años? ¿Qué hacemos con ellos? Muchos se sentirán perdidos, desubicados y sin saber hacia dónde ir.

Pues tengo una buena noticia para todos: aún tienes la oportunidad de elegir qué quieres ser de mayor. La edad nunca es un impedimento. Nunca. El otro día pudimos ver a Emilio de Campamento Web, que ya está generando dinero y asentándose en el mundo online. También conozco personas de más de 40 años que se han reciclado y ahora mismo trabajan como Community Manager y demás tras estar fuera de onda durante mucho tiempo.

Solo hay que saber a dónde quieres ir, qué te va a hacer falta para llegar y tener mucha voluntad, muchísima.

Cómo saber qué quiero ser de mayor

Repito, da igual la edad. No eres mayor por tener 40 años, ni 50. La edad no mide una mierda, la voluntad y las ganas de hacer las cosas valen mucho más que eso.

Entonces… ¿qué queremos ser de mayor?

Encendiendo la chispa

En primer lugar, busca inspiración. Si no tienes claro qué quieres hacer o lo que has hecho hasta ahora con tu vida, busca. Si lees blogs, echa un vistazo a las historias de las personas que escriben, o simplemente si tienes modelos a seguir pregúntate por qué tienen éxito y qué les hace ser lo que son. Podrás ver historias sorprendentes que te animarán y que harán que una voz dentro de tu cabeza diga pues yo podría hacer algo así.

Eso sí, no te copies. No seas cutre, no seas poco original. Una cosa es buscar inspiración y otra es convertirnos en un clon. Lee la historia de 50-100-150 o los que quieras y busca puntos comunes con la tuya. Seguro que a muchos los despidieron del trabajo, otros se fueron, algunos son estrellas del blogging desde jóvenes o directamente no tienen ni 20 años.

En todos los casos vas a encontrar un denominador común: esfuerzo. Nadie les ha regalado nada ni han conseguido ser lo que son del día a la mañana. Y eso vas a necesitar tú, MUCHÍSIMO ESFUERZO.

No hagas lo que no sabes

Vale, hemos buscado inspiración y la tenemos. La vocecita nos está diciendo “yeah puedo ser el **** amo”. Relaja, que tampoco queremos correr antes de andar.

Si has hecho el paso anterior, seguro que has encontrado 10-15 cosas que hacen esos blogueros que a ti te gustaría hacer. Pues tranquilo, no eres Dios y no puedes hacerlas todas y además directamente no vales para hacer la mayoría.

Tienes que saber qué sabes hacer y qué se te da bien. Hazte el test inicial de marca personal y saca de ti todos tus valores para luego simplemente unirlos con todas esas cosas que quieres hacer y encontrar aquellas que están en ambos lados.

Seguro que hay una, dos o tres que sirven. No tienes que saber hacerlas ahora mismo, sino simplemente saber que eres capaz de hacerlas si pones las ganas de aprender a hacerlas.

Por ejemplo, tras hacer el test todos tus amigos te han dicho que lo que más les gusta de ti es que eres una persona graciosa, que hace reír y que les alegra el día cada vez que quedáis. Podría parecer una cualidad inútil en términos de ganarte la vida, pero no lo es.

¿Y si creas un blog de humor? Y si encima sabes dibujar, ¿por qué no creas un blog de viñetas? ¿Podrías ser un Youtuber? ¿Por qué no? Imagínate el abanico de posibilidades que hay solo sabiendo dibujar medianamente o teniendo un poco de gracia, que eso viene de serie no intentes ser gracioso si no lo eres por favor 😀

Y ni sabiendo dibujar. ¿Conoces alguien que sabe dibujar? Dile que te haga las viñetas y comparte el blog con él o ella. La unión hace la fuerza. Seguro que encuentras otra persona que puede complementar tu pequeño proyecto y que está en la misma situación que tú y hasta le haces un favor.

O ya ni siquiera creando tu propio contenido. Seguro que conoces a FinoFilipino y puedes pensar “que suerte si la web es una porquería”. Simplemente supo estar dónde había que estar, en el momento que había que estar y ser capaz de darle a la gente lo que quiere: contenido para reirse. Si te quieres reír entras en la web y ya está, no hace falta ningún alarde de genialidad en la web para eso.

Y tú, ¿sabes ya qué quieres ser de mayor?

En resumen tenemos que rebuscar por Internet, inspirarnos, saber qué sabemos hacer y probar. No tenemos por qué tener éxito inmediato, nos podemos equivocar e ir aprendiendo y pivotando como si fuéramos una Startup.

El precio no es alto y las posibilidades de tener éxito son mucho mayores que quedándote sentado lamentándote, echando currículums de cualquier manera o esperando que te llamen porque tienes una cuenta en Infojobs.

¿Quieres crear nichos online? Hazlo, prueba, haz desastres y aprende. ¿Quieres ser Youtuber? Prueba, es prácticamente gratis y “”solo”” requiere mucho trabajo. ¿Eres un crack de las apuestas? Crea un sistema y véndelo.

¿Tienes una pasión innegable por los perros y lo sabes todo sobre ellos? Crea un blog de perros y compare tu conocimiento. ¿Eres un abogado y te han echado del trabajo? Ofrécete online y enseña a la gente cómo se hacen las cosas.

¿Eres un gran profesor de tenis? Crea un curso que enseñe a jugar en 10 clases. ¿Tienes un estilazo que no puedes con él y todas tus amigas te copian vistiendo? Haz un blog de moda, ofrécete como personal shopper.

Y así habría ejemplos para prácticamente todo. Todo, de verdad. Solo hay que buscar, pensar y darle vueltas. Muchas veces nos ponemos a pensar antes en cómo volver al sitio que estábamos o cómo podemos seguir la línea recta que nos han marcado desde pequeños (estudiar – buscar trabajo – entrevistas – trabajar por cuenta ajena de cualquier cosa) que realmente en lo que queremos hacer.

Si sigues teniendo problemas, andas perdido y este post no te ha servido de verdad para conseguirlo comenta la entrada y te echo un cable como pueda, que para eso estoy aquí 😉

5 comentarios en “¿Sabes qué quieres ser de mayor?

    • Jaja, es que es una pregunta que mucha gente (al menos de mi edad) no sabe ni responder. Te dicen, “ya veré cuando termine de estudiar”. Y pasa lo que pasa, que se pierde el tiempo, porque yo me arrepiento de haber estado sin hacer “nada” durante todos los años que he estudiado.

      Pues me parece un propósito bonito, viable y mucho más fácil de conseguir que antes cuando no había medios para los escritores. Con el blog vas bien y si te lanzas a la publicación de un ebook completo te recomiendo echar un ojo al caso de elespectadordigital.com y su web donde habla sobre cómo hacer ebooks ebookhermanos.com.

      Un saludo!

Deja un comentario

CommentLuv badge