Cómo editar tu copy para crear textos perfectos

Ese momento en el que levantas las manos del teclado al terminar un copy es impagable.

Miras lo que has escrito y te sientes genial. Te mueres de ganas por mandarlo al cliente y ver el proyecto publicado.

Quieres terminarlo cuanto antes.

Pero todavía no has acabado. ¡Ojalá!

Siento ser yo quien te lo diga, pero tu primer borrador nunca es la versión que puedes enviar al cliente.

Por mucho cuidado y atención que hayas puesto, siempre habrá detalles que mejorar. Una palabra de más por aquí, una errata por allá, un CTA que optimizar… A veces parece que necesitas dos pares de ojos para dejarlo todo perfecto.

¡Pero no los tienes! No te queda más remedio que revisar y editar tu propio copy sin ayuda.

Aunque algunos copywriters colaboran con un corrector profesional, no es lo más habitual. Además un corrector te ayudará con los despistes, las erratas y las faltas de ortografía, pero no a mejorar el copy en sí.

En este post te voy a explicar algunos trucos para mejorar tu copy y asegurarte de que siempre entregas tu mejor trabajo.

 

8 consejos para editar tu copy

 

1. No hagas nada

Esto es fácil, ¿no? Seguro que se te da bien 😀

El primer paso para mejorar cualquier borrador es dejarlo aparcado un buen rato y dedicarse a cualquier otra cosa. Si puede ser un día entero y lejos del ordenador, mucho mejor. Haz deporte, saca al perro de paseo o ponte a cocinar. Eso lo dejo a tu elección.

Cuando has estado varios días pegado a la pantalla, leyendo una y otra vez el mismo texto terminas por no ver nada. Tu mente está contaminada, y necesitas desconectar para ver el copy como si fuera la primera vez.

Para eso, lo primero es tener una buena planificación para no terminar los proyectos a última hora. Si vas muy ajustado de fechas no vas a poder darte un tiempo entre la escritura y la edición.

Después, hay unos trucos que te ayudan a ver el texto como si fuera nuevo: cambiar el tipo de letra en el editor de texto, ampliar el zoom para verlo más grande o imprimirlo en papel.

Vale, sé que gastar papel no es lo mejor para el medio ambiente, pero va genial cuando tienes prisa o estás cansado. Además, te permite tener una visión de conjunto de todo el copy a la vez, sin hacer scroll por la pantalla.

 

2. Lee el texto en voz alta

Esto también es sencillo 🙂

Leer en voz alta va muy bien para detectar frases largas, párrafos kilométricos y palabras complicadas. Todo lo que suena raro destaca cuando lo lees en alto, por eso yo siempre empiezo por aquí.

 

3. Mete ritmo

Esto es algo que te saldrá casi solo durante la lectura en voz alta.

Si al leer el texto suena monótono, es que le falta ritmo y todas las frases tienen una longitud parecida.

Dale vidilla al texto alternando frases largas con otras más cortas. La única excepción son las viñetas o los párrafos que por maquetación van a ocupar un espacio similar en pantalla.

 

4. No te repitas

¿Has utilizado cuatro veces la misma palabra en dos párrafos? ¿Has insistido tres veces en lo mismo? ¿O has elegido la expresión más larga para algo que en realidad puedes decir de forma más breve?

Saca la tijera y corta sin piedad. Este es el momento de adelgazar tu texto y borrar todo lo que es repetitivo o superfluo. No te extrañes si terminas borrando frases o párrafos enteros.

 

5. Palabros fuera

Salvo que estés escribiendo copy sobre un tema técnico y para un público muy especializado, los tecnicismos y palabras complicadas están de más. El copy no es para presumir de vocabulario, sino para persuadir.

Adapta siempre el texto al nivel de conocimientos del lector, no del cliente que te contrata.

 

6. Revisa a fondo la ortografía

Si te ganas la vida escribiendo se da por supuesto que tu acentuación y puntuación son impecables. Pero es normal que se escapen algunos errores con las prisas o los cambios sucesivos.

Viene muy bien tener un corrector o un compañero copy que pueda leer tu texto para detectar todas esas faltas. Aún así te aconsejo que revises muy bien todo por tu cuenta antes de entregar.

Además hay otros detalles que sin ser errores terminan afectando al copy:

  • Evita los adverbios terminados en -mente (sobre todo en los titulares y subtítulos).
  • Cambia los verbos en pasiva por verbos en activa.
  • Sustituye las frases en negativa por frases positivas.
  • Busca mejores alternativas para palabras como “hacer” o “cosas”.
  • Corta el exceso de adjetivos.

 

7. Cuida la presentación

Si quieres que tu cliente apruebe tu copy a la primera, pónselo fácil.

Entrega siempre en un documento en limpio, con distintos tamaños de letra para títulos y subtítulos, maquetado en columnas y con espacios en blanco para que el texto respire.

 

8. Revisa cada página como si fuera una landing independiente

Escribir una página web completa es un proceso largo y complejo porque hay mucha información que incluir. Te metes tanto en el texto que es fácil perder la perspectiva del lector.

Para compensarlo me gusta leer cada sección por separado y preguntarme qué efecto tendría si no supiera nada del cliente ni del producto:

  • ¿El titular es llamativo? ¿Invita a seguir leyendo?
  • ¿La página tiene toda la información necesaria para que se comprenda?
  • ¿La estructura es la adecuada?
  • ¿Tiene un objetivo claro?
  • ¿Los CTAs están en la línea de ese objetivo?
  • ¿Qué pasaría si el lector llegara a esa página sin haber leído el resto de la web?

 

¿Qué técnicas usas tú para mejorar tu copy?

David Ogilvy decía que era un copywriter malísimo, pero un editor muy bueno. Su secreto era revisar cada copy entre cuatro y cinco veces antes de enseñar nada al cliente.

Yo he llegado a revisar textos unas cuantas veces más… pero nunca me he arrepentido. Todo el tiempo que dedico a editar y optimizar compensa porque mejora el resultado final.

¿Cuánto tiempo dedicas tú a la edición cuando acabas de escribir? ¿Tienes algún truco para compartir con nosotros?

51 comentarios en “Cómo editar tu copy para crear textos perfectos

  1. Javi, ¿quieres saber algo muy heavy? (no es clickbaiting, es que fue fuerte de verdad).
    Suspendí un examen por no darle la vuelta a la hoja. Sí, había más preguntas. Sí, fui la primera en entregar (toda feliz) el examen a la maestra.

    Sí, de eso hace más de 15 años y todavía lo recuerdo…

    Señores lectores de Javi: repasad, editad, revisad y vuelta a empezar.
    Por cierto, a mí me suele funcionar imprimirlo y leerlo en papel. ¡Sorry, medioambiente!

  2. Hola Javi! Excelente técnica. Muchas gracias por compartirla. Respecto a lo que preguntaste, si alguna vez me pasó lo que a ti, por supuesto que si! Lo espantoso es que era y soy súper perfeccionista en los detalles, y cuando me pasó y me sigue pasando a veces, he sentido mucha frustración porque estaba TAN SEGURA QUE ESTABA PERFECTO….pero no. Así es que tengo para algunos, el defecto de demorarme en los trabajos. No en las entregas. Sino que ocupo el doble de tiempo en revisión y edición. Y otra vez lo repito. Hasta estar segura que sí está correcto. Y siento la satisfacción de ser felicitada por un trabajo perfecto. Es mi obsesión y mi placer admirar las cosas bien hechas. Creo es la carta de presentación de un excelente copy. Saludos desde Argentina. pd: Si hay errores en este comentario, sabe disculparme. Son casi las 6 de la mañana, acabo de terminar y entregar un trabajo, muero de sueño, no se dónde dejé mis lentes y el predictivo me asesina.😁 💤 💤 💤

  3. 1. Escribo, escribo, escribo. Intento hacerlo de carrerilla, pero tengo el mal vicio de parar para repasar eso que acabo de escribir y ya veo muy mejorable. Es un borrador muuuy brutote.

    2. Momento estructura: cambio el orden de los párrafos para decir lo que quiero decir en cada momento.

    3. Edito para decir más con menos.

    4. Dejo el texto en barbecho.

    5. Edición final y corrección ortográfica.

    He publicado varios textos con erratas (horroooooor), pero una de las más memorables me pasó el último año de universidad. Clase de Periodismo Literario. El profe comenta los trabajos y se ríe locamente con el de la incauta aquí presente porque ha escrito LSD en vez de ADSL.

  4. Yo tenía 7 años, Javi. La “señorita” llamó a mi madre para hablar con ella, algo muy serio debía estar pasando!
    Estuve presente en esa tutoría (supongo que lo harían a propósito, claro). Entonces llegó el momento en el que por fin íbamos a saber qué pasaba.
    “Es que Violeta no sabe diferenciar entre B y V”. Yo pensé, “claro, normal, si es que son igualitas…”, pero eso no fue todo, entonces dijo “¡es que hasta su nombre lo ha puesto con B!”.
    Yo ahí pensé… imposible, esta mujer esta mintiendo, ¿por qué lo hará!? pero de pronto… sacó una hoja (escrita por mi, con mi letra, vamos) en la que en el cabecero ponía “Bioleta Jaén”.
    Uf! Qué mal cuerpo…!
    Desde entonces con esfuerzo y observación conseguí distinguir esas dos puñeteras letras que nos suenan igual, y me fijo mucho en que algo así no me vuelva a pasar…
    ¡7 añitos! Ay, madre mía, que crueldad. Bueno al menos me sirvió para aprender (y para recordar la anécdota 32 años después).

  5. Buena lista,

    Yo añadiría a la revisión el quitar palabras o expresiones inútiles como

    Todo eso
    Lo demás
    Etc
    Lo que sea
    De todo
    Y así por el estilo
    Ese tipo de cosas
    Lo que falta
    El resto

    Estas frases tan abiertas son un peligro si las pones donde no debes. Si las repites mucho puede parecer que no sabes bien qué decir.

    Y más aun en una carta de ventas.

  6. En un informe escribí «metriculo» 😕😰 siempre llamábamos así a esa herramienta y se quedó grabado adi en el móvil y como era un pequeño informe pues lo hice desde el móvil, aunque siempre me gusta hacer casi todo desde el móvil, todo lo que se pueda, y cómo nos daba mucha lata la bautizamos metriculo 😊😂😬 No me percaté y el cliente muy majo por suerte! Me pregunto si era así que se llamaba la herramienta y que le pareció supergracioso..😬😰

  7. Muy oportuno tu artículo, sin embargo se te fueron más errores que cuando no hablas de ortografía.
    Clave 2: la tilde de kilométrico se te fue donde no era.
    Clave 5: palabros, que según la RAE es en femenino.
    Clave 6: “se da por supuesto”, esta frase sonaría mucho mejor, “se da por sentado”, “se toma por hecho”, “se hace obvio”

    Saludos de fin de año!

    • Hola, Jon:

      Gracias por avisar de esa tilde fuera de sitio, ya está corregida 🙂

      Sobre “palabros”, verás que está en cursiva porque la he escrito mal a propósito. Hablo de “palabros” para referirme a todos los tecnicismos y la jerga que abunda en algunos sectores (como el del marketing, aunque no es el único).

  8. Gracias, Javi por tu tiempo y dedicación. Has sido parte de mi vida en 2018. Deseo que 2019 te regale prosperidad y felicidad. Te envío un abrazo energético desde San Martín de los Andes, un pedacito de la Patagonia argentina. Liliana Lovisolo

  9. Yo una vez en un trabajo de la carrera puse en la portada bien grande. “Relaciones PúBicas ante el cambio social”. Cuando me dí cuenta, ya entregado, casi me muero. Luego me encontré con que al profesor le había hecho mucha gracia. Me salvó el humor 😀

  10. A mí me pasó en mi primer trabajo. Recién salido de la universidad, convencí a una empresa que invirtiera en una revista institucional.Me entregaban sus escritos en papel y yo tenía que transcribirlos. En uno de los artículos hablaban de una empresa filial Cushman & Wakefield. Para evitar problemas con el “Wakefield” usé copy-paste para el nombre, no sin antes revisarlo a conciencia de que estaba bien escrito. El problema fue que nunca se me ocurrió revisar que Cushman estuviera bien escrito. Yo había puesto Chusman. Gracias a la chica de Recursos Humanos no perdí al cliente, pero tuve que repetir la revista. No tuve ganancias económicas, pero tampoco pérdidas, pero gané experiencia.

  11. Hola Javi,

    Hace un año que comencé un blog de vinos, nunca había escrito públicamente (solo mis diarios) y me daba cuenta que siempre que revisaba había muchos errores, me comía letras, repetía muchas palabras y además ortográficos.

    Me di a la tarea de aprender de redacción, de como escribir un post y trataba de releer en voz alta varias veces.

    Pero no sirvió de mucho ! Ya que la primer entrevista que me animé a hacer escrita no me di cuenta que el nombre de la invitada lo había escrito mal.
    Si ! el nombre de mi entrevistada no lo había acentuado ninguna de las veces que la mencione en el post.
    Me dio mucha vergüenza, ya que al enviársela para ver si le había gustado, ella me pidió que antes que saliera la entrevista le pusiera la tilde a su nombre.

    Me sentí realmente mal.

    Muchos momentos me he sentido que esto de escribir no es para mi, sin embargo me gusta y ahora estoy aprendiendo mucho en tu curso de Adopta un Copy y aunque para mi no ha sido un trabajo fácil, trato de corregir, formarme y darle para adelante!

    Un Saludo

  12. Hola, soy un auténtico metódico de la edición. Tengo 46 años y a los 12 finalicé un curso de Mecanografía y Taquigrafía con una duración de 2 años.

    Odiaba, literalmente, a la profesora, porque me hacía practicar horas y horas, tanto en la Academia como en casa. Incidía sobretodo, en los fallos, los cuales hacía que repitiese, no sólo la palabra en la que me había confundido, sino todo el párrafo en el que estaba incluída la palabra; y claro, cuando corriges un error que has cometido, repitiéndolo, cientos de veces, no estás corrigiendo un simple error, sino que estás creando un hábito de vida.

    Terminé aplicando esta técnica en muchos aspectos de mí vida. Años después de realizar el curso, ya no odiaba a mí profesora, le estaré eternamente agradecido por lo mucho que me ayudó. Conseguí logros increíbles en mí vida con el hábito que me inculcó aquella profesora tan dura.

  13. Hola Javi:

    Recién estoy aprendiendo esto del copy. Me gustan tus posts porque son como un minicurso en sí.

    Aún no tengo el coraje de mostrar lo que escribo, pero siento que soy un poco sintético al hacerlo.

    Gracias por tu ayuda porque me incentiva a seguir escribiendo cada día un poco mejor (o al menos eso intento).
    De verdad, gracias…

  14. Hola Javi, excelente tu post. Me viene como anillo al dedo, estoy preparando unas entrevistas de solución con potenciales clientes usando una página de presentación. Me pasa que cuando escribo me repito bastante, no se me da escribir todo bien de primera, pero luego de varias revisiones siento que mejora mucho. Leer en voz alta me sirve muchísimo.
    Gracias de nuevo por todos tus consejos.
    Saludos desde Campana, Argentina y muy feliz año nuevo!

  15. Increíble, Javi! La verdad es que en mi caso, cuando escribo, simplemente me dejo llevar e intento explicarme lo mejor posible para que el que lo lea, lo entienda y resuelva su problema. Eso es todo.

    Pero con este pedazo de artículo supercalifracilístico, me he dado cuenta de que puedo mejorar muchísimas cosas. Son pequeños detalles pero… juas juas, marcan mucho la diferencia.

    Me ha llamado especialmente la atención tu forma de escribir. Muy distinta a la mía. Y me ha gustado. Reconozco que es mucho más apetecible leer uno de tus párrafos, que uno de los míos… jajaja! Aunque bueno, también son temáticas distintas.

    En definitiva, voy a empezar a seguir tus consejos a rajatabla y a seguir leyendo tu blog. No tiene desperdicio!

    Por cierto, feliz año nuevo y 2 días!

    • Dejarse llevar está muy bien porque seguro que terminas el primer borrador en nada de tiempo.

      Pero si luego te tomas un poco de tiempo en revisar y editar seguro que los posts te quedan mucho mejor.

      Me ha encantado lo de supercalifragilístico 😀 Creo que nunca me lo habían dicho jajaja

Deja un comentario