¿Debe un estudiante trabajar su marca personal?

¿Qué hacías cuando estudiabas en la Universidad? O directamente, ¿hacías algo cuando estabas en bachillerato? Lo normal es que, más allá de divertirte e ir superando exámenes estudiando los últimos días, no hicieras mucho más. Y por supuesto, de marca personal ni hablamos.

“Ya buscaré un trabajo cuando termine”, “estoy estudiando no tengo tiempo”, “cuando tenga mi carrera encontraré trabajo”, “solo necesito hacer unos cursillos más y ya me contratan”, “la cosa mejorará cuando yo salga”, “es lo que hay”, bla, bla, bla… excusas. Yo mismo me las ponía a diario y, al menos según mi experiencia, me sirvieron de más bien poco.

Que te pongan el gorrito, te den el papelito que dice que eres titulado y te abran “oficialmente” las puertas del mundo laboral no significa que este deba ser el punto de partida ni para buscarte la vida ni para trabajar tu marca personal. ¿Por qué? Vamos a verlo 😉

Una enfermedad grave: la titulitis

He hablado de esto muchas veces, pero lo voy a decir otra vez. “Tengo dos carreras, un máster y diez cursos y no encuentro trabajo, no es justo”. Si escuchas a alguien decir esto o tú mismo lo has pensado alguna vez , para, coge un folio, divídelo en 4 columnas y haz lo siguiente:

  1. Anota todos tus títulos en una columna: ponlos todos, desde el bachillerato que hiciste, pasando por la carrera que has estudiado hasta los cursos adicionales que has hecho.
  2. Cuenta todas las horas que has trabajado gracias a esos títulos: apunta todo aunque fuera un simple día que le hiciste un logo a un amigo y te invito a dos cañas. Da igual, tú apúntalo.
  3. Indica el dinero que has generado gracias a esa formación: ¿hiciste un curso de ilustración y gracias a él le hiciste un cartel a la empresa de tu amigo y te pago 3 €? Apúntalo también, apunta hasta el último céntimo.
  4. Anota el número de personas que te han visto trabajar de lo que has estudiado: esta es la columna más importante. ¿Cuántas personas saben que eres bueno haciendo algo? Es un número difícil de conseguir, pero si tienes esta “enfermedad” no te costará mucho descubrir que estos números son pequeños.

¿Y para qué sirve todo esto? Para demostrar que, en la mayoría de los casos, todos los papeles que tienes no sirven para nada si nadie sabe lo que sabes hacer bien o mal y que, de hecho, la mayoría te habrán generado más gastos que ingresos. Con esto no quiero decir que estudiar sea malo, hay carreras y carreras y cursos buenísimos, pero de poco te valen si no sales ahí fuera a mostrar lo que has aprendido. Pero es que nadie va a venir a contratarte por ello.

Un “enfermo” de titulitis lo que hace es quejarse de que los papeles no le dan trabajos, pero es que realmente en la mayoría de los casos no sabe hacer “nada”. Conozco casos de personas con la carrera de filología inglesa que no son capaces de mantener una conversación estable en inglés y se quejan de que no encuentran trabajo… creo que es un ejemplo bastante gráfico.

wtf
Algo así hago yo cuando leo casos como el que he contado arriba…

La cura a la enfermedad: la activitis

Ya sabéis que me gusta ponerle nombre a todo, así que voy a llamar a esta cura para la titulitis con el nombre de activitis.(wow, originalidad al poder). ¿Y en qué consiste esto? En más actuar, y menos imprimir papeles. El problema es que funciona mejor de manera preventiva, aunque yo la he probado estos meses tras haber pasado la titulitis y no me ha ido mal…

Si desde que, por ejemplo, entras en la carrera empiezas a moverte, a investigar, a ofrecerte para trabajar de lo que te gusta, creas tu blog o simplemente colaboras con otros y, en general, haces cosas en vez de decirlas, estarás creando tu propia cura para la titulitis. No estarás esperando que un título diga lo que sabes hacer, sino que te adelantarás a ese maldito papel diciendo “eh, mira lo que sé hacer y no porque lo diga un papelito”.

