La diferencia entre el enchufe y el networking

Hoy en día está más de moda que nunca el enchufe y podría decirse que es un buen enemigo de la marca personal. Es el término que usamos para decir que alguien ha colocado sin ningún motivo razonable ni justificación alguna a una persona conocida (o conocida de un conocido) en un puesto de trabajo para el que había gente mucho mejor preparada que él o ella. Y entonces… ¿el networking es una manera moderna de darle otro nombre al enchufe?

la diferencia entre el enchufe y el networking
Foto: ashraful kadir vía photopin cc

Qué es el networking

No, no por favor. El networking es literalmente trabajar tu red de contactos, conseguir llegar a nuevas personas a través de contactar con ellas, ayudarlas, interactuar y establecer una relación que dure más que cuatro comentarios sueltos a través de una red social. Y aquí la marca personal tiene mucho, mucho, muchísimo que decir porque será tu tarjeta de presentación tanto online como offline.

El networking es ir a eventos y relacionarse, contactar directamente con empleadores e influencers saltándote los pasos típicos, llamar la atención de las personas que quieres que te tengan bajo su radar haciendo acciones que sepas que les van a gustar. Todo eso, y mucho más, es el networking y yo ahí no veo nada de enchufe. Aquí hay que trabajarse los contactos.

Networking vs enchufe

No es lo mismo que alguien te elija para un puesto de trabajo simplemente porque te conoce o sea familiar tuyo a que lo haga porque te conoce y sabe que estás cualificado para cumplir en gracias a haber tratado contigo.

Por ejemplo, ¿es lo mismo que te contrate un conocido de tu padre porque le haya insistido a que te contrate un seguidor de Twitter para que le hagas su página web porque te conoce, lee tu blog y has hablado con él varias veces? Pues no, claro que no.

El primer contacto es gratuito y lo tienes simplemente por ser hijo de tu padre. No quiero decir que todos los familiares que contratan a otros familiares lo hagan simplemente por esto, pero tú no te has ganado ese contacto y por lo tanto podríamos determinar que estamos ante todo un enchufe.

El segundo contacto es uno que has trabajado. Has creado un blog con el que has resuelto alguna de sus dudas o necesidades y establecido una buena marca personal, has estado en contacto con él, lo has ayudado sin pedir nada a cambio y sin conocerlo de nada y además interactúas habitualmente con él por Twitter. Este contacto te lo has ganado con el trabajo que conlleva hacer un blog, escribir, mantenerlo, trabajar mínimamente las redes sociales y no ser una momia que no contesta a nadie.

Cómo hacer networking

No es una ciencia ni tiene una fórmula perfecta, pero probablemente estos tres consejos que te voy a dar sirven para cualquier ámbito y pueden ayudarte a la hora de ampliar tu red de contactos “no familiares o conocidos”, aunque previamente deberías trabajar tu marca personal y tenerla bien definida. Para ello te recomiendo hacer el test de marca personal que publiqué hace un par de semanas ;

1. No seas uno más

Cuando hagas un comentario en un blog, cuando escribas un email, cuando comentes en Twitter, Facebook, Linkedin, Google+ o cuando hagas cualquier tipo de contacto con las personas que quieres llegar a tener en tu red de networking hazlo distinto. Un simple “gracias” en un comentario no genera conversación, un mensaje por defecto para conectar en Linkedin genera rechazo y compartir siempre un artículo sin dar opinión en Twitter solo generará un favorito con un valor menor del que podríamos sacar.

Por ejemplo, si compartes en Twitter un artículo de mi blog con el formato clásico probablemente te haré un favorito porque quiero que veas que agradezco que lo hagas y me parece un gran gesto. Pero, sin embargo, si añades una simple frase a ese post que compartes con una valoración, te voy a contestar con otro tweet y podremos generar una conversación en la que al final puede que te siga o acabemos estableciendo una buena relación.

Yo no soy un influencer (más quisiera), pero creo que la mayoría de personas funcionamos así. A todos nos gusta que nos valoren, que nos comenten y sobre todo que haya gente que se interese tanto por nuestro contenido que es capaz de hacer una valoración profunda de él.

2. Ofrécete

Si ves un blog que te gusta y sabes que tienes las cualidades para echarte un cable al blogger en cualquier aspecto, no tengas miedo y ofrece tus servicios. Deberías de tener, al menos, una pequeña relación previa habiendo dejado comentarios en su blog o conversaciones a través de redes sociales, en eventos o por cualquier motivo. Entrar directamente sin aviso previo es sinónimo de fracaso.

Lo mismo te dice que no, te dice que sí y que te paga x, te dice que le gustaría intercambiar servicios o cualquier otra sugerencia. ¿Tienes algo que perder? NO. Hazlo, que es gratis y seguro que en un alto porcentaje de ocasiones el valor que te generará enviar un simple email o una llamada de teléfono será tan alto que te lamentarás de no haberlo hecho antes.

3. Premia a tus contactos

Si ya has sido capaz de ampliar tu red de networking, debes trabajarla. Al igual que una web que llega al primer puesto de Google y cae si no sigue siendo trabajada, lo mismo pasará con tus contactos.

Me encanta usar ejemplos de Twitter (porque muchos lo usáis) así que pondré otro ejemplo con la red social por excelencia de los influencers. Revisa el timeline de este influencer y busca una pregunta, una duda o algo que quiera saber y ayúdale. O simplemente mándale un email con varios enlaces a sitios en los que podrá leer más sobre un tema que sabes que le interesa por lo que has visto.

Otra cosa que podrías hacer es recomendarlos. Si sabes que alguien es el mejor como consultor SEO y encima es contacto tuyo, recomiéndalo y dile a esta persona que cuando contacte con él le diga que va de tu parte. Prácticamente serías un enlace de afiliado de carne y hueso, y hazme caso cuando te digo que no hay mejor “enlace” de afiliado que este porque las recomendaciones son seguramente la técnica más poderosa de conseguir ventas y conversiones.

la diferencia entre el enchufe y el networking 2
¡Este tío me está insultando! Solo soy un simple enchufe 🙁 Foto: Jake Mates vía photopin cc

Y tú, ¿haces networking o buscas un enchufe?

Si sigues pensando que conseguir trabajo a través de tu red de contactos es enchufe, me rindo. Hay muchos que dirán “que suerte el tío ha encontrado trabajo porque le conocía tal de nosequé”, pero salvo que te hayan contratado por ser el hijo/primo/hermano de alguien, de suerte nada.

Deja de decir “que mala suerte tengo” o “que suerte tiene el resto” y créate tu red de networking, que ya no hay ni que levantarse del sillón que tengas delante del ordenador para hacerlo. Si eres emprendedor ve a eventos como los Startup Weekend y pégate 54 horas trabajando para crear una empresa (yo lo hice y ahí va Birrapp, aunque bastante lento).

¿Quieres encontrar empleo? ¿Quiers que te contraten? ¡Nadie va a venir a contratarte por la cara! TRABAJA, TRABAJA Y TRABAJA por conseguir nuevos contactos. Piensa que en un mundo cada vez más competitivo, con personas más formadas (o que dicen estarlo), menos empleo y mucha más demanda tienes que diferenciarte. ¿Y qué mejor manera que siendo un contacto cercano de muchas personas que podrían darte un empleo? ¡A hacer networking ya!

6 comentarios en “La diferencia entre el enchufe y el networking

  1. Me ha gustado mucho el artículo. Me da la sensación que cada día existen menos los enchufes, y más el networking. Aunque mucha gente no sepa que está haciendo networking, todo el mundo lo hace de forma inconsciente. Cuando pasas a la parte consciente del networking es cuando tus resultados se aceleran. Y no porque nadie te vaya a regalar nada, porque nadie lo hará. Pero es que me da la sensación que solo con hacer networking de forma consciente te da un cambio de mentalidad, un cambio de chip que te influye positivamente en el resto de las cosas que haces.

    Pero lo que más me gusta del networking no es la parte en que te das a conocer, sino la parte en que te rodeas de gente con mentalidades afines a las tuyas, de gente que pasa de ser un mero contacto a un verdadero amigo consejero.

    Una de las frases más famosas de Jim Rohn es que somos la media de las cinco personas con las que pasamos la mayor parte del tiempo.

    Así pues resulta lógico que si queremos mejorar como personas, que si queremos mejorar nuestros resultados, tenemos que fabricarnos un mejor círculo de influencia. Tenemos que pasar más tiempo con la gente que nos puede influir de forma positiva para llegar a dónde queremos llegar.
    Escucho muchos podcast donde entrevistan a gente, emprendedores, que han tenido éxito de una forma u otra, y todos acaban hablando de su MasterMind group. Curioso.

    Como has dicho en tu post, no sean uno más. Espero no haberlo sido ,-)

    Salut!
    Laura Nicolàs

    • Hola Laura!

      Desde luego no has sido un comentario más 🙂 Estoy de acuerdo en cada palabra de lo que comentas, no solo rodearte de gente “importante” te hace aumentar las posibilidades de trabajar o hacer cualquier tipo de colaboración, sino que se aprende muchísimo, se pueden conseguir verdaderas amistades y la mayoría de emprendedores han llegado lejos con networking puro y duro.

      Me guardo la frase para promocionar el post en Twitter, si no te importa, que me gusta y resume una parte de él!

      Muchísimas gracias por comentar y mucha suerte con sueldo30.com, que tiene buena pinta 😉

  2. Hola Javi,

    En resumen:

    Si te curras los contactos y te contratan por saber quién, cómo eres y qué puedes hacer = Networking.

    Si te contratan por tener la “relación x” con alguien y ni idea de quien eres ni qué haces = Enchufing ¡Enchufe!

    Desde mi punto de vista, está claro que hay que trabajar para lograr resultados.

    ¡Saludos!

    • Hola Kraken!

      Pues sí, eso resume las mil y pico palabras 😀 En definitiva, salvo que seas hijo de/hermano de/novio de o cualquier tipo de relación de este estilo de alguien que te pueda enchufar en cualquier lado, no te queda otra que trabajar y trabajar para ser alguien en la vida!

      Un saludo!

  3. Hola Javier,
    me quedo probablemente con lo de que no tienes nada que perder al hacer networking.
    Creo que es uno de mis problemas, el miedo a que me digan que no, al fracaso, aunque considero que es algo generalizado.
    Voy a probar tus técnicas a ver si me sirven
    Un saludo

Deja un comentario

CommentLuv badge