The Conversion Show Podcast de Javi Pastor opt

Episodio 132

La frontera de la promesa en el marketing

Si lo prefieres puedes escuchar este episodio en iTunes, Spotify o Ivoox

Una promesa en marketing es una especie de contrato: cuanto más prometas, más obligaciones tienes. 

Sin embargo, si prometes poco y no llamas la atención, pones “tan poco” de tu parte que no llamas la atención ni generas ventas del producto o servicio.

También te hablo sobre el formulario del Galaxy Mastermind y puedes acceder a toda la información aquí:

¿Qué vamos a ver en este episodio?

Responderé a algunas de estas preguntas:

¿Dónde está la frontera? ¿Cuánto se puede prometer? ¿Qué no se debe hacer o en qué momento “te pillas los dedos con la puerta”?

Dale al play y te cuento mi opinión sobre todo este tema.

Momentos destacados del episodio

Haz clic en los enlaces de abajo para escuchar directamente los momentos más relevantes de este pódcast.

Enlaces

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copywriting de Otra Galaxia S.L. te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por Copywriting de Otra Galaxia S.L. como responsable de esta web. La finalidad es resolver las dudas planteadas. Tu legitimación se realiza gracias a tu consentimiento. Debes saber que los datos que nos facilites estarán alojados en mi plataforma de hosting de Raiola Networks. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, suprimir los datos y presentar una reclamación ante una autoridad de control en contacto@javipastor.com. Para más información e información detallada visita nuestra política de privacidad.

4 comments on “La frontera de la promesa en el marketing”

  1. Hola, Javi.

    Me encanta el tono que empleas en tus pódcast.

    En cuanto al tema de este pódcast que es las promesas.

    Pienso que todo depende de la honestidad de quién la hace.

    Si esa persona ha conseguido ese objetivo sería más ético que dijera que él/ella lo ha conseguido o esto es lo que puedes conseguir, pero no prometer que se va a conseguir.

    Pero si nunca lo ha conseguido eso ya no tiene nombre.

    En cualquier caso, tanto si sí lo ha conseguido como si no, nunca debería prometer que se va conseguir, si no quiere llevarse una hostia tarde o temprano.

    Gracias por tu enorme esfuerzo.

    Saludos.