¿Y sabes cómo se llama al proceso de hacer todas esas cosas? Personal branding. Da igual que seas un estudiante de bachillerato, uno de un grado, una persona recién titulada o alguien al que han despedido tras estar 15 años trabajando en el mismo sitio, la marca personal es para todos y viene por defecto con nosotros. No se puede no tener marca personal, naces con ella y mueres con ella.

hiperactividad
Hacer cosas, cosas, cosas y más cosas aunque necesites tres manos.

Beneficios de la marca personal para un estudiante

Yo me arrepiento cada día de no haberme dado cuenta del lugar sobre el que tenía los pies hace años. Estuve dando volteretas, pasé por cuatro carreras distintas y salí con dos que me han dado una base importante pero que, de haber esperado que me dieran de comer, podría haberme quedado esperando. Por eso, si eres estudiante y estás leyendo esto, mira todo lo que yo me perdí y podrías estar perdiéndote tú:

  • Dices adios al Currículum Vitae y hola al Opera Vitae: no tengo ni idea de latín, pero si mal no recuerdo opera significa obras. Si te pones a hacer cosas desde que estás estudiando, tu currículum no será ni necesario, tus obras hablarán por ti mismo. Olvídate de tener que ir demostrando lo que sabes hacer, ya lo habrás hecho.
  • Adelantas 1.000 puestos en cualquier carrera laboral: ¿tu objetivo es entrar a trabajar en alguna empresa? Si te dedicas a hacer algo más que leer libros y aprobar a última hora y no pones el punto inicial a tu carrera laboral en el final de tus estudios, sino durante ellos, estarás 1.000 pasos por delante del resto.
  • Ganas notoriedad ante todo tu público: en mi clase había un compañero que era una verdadera máquina de la contabilidad. En serio, yo soy un desastre y tras estar 24 horas con él antes del examen conseguí sacar un 10 sin haber estudiado absolutamente nada. Todo el mundo sabía que era buenísimo, no solo los alumnos, sino los profesores, y estaba todo el día leyendo, comentando y ganando conocimiento de la materia. ¿Sabéis dónde estaba el 3º año de carrera? Trabajando fijo en una empresa. Salió de la carrera con casi 3 años de experiencia y, según me contaron, no le faltaron ofertas de muchas otras empresas después. ¿Necesito decir algo más? 😀
  • Conseguirás aprobar de una manera mucho más sencilla: al final esto es algo que nos interesa a todos, que ese papelito aunque no demuestre nada muchas veces es una barrera de entrada para muchas otras cosas. Si te pones a trabajar de lo que estudias, ¿no crees que te será mucho más fácil estudiar después? Con el ejemplo de arriba ya te podría valer para saber que precisamente esta persona estudiar no estudiaba demasiado contabilidad para los exámenes.
  • Contactos, contactos, contactos: un alumno que sobresale, que se mueve, que hace unas prácticas y demuestra estar cualificado por encima de la media y que, en definitiva, se convierte en una referencia de su promoción, genera contactos de manera automática. Yo he visto como un profesor le ha pasado clientes a un alumno y como lo ha recomendado a conocidos para hacer todo tipo de cosas. Ya sabéis lo que opino del networking, poco más que decir.
juego de mesa
“No juego más, me voy a trabajar mi marca personal”

Como diría Bernard Schuster, “no hase falta disir nada más”. Busca casos de cualquier estudiante que decidió trabajar un poco su marca personal y verás que todos han sobresalido y, sin duda, han tenido un futuro cercano mucho mejor que el de la mayoría de sus compañeros. Y sino leed el caso de Emilio de Campamento Web.

Ahora os toca a vosotros: ¿trabajasteis vuestra marca personal cuando estudiabais? ¿Sois estudiantes y todavía no habéis empezado a hacerlo? Venga, venga, que quiero conocer vuestras experiencias 🙂

PD: sí, la imagen de portada es mi pisapapeles, digo mi título.

