No leas este post

Los títulos son importantes, muy importantes. Y sino preguntaros la de posts y noticias que habréis abierto porque os llamó la atención el título. Seguro que el porcentaje supera el 75% y, en muchos de los casos, habréis sufrido una curiosa decepción tras abrirlo.

¿Por qué has abierto este post? Si te he dicho que no lo leas. Pues porque el ser humano tiene una tendencia natural, o al menos la mayoría, a intentar romper las reglas e ir en contra de lo que se le dice.

Si yo te digo “no leas este post”, tú dirás “pues lo voy a leer porque me da la gana”. Sienta bien ir en contra de lo establecido de vez en cuando, aunque sea en una pamplina así de grande.

titulos posts
Foto: mollycakes via photopin cc

Los títulos: la portada del libro

Si un post fuera un libro de bolsillo muuuuy pequeño el titulo sería, junto a la imagen, la portada del post. Y ya sabemos que aunque se diga que no hay que juzgar los libros por su portada, casi todos lo hacemos.

Si antes lo hacíamos, ahora todavía más porque estamos acostumbrados a leer todo a la ligera, rápido y escaneando el contenido en vez de leerlo detenidamente. A veces sin necesidad, más por costumbre que por no tener el tiempo para pararnos a leer.

Por eso el título es la vida y muerte de un post. Puedes escribir la mejor entrada de tu vida, que si el título es malo no la va a leer ni tu mejor amigo de Facebook. En cambio, puedes escribir un titular impresionante y tener un post más vacío que el cerebro de Belén Esteban y tener muchísimas visitas (aunque el porcentaje de rebote será bestial).

Cómo escribir un título poco corriente

No hay una fórmula mágica. No sumas dos cosas y te sale un titular perfecto, a pesar de las tropecientas recomendaciones de hacer posts titulados “cómo hacer tal”, “la mejor manera de hacer x” y demás.

Que diga eso no significa que no funcionen, de hecho hay que tener muy en cuenta que ese tipo de recetas clásicