Test inicial de marca personal

¿Puedes vender algo que no conoces? No. Pues no puedes convencer a otra persona de que eres el candidato ideal para su empresa o vender tus servicios como freelance si no eres capaz ni de conocerte a ti mismo y todo lo que te rodea. Al igual que cuando vendes un producto, tienes que saber todo sobre ti para ser capaz de transmitir tus mejores cualidades y, por supuesto, minimizar tus defectos.

Por eso no hay otro sitio por el que comenzar la cocina de marca personal que por un test sobre ti, en el que resolviendo estas diez preguntas seas capaz de conocerte a ti y todo lo que te rodea.

1. ¿Quiénes son mis modelos a seguir?

Busca 5-10 personas que creas que tienen todo lo que a ti te gustaría tener en cuestión de valores, actitud, imagen, reconocimiento y forma de comunicarse. Y ahora coge papel y boli o un archivo de Word y escribe todo lo que te gusta de ellos y por qué los admiras. Esto último es muy importante, ya que ese es el valor esencial por el que esa persona te genera valor y el que seguramente lo diferencie de otros.

Pero no te quedes solo ahí. Contacta con ellos, coméntales, pregúntales dudas, colabora y hazte ver en su entorno para que tu nombre empiece a sonar. Siempre porque quieres y para aportar valor, no solo por el beneficio que te puede reportar este tipo te networking.

2. ¿Qué es lo que me gusta?

De nada vale crear tu marca personal alrededor de algo que no te gusta. No vamos a posicionarnos como expertos en algo que nos parece aburrido ni vamos a trabajar en conseguir aparentar ante el resto que somos buenos en algo que ni siquiera nos gusta.

Ten en cuenta que la marca personal no es algo momentáneo y que queremos que permanezca durante toda nuestra carrera profesional y por eso vamos a sentar las bases alrededor de pilares fuertes. Y esos pilares son las cosas que nos apasionan.

Si vamos a hacer un blog para vender servicios, que sea sobre algo que nos guste y que no nos vaya a desesperar en el tiempo. Por muy bueno que seas en algo, si no te gusta ni lo más mínimo, jamás podrás transmitir ni conseguir que la gente te siga y al final tú mismo acabarás cansado de escribir sobre ello.

3. ¿Cuáles son mis fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas?

El clásico análisis DAFO o FODA que siempre hay que hacer, siempre. No hay más que ver que tiene años y años y se sigue usando. Es una manera muy gráfica, rápida y sencilla de hacer un mapa con todo lo que va a rodear a tu marca personal.

Nos será más fácil definir las fortalezas y debilidades, mientras que quizás las oportunidades y amenazas puedan ser más complicadas aunque realmente no lo sean. Usaré un ejemplo que siempre es más gráfico.

Test marca personal Dafo

Imagina que eres un periodista que ha estado escribiendo columnas de opinión durante varios años e incluso has redactado algún que otro texto publicitario para echar un cable a los anunciantes en tu periódico local. Ahora estás en paro, porque tu periódico (como todos) ha tenido que hacer recortes y te ha dejado en la calle.

Eres muy, muy bueno escribiendo, pero estás un poco desactualizado en cuanto al tema de copywriting porque te acostumbraste a escribir para el periódico. ¿Y ahora qué? ¿Cuáles son tus oportunidades y amenazas?

Claramente, tus oportunidades están en el mundo 2.0 dónde los copywriters buenos de verdad son valorados (sino pregunten a MaïderTomasena) y formándote un poco en SEO podrás adaptar tu contenido a la web. Necesitas aprender un poco y actualizarte, pero tienes la base, eres una máquina de matar escribiendo y la oportunidad está ahí.

¿Las amenazas? El mundo de la redacción está lleno de semi-copywriters que son capaces de crearse una web funcional con la que vender sus servicios, cosa que tú no sabes, y a unos precios ridículos. Tienes que diferenciarte de ellos, conseguir aprender por ti mismo o buscar alguien que se encargue de la creación de un espacio dónde venderte y superarlos en su propio terreno. Difícil, pero no imposible si eres bueno.

4. ¿Qué me hace diferente?

Punto clave y muy muy importante cocinando marca personal. Tienes que encontrar tus cualidades únicas que te diferencien del resto de personas que hacen lo mismo que tú y esto es muy muy difícil. Casi nadie es capaz de responder a la pregunta “defínete en tres palabras” y es debido a que nadie se ha puesto a pensar de verdad en qué lo hace diferente.

Voy a usar de ejemplo a una persona que tiene una marca personal muy marcada y que muchos conoceréis si os gusta el SEO: Chuiso. En el mundo del SEO hay muchos consultores, expertos y blogueros, pero muchos y la mayoría los ves todo serios con sus agencias de SEO unipersonales. Pero… ¿cuántos hacen sus posts con tanta cercanía soltando insultos a diestro y siniestro? ¿Cuántos tienen un blog amarillo? ¿Cuántos utilizan imágenes graciosas con un avatar de Bistrips para sus artículos? (ya muchos, pero son copias baratas).

Ahora muchos lo hacen, pero él fue el primero. Llegar primero al mercado siempre te hace ser el líder, ser el modelo a seguir y eso tiene un valor incalculable. Sus valores los conoce todo el mundo nada más leer tres o cuatro posts y son, además de un conocimiento y pasión por su temática, lo que le han aupado al sitio dónde está ahora.

5. ¿Qué piensa el resto de mí?

El “qué dirán” si que es importante aquí. Puede ser difícil hacer esta pregunta, porque al igual que a ti te cuesta trabajo definirte a los que te conocen les va a ser difícil decirte las cosas que de verdad piensan de ti tanto para bien como para mal.

Pregunta a tus amigos, a tus padres, a tus conocidos, a contactos que hayas hecho en redes sociales, a clientes que hayas tenido, profesores, pregunta a todo el que puedas y apunta todo lo que te digan, tanto para bien como para mal.

Si todos coinciden, o al menos la mayoría, en algo que tú consideras que es uno de tus valores más importantes, vas bien. Si por el contrario no es así, quizás estés equivocado o no transmitas bien todo lo que sabes hacer y tengas que volver al paso anterior.

6. ¿Cuál es mi objetivo?

Define el final del camino antes de empezar a recorrerlo. No podemos ir a la deriva o cambiando constantemente de metas, hay que ser constante y decidir un sitio exacto al que queremos llegar. Además, podemos crear pequeños objetivos para llegar a esa meta final.

Por ejemplo, en nuestra búsqueda de trabajo podemos centrarnos en hacerlo en una empresa en concreto. En vez de dispersar currículums en distintas empresas, que también podría ser una opción si se hace de manera ordenada, nos ponemos como meta trabajar en esa empresa y hacemos un plan para llegar hasta el objetivo.

Los pequeños objetivos podrían ser contactar con personas de la empresa en Linkedin, interaccionar a través de redes sociales y conseguir que nos contesten o nos sigan, buscar que compartan contenido propio e incluso enviar emails con contenido que sepas que es interesante para ellos y te posicione como un experto.

7. ¿Con quién voy a competir?

En el paso dos deberías haber echado un ojo a varios competidores para saber cómo diferenciarte de ellos, por lo que tenemos un poco de trabajo hecho. Busca, vigila y analiza las páginas o personas que podrían competir contigo y tenlos muy, muy cerca.

Si buscas encontrar trabajo en un sector en concreto, echa un ojo a los currículums de personas que estén trabajando actualmente en el puesto que tú quieres o casos de personas que hayan sido contratadas en los últimos meses para que te cuenten su experiencia y cómo lo consiguieron. Se encuentran fácil si te pones a buscar y te ayudarán mucho, en la mayoría de los casos y aunque sean “competencia”, a hacer una radiografía de cómo es el candidato perfecto para el trabajo.

Por otro lado, si eres freelance y buscas vender tus servicios, tienes que hacer un trabajo de investigación y hacer una lista con todas las personas que hagan lo mismo que tú haces o servicios que puedan sustituir al tuyo. Los habrá de mayor y menor reputación, pero haciendo este análisis de todos ellos podrás aprender mucho y ayudarte a ti mismo, además de controlar cómo le va a la competencia y en caso de que mejore o empeore su situación saber el motivo exacto para poder usarlo a tu favor.

8. ¿Quién es mi público objetivo?

Ya sabemos cómo somos, a dónde vamos y con quién vamos a competir, ahora toca saber con quién tenemos que hablar. Porque por mucho que la marca personal sea tuya, tienes que saber a quién tiene que atraerle. Para ello hay que saber varias cosas:

  • ¿Quién va a leerme o a contratarme? Radiografía a ese público objetivo, conoce cuáles son sus palabras clave, sus inquietudes, a quién siguen y por qué.
  • ¿Dónde está mi público objetivo? No hagas el tonto y te hagas redes sociales a tutiplén si al final con quien quieres contactar no está ni metido en ellas. Descubre dónde tienen perfil tus competidores y los influencers del sector y en cuáles tienen más éxito para hacerte una idea de dónde debes estar.
  • Hazte una lista de personas concretas a las que quieres llegar. Ese CEO de la empresa en la que quieres entrar, el encargado de RRHH que te podría contratar o simplemente aquel blogger de tanta reputación y que tanto te gusta al que te gustaría tener entre tus seguidores.

9. ¿Dónde y cómo voy a comunicarme?

Tenemos casi todos los ingredientes listos pero no hemos terminado. Sabemos todo sobre nosotros, la competencia y nuestro público, pero necesitamos una manera de conectar con ellos, un lugar dónde hacerlo y un estilo de comunicación concreto.

¿Necesito un web? ¿Un blog? ¿Un vídeo? ¿Una página con un portfolio? ¿Una página currículum? ¿Tan solo una buena redacción de emails? Depende. Tienes que decidirlo en función del objetivo y de lo que hayas sacado en conclusión del punto ocho. Aun así, yo siempre recomiendo tener un blog o como mínimo una página dónde se pueda ver tu currículum online con algunas muestras de lo que sabes hacer. Recuerda, estamos en el Internet de los hechos, lo que vale es lo que se hace no lo que se dice.

Y el tono de comunicación… ¿voy a ser serio? ¿Se me da mejor ser cercano? ¿Quizás un tono humorístico? Hazlo acorde a la manera en la que eres, no te fuerces a ser gracioso si tienes menos gracia que el niño de la corneta ni a ser serio si te sientes incómodo.

Aun así, en general siempre suele funcionar mejor un tono cercano que un tono distante y serio, salvo que el caso en especial lo requiera. La gente prefiere hablar con una persona que siente que está delante suya y que le está hablando como un amigo que una que le está hablando como si le vendiera un coche en el concesionario o una oferta de un seguro de casa.

10. ¿En qué necesito mejorar y cómo voy a hacerlo?

Punto final y a la vez inicial, porque solo habremos definido la base de nuestra marca personal en el momento en el que lleguemos a este punto. Sabes todo lo que hay que saber del sector y lo que necesita tu público objetivo de ti, pero… ¿sabes hacerlo bien? ¿Eres capaz de satisfacer las necesidades de tu público? ¿Puedes impresionar a las empresas con tus conocimientos actuales?

Seguramente no. La mayoría necesitamos mejorar incluso aunque seamos ciertamente buenos en algo, porque podemos ser buenos comparados con nuestro entorno más cercano pero en Internet la competencia es feroz como habrás descubierto ya.

Saca tu lista de debilidades y encuentra si hay alguna manera de mejorarlas con la formación adecuada. Aprovecha las oportunidades adelantándote a los demás y convirtiéndote en un experto o, al menos, aprendiendo lo necesario sobre nuevas tendencias.

No hace falta ser el mejor en todo, puesto que es imposible. Tampoco vale decir “hago lo que puedo” y quedarte a medias tintas. Peléate con tus debilidades y gánales, si le pones el empeño suficiente estoy más que seguro de que podrás tachar algunas de ellas de tu lista.

Por ejemplo, yo no soy el mejor diseñador gráfico del mundo, aunque me apaño lo suficiente. ¿Y qué puedo hacer para mejorarlo? Tutoriales, cursos de Photoshop, revisar trabajos de portfolios interesantes para ampliar horizontes y crear una y otra vez todo tipo de contenido hasta que consiga dominar la materia.

Lo mismo puedes hacer tú con tus debilidades. Evidentemente debes de estar en un sector que conoces, que te gusta y en el que dominas al menos lo básico, porque si no no habrás hecho un buen trabajo en los pasos anteriores y te será muy difícil crearte una marca personal.

¿Y después qué?

Cuando termines tu pequeño autotest podrás pensar que tienes el trabajo hecho, pero no has hecho más que empezar. Ahora tienes que ponerte las pilas y trabajar tu marca personal.

Crearte ese blog, construir una imagen acorde a tu marca personal, contactar con los influencers, ganarte la confianza de tu público o publicar diariamente en todos los distintos medios dónde están situados. Trabajo, mucho trabajo. Constrúyela con paciencia y verás los resultados, quizás no hoy, mañana, ni el mes que viene ni hasta dentro de un año. Pero si lo haces bien, te aseguro que conseguirás todo lo que te propongas.

Para acabar os voy a dejar con un ejemplo perfecto de personal branding, seguro que os gusta.

Recuerda, si te has decidido a hacer el test, tienes alguna duda o quieres añadir cualquier cosa, comenta y lo hablamos que para eso estoy aquí 😉

11 comentarios en “Test inicial de marca personal

  1. Hola Javier!

    He descubierto tu blog y vamos, impresionante. Un buen toque de originalidad esto de las recetas, y la tipografía que usas me encanta, a lo mejor te la robo para Campamento Web, ¡no me guardes rencor si lo hago! 😀

    Y bueno el artículo impresionante. Siempre veo este tipo de artículos como “venga, otra vez lo mismo”, pero en este caso (y en el resto de tus entradas) no ha sido así. Has aportado cosas que no sabía, muy muy detallado y me encanta cómo redactas. Por decirlo de alguna forma, tienen un valor añadido que otros blogs no logran conseguir.

    Y por supuesto, tienes un nuevo fan, ahora te sigo de cerca 😉
    Un abrazo!

    • Hola Emilio! Muchas gracias por los cumplidos, que se note que le he dado bastantes reformas a la cocina para me quede bonita 😀

      La letra toda tuya, que para algo es gratis y libre para que la use quién quiera, de hecho es buena señal que te guste jaja

      La verdad es que es lo que intento, no hacer artículos super refritos de otras cosas y aportar lo que voy viendo que no hay en otros lados. A ver si puedo seguir a este ritmo y el blog va creciendo poquito a poco.

      Pues ya somos fans recíprocos porque yo te tengo bien vigilado en campamentoweb 🙂

      Un saludo y muchas gracias por el comentario!

  2. Hola, Javi. Aplaudo efusivamente la manera tan didáctica que empleas para explicar estos temas. Los textos que escribes cumplen con un principio fundamental en el mundo de la redacción: la coherencia. Y ni hablar de tu ortografía; es EXCELENTE. He leído diferentes blogs relacionados con el tema del marketing online, y la verdad es que da pena ver cómo escribe la gente.

    Cambiando un poco de tema, este post me ha servido mucho porque actualmente estoy en el proceso de creación de mi marca personal. Soy profesora de Lengua y Literatura Españolas, y en vista de conseguir un empleo estable es difícil en los tiempos que corren —al menos aquí en España— he decidido lanzarme a vender lo que mejor se me da: escribir y corregir lo que otros escriben. Este test que has publicado me servirá de mucho.

    Quería preguntarte si para ser redactor de contenidos web es necesario tener conocimientos sobre marketing.

    Muchas gracias, Javi. Un abrazo.

    • Hola Juli,

      Viniendo de una profesora de Lengua y Literatura española no sabes la alegría que me da leer que mi ortografía y mi redacción son coherentes y excelentes. En esta época, la verdad, escribía un poco peor que ahora, pero me das un subidón de ánimo con tus palabras 🙂

      Sobre lo que me preguntas, la verdad es que hay que tener una pequeña base de SEO al menos para escribir. No hace falta que seas Dean Romero, Chuiso ni Luis Villanueva, con que tengas una base de SEO On Page puedes comenzar.

      Aun así, yo siempre digo que “el camino se hace al andar”. Así que lánzate, comienza a escribir y aprende por el camino. Hay mucho mercado y personas buscando alguien que escriba sus textos.

      Un abrazo y gracias a ti.

  3. Gracias por tu pronta respuesta, Javi. Acabo de terminar un curso de marketing digital de cuarenta horas de duración. Durante el trayecto he visto (de forma muy generalizada, valga decirlo) el tema de SEO. Considerando tu recomendación, buscaré algún curso que profundice más y me permita tener una idea más clara.

    Muchas gracias, Javi.

  4. ¡Hola Javi!

    Excelente post. Muchas veces es frecuente ver cómo algunas personas empiezan la casa por el tejado a toda prisa y olvidándose de los cimientos. Es un must hacer esta labor de introspección primero para saber de donde partes y hacia donde quieres llegar.

    Tienes un estilo y un toque único en tu escritura. ¡Da gusto leer posts así!

    Saludos.

    Ester – The Fitness Marketer

    • Hola Ester,

      Mil gracias.

      Sí, he hecho ese proceso muchas veces y al final sacas bastante de él. A veces es mejor dar un paso hacia atrás y 3 hacia delante que seguir a lo loco sin planificación alguna.

      Un abrazo

  5. Buenas Javi!

    En primer lugar gracias, gracias por dedicarte a lo que te dedicas y hacernos la vida más fácil a los demás.

    Soy Periodista y me está encantando tu blog. He comenzado a leer desde el primer post y ahora no puedo parar.

    Acabo de realizar el test de marca personal que propones cogiendo lápiz y papel porque es cierto que hasta ahora no había encontrado un recetario tan claro. Me lo has puesto muy fácil y he podido completar casi todo el test.

    Llevo trabajando mi marca personal algún tiempo, pero no con una dedicación exclusiva porque hay que ganar algo de dinero también y dedicarle algo de tiempo a la familia, pero uno de mis objetivos secundarios para conseguir mi objetivo principal es dedicarle al menos 2 o 3 horas diarias a trabajar mi marca personal y hoy creo que no voy a poder trabajar menos de 5 o 6.

    Tengo algo del trabajo hecho, hace un par de años que tengo un blog al que le he dado mil vueltas, donde he hecho muchos cambios, y ahora estoy replanteándome algunas cosas otra vez. A ver si puedes echarme una mano.

    Estoy planteándome algunas cosas básicas como cambiar de dominio (el actual es jmucar.com que es como estoy presente en redes sociales pero que creo que dice poco) también estoy pensando en cambiar el logotipo y tipografía para que sean un poco más coherentes con el resto de contenido. A ver si alguien me ayuda en esta tarea.

    También estoy intentando conseguir vender a través de la web, aunque voy algo despacio en esta tarea porque me queda mucho por aprender.

    En definitiva Javi, que me estás ayudando mucho, sigue así, me encanta lo que haces y a partir de hoy eres uno de mis bloggers de cabecera.

    Un abrazo y ojalá coincidamos en el futuro.

    • ¡Hola José!

      No te preocupes por temas menores como logotipo, tipografía, nombre, etc… hay cosas más importantes: crear servicios/productos, audiencia y vender 🙂

      Vamos, ¡a por esas ventas!

      Un abrazo

Deja un comentario

CommentLuv badge