19 comentarios en “¿Debe un estudiante trabajar su marca personal?

  1. Javi! Cuánto tiempo jejej

    Tienes toda la razón, tal cual. No le quito ni una coma.

    De hecho, yo he vivido en mis carnes el no impacto de no tener una marca personal desarrollada.

    ¿Buen CV? Sí, de los mejores de la promoción.
    ¿Trabajo? Sí, con sueldo decente pero hiperexplotado (Nada que ver con el mundo de Internet).

    Me quiero cambiar de trabajo -> y tú qué sabes hacer? Mmmm bueno sé de analítica web… ¿tienes experiencia o puedes demostrar estos conocimientos? Mmmm no. Que pase el siguiente!

    Conclusión: como mi horario era absolutamente incompatible con cualquier otra actividad y me lo podía permitir, les mandé a freir espárragos y ahora me centro en mejorar mi marca personal.

    Y salga bien o salga mal, el aprendizaje que estoy viviendo ya merece la pena.

    Un saludo!!!

    • Hombre, señor Ander!

      La experiencia lo es todo. Siempre es mejor tener a alguien que ha trabajado en 15 sitios y puede demostrar lo que ha hecho que a una persona que se ha pasado todo ese tiempo saltando en búsqueda de un “papel” y otro “papel”.

      Tu historia la conozco muy de cerca y no tengo más que decir una palabra: ¡VALIENTE! Ahí hombre, hace falta más gente como tú que tome las riendas de su destino siempre que la vida se lo permita y que no se meta en la famosa carrera de ratas.

      Yo, como buen apostante que era, te digo que te apuesto lo que quieras a que te saldrá bien 😉

      Un saludo crack!

  2. Hola Javi,
    me ha gustado mucho este artículo y he leído otros tuyos más antiguos. En general estoy bastante de acuerdo con lo que planteas. No solo los jóvenes ahora lo tenéis difícil. Hace ya tiempo que hay exceso de universitarios y para la gran mayoría de nosotros este sistema está más que agotado.
    Yo ahora soy estudiante “vieja” y creo que lo mejor que he hecho es el blog sobre lo que estudio, casi soy algo pesada. Pero de joven estudié otra carrera y yo creo que en cuanto al mercado laboral éramos lo más ignorante, luego salíamos a la vida real y el monstruo nos pegaba un arañazo.
    Dices que la gente se pone excusas pero ¿no crees que igual ni han oído hablar de qué es la marca personal y si lo han oído piensan que quizá no tengan por qué trabajarla de estudiantes? Comento esto porque hay mucha ignorancia suelta por el mundo. Yo no sé ahora, pero antes nadie te comentaba lo más mínimo sobre emprender. Ni mucho menos existían los blogs. Esperabas te alguien te diera una oportunidad mandando tu cv y no siempre sucedía.
    Espero que muchos estudiantes te lean.
    Saludos 🙂

    • Hola Carolina!

      Gracias por pasarte, leer los artículos y comentarlos, que yo valoro muchísimo todo esto y me encanta saber qué opináis de lo que escribo. La verdad es que es así, la cosa está mal para cualquier persona tenga la edad que tenga, pero eso no quiere decir que no haya también bastantes oportunidades “esperando” a todos.

      El mundo laboral antiguo era otro sistema muy diferente al que tenemos ahora y si es verdad que era más fácil “caer en la trampa”, ya que con tu título bajo el brazo salías enflechado hacia un puesto de trabajo casi sin problema. Pero ahora…

      Estoy totalmente de acuerdo sobre eso que comentas de la ignorancia. El problema es que hay mucha gente que sabe lo que hay y, aun así, se sigue poniendo excusas para echar balones fuera y no asumir la responsabilidad de que su vida es como es no porque un político robara más o menos dinero, sino porque él ha querido. No sé si me explico 😀

      Además es eso, ha habido una evolución muy grande en cuanto a emprender, los blogs y todo el marketing online en España en los últimos tiempos. Lo bueno de todo esto es que cualquiera está “a tiempo” de subirse a este barco, tenga la edad que tenga. Que el barco es muy grande y cabemos muchos!

      Mmm, pues a lo mejor le mando el post a algún profesor que tuve, quién sabe…ya me has dado la idea 😉

      Un saludo!

      • Pues no estaría mal que los profesores fueran conscientes de lo que hay más allá de lo académico, la mayoría no han salido de la universidad jamás. A nosotros muchas veces nos explicaban algo y decían: “Bueno, esto ya lo aprenderéis mejor cuando trabajéis”. Y nosotros todos ilusionados pensando en lo emocionante que iba a ser trabajar. Hasta que veías que ni para entrevistas te llamaban, ni aun para prácticas sin remunerar.
        Igual ahora lo ves lejano, pero no estaría mal que alguien como tú dieras charlas en las universidades. Yo he escuchado en directo hablar a Andrés Pérez Ortega de la marca personal, él también tiene blog. Pero yo creo que tú puedes llegar más al público joven.
        Quizá algún día… 🙂

        • A veces es así, los profesores viven en su mundo de esos libros anticuados, que a veces han escrito hasta ellos mismos hace años, y no se reciclan ni miran fuera. Con decirte que en mi clase de marketing el profesor no sabía ni lo que era el SEO, ya te puedes imaginar… Además te venden que saldrás, trabajarás y allí aprenderás todo, cuando realmente deberías salir de la facultad con una base tanto teórica como práctica, pero en fin, es lo que hay.

          Uf, Andrés Pérez Ortega es un crack total de este tema y escucharlo en directo tiene que ser fantástico, a ver si algún día puedo conocerlo e ir a una charla suya. Muchas gracias por tus palabras, ya te contaré si consigo dar una charla en la Universidad o conseguir que algún profesor me deje dar una en una clase 😀

  3. Estoy terminando la carrera, me queda nada, unos meses y la tengo. Ahora me doy cuenta de que tener el título no me va a servir de mucho y de que debería haber trabajado más mi marca personal.

    De todas formas aún no he perdido la esperanza por completo, tampoco hay que ser un radical y pensar que no sirven de nada los títulos universitarios. Pero, como bien dices, hoy en día tienes que acompañar al título con experiencia, con una marca personal que te defina y que muestre lo que sabes hacer.

    Bajo mi punto de vista, las carreras universitarias te dan únicamente la base para que luego tú mismo desarrolles habilidades. Antes era acabar la carrera y empezar a trabajar con esa base, ahora como la cosa está más difícil hay que buscarse la vida de otras maneras. Esa base no es suficiente.

    Muy buen artículo, perdón por el comentario tan tocho jajaj. ¡Un abrazo Javi!

    • El título en sí no vale de nada, lo que no significa que lo que hayas aprendido no sirva de nada. Yo no estoy en contra de estudiar, ni mucho menos, pero si estoy 100% en contra de dejar todo tu futuro en manos de lo que vas a aprender en esos estudios. Hoy en día, con solo eso no se va a ningún lado en casi ningún sector.

      Mi opinión es muy similar a la tuya. La carrera es una chispa que tiene que encender una hoguera que luego vas a tener que alimentar tú mismo con tus esfuerzos y tus habilidades, pero si no lo haces lo que va a pasar es que esa llama se va a apagar antes de que te des cuenta. Vamos, que coincido al 100% contigo 🙂

      De perdón nada, más comentarios tocho, que es lo que me gusta jaja ¡Un abrazo Jose!

  4. Más de una vez los profesores nos han dicho “da igual que aprobéis aquí, más tarde o más temprano lo haréis, donde tenéis que aprobar es ahí fuera, en la vida real. La jungla es muy dura”.

    Yo no sé si llegaré a trabajar de lo que he estudiado. Lo que tengo claro es que me ha ayudado a tener una mentalidad más abierta, he aprendido a relacionarme mejor con las personas, a desarrollar una mayor autonomía. Tiene sus ventajas, no todo es el dinero, aunque es verdad que el fin último es intentar desarrollar la profesión y vivir de ello, pero no se acaba el mundo si no se consigue.

    • Eso es así, hasta que no sales al “terreno de juego” no sabes lo que está en juego. Sin embargo, yo creo que la Universidad debería abogar por intentar dar más conocimientos prácticos y cercanos al mundo laboral, no tan teóricos y anticuados en muchos de los casos.

      Estudiar ayuda, y mucho, yo jamás diría lo contrario. Solo que pienso que, más allá de ser esa llamita o esa base, podría ser algo mucho más grande y útil para cualquier persona que simplemente eso.

      Al final lo importante es trabajar de lo que uno quiere, haya estudiado eso o no. Como se dice siempre, si te gusta de lo que trabajas, nunca trabajarás realmente 😉

      Un saludo Pedro

      • Eso es cierto, demasiada teoría y poca aplicación práctica, por no decir ninguna en mi caso. Luego hay carreras que si disponen de prácticas, pero son las menos.

  5. ¡Por supuesto que debe trabajarla!

    La marca personal es fundamental a día de hoy, y comenzar a crear una marca desde la universidad es un punto a favor que te permitirá ir unos años de ventaja con respecto a tu promoción.

    Ya no solamente es encontrar trabajo, que también es muy importante, sino todo lo que aprendes y la gran cantidad de relaciones que estableces forjando una marca personal.

    Los títulos han dejado de tener la importancia de hace unos años. Ahora cada vez se contrata más por actitud y pruebas. La marca personal ayuda mucho en ese sentido.

    Esto es en el caso de que quieras trabajar en una empresa, pero por supuesto es totalmente aplicable a la persona que quiere emprender un negocio. Una buena marca antes de empezar da lugar a mayores oportunidades de conseguir clientes en los inicios.

    ¡Un abrazo!

    • Hombre Alejandro, si es que tú eres un ejemplo de que hay que trabajarla porque ya lo haces y muy bien.

      Sobre lo que dices de actitud y pruebas, yo mismo lo he visto a la hora de hacer entrevistas de trabajo. En algunas me preguntaron si tenía un blog o una web que pudieran visitar, en otras me hicieron pruebas a base de preguntas e incluso ciertos “trabajitos” y, en general, ya no te aceptan por simplemente tener la titulación.

      Y ya para emprender el tener la marca personal es vital: te abre puertas, te ayuda a posicionar la propia empresa y a difundirla mucho mejor gracias a los contactos que tienes desde antes de crearla.

      Un abrazo crack 😉

  6. Hola Grande!
    Me ha gustado mucho este post/reflexion que has escrito.
    Hace poco empece a estudiar una materia que se puede hacer de “manera oficial” en el que sales con un titulo universitario y de manera no oficial y privada en el que el titutlo sirve para muy poco. Sere sincero, no podria ir a la universidad sin el examen de acceso y solo pensarlo me aburre tanto que me estalla la cabeza. No obstante y para seguir con la sinceridad no lo hubiera hecho, pues se que la manera oficial, aunque te da un buen titulo no te da conocimiento ni la mitad que la otra manera de hacerlo. No menciono que es para que sea algo aseptico, no por nada mas.
    Y recuerdo que le comentaba a una persona lo que estaba estudiando y me dijo que porqué no lo habia hecho de manera oficial y le conteste: porque yo lo que quiero es aprender, y asi voy a aprender mas. Y me miro y me dijo: ya pero lo otro es lo oficial y te da un titulo…
    No se ni la cara que puse ante semejante tonteria. Defiendo el conocimiento y me hablan de un titulo… En serio???
    Dicho esto me quito el sombrero por gente que, como tu, teneis una carrera o mas. De verdad, me quito el sombrero y le doy un altisimo valor.
    Pero si, la gente se escuda en su titulo y ya por eso le tienen que coger en un puesto o se enfada. Y es que es muuuuy dificil estudiar pero tambien muy dificil desarrollar una personalidad y/o marca personal. Es algo como que “como tengo un titulo ya no necesito marca personal” “y la marca personal para los que no lo tengan”. Solo puedo decir una cosa: Ofú.

    Asi que pondria en primero de carrera de cualquier titulacion la lectura obligada tu post, para que la gente se fuera formando su propia marca personal desde el principio como muy bien comentas.
    Y me siento taaan agradecido por todos mis profesores, que desde que era pequeño me han impulsado a desarrolle esa personalidad y marca personal… tan agradecido…

    De verdad Javi, grandisimo post.
    Gracias Grande!

    • Hola Jorge!

      Esa situación de “lo oficial” y lo “no oficial” la he visto muchas veces, al final con el valor que tienen hoy en día los títulos o, salvo que sean necesarios, no veo la diferencia entre estudiar de una manera u otra. Habrá que elegir dependiendo del plan de estudios y de lo que te pueda aportar, que es lo que tú hiciste e hiciste bien.

      El hecho de tener carreras está bien, te abre la mente y, aunque no lo parezca, te hace ser una persona distinta que si tan solo te quedas en la formación básica en muchas de las ocasiones. Sin embargo solo es un pasito dentro de este mundo, que ni siquiera es necesario dar en muchas ocasiones, y eso que dices de que con título ya no hace falta marca personal es demasiado cierto por desgracia. Muchos dicen que “ya tengo un título, para qué quiero hacer más nada, ya vendrá alguien a contratarme”… en fin.

      Bueno, espero que si tengo algún lector que trabaje de profesor os escuche y lo haga, me sentiría orgullosíiiiiiiisimo 😀 Los profesores buenos marcan muchísimo nuestras vidas, la pena es que de cada 10 tan solo haya 1 o 2 de este tipo.

      Gracias a ti, tú si que eres grande Jorge!

      Un saludo

  7. Este post no hace mas que reafirmarme en la decisión que tomé hace meses 🙂
    Aunque me arrepiento de no haber empezado antes con mi blog, creo que me dará grandes alegrías en el futuro (ya me las da jeje)

    Un saludo Javi, y gracias por tus consejos!

    • Pues si tú te arrepientes que tienes 22 años imagínate yo que lo he empezado con 25 😀 Estoy seguro de que si sigues haciendo posts de la misma calidad te seguirá dando más alegrías.

      Por cierto, tengo un amigo con un blog de una temática parecida, por si queréis colaborar en algo (aunque creo que hace tiempo que no actualiza) -> http://www.sergioperezarq.com/blog/

      Un saludo y gracias a ti por comentar!

  8. Hola Javi,
    La verdad es que tu blog es realmente inspirador para mí. SIempre he querido ser productor, rodearme de música las 24 horas. Empecé Comunicación Audiovisual en Madrid, en la Complutense. Siempre he sido muy buen estudiante y he trabajado duro por sacar las mejores notas, incluso he dejado todos mis hobbies de lado.

    Cinco años más tarde, un título en mis manos que no vale nada porque no tengo experiencia. Tengo buenas notas. Y todas esas notas son polvo cuando se enfrentan al mundo real.
    Creía que hacer cosas por mi cuenta, aprender más acerca de lo que me gustaba no me iba a servir de nada. Y aquí estoy, en un país extranjero trabajando en una tienda de ropa.

    Hace poco decidí empezar un Master en lo que realmente quería, y voy con años de retraso.
    Como tú, con 24 años he decidido abrir mi blog. Y empezar de cero absoluto aquello en lo que quiero convertirme, porque el que tienes que ponerte un título eres tú, no una institución.

    Estoy en el punto cero otra vez. Ahora solo puedo caminar hacia adelante.

    • Hola Ángel,

      Me alegra que el blog te inspire y que te hayas dado cuenta del panorama actual. Los títulos son papeles inservibles, salvo en algunas profesiones que ya sabemos (medicina, fisioterapia, …). Estamos ante la era de los hechos y del demostrar lo que sabes hacer. Y un blog es una de las mejores maneras de hacerlo.

      Mucha suerte Ángel 🙂

      Un abrazo

Deja un comentario

CommentLuv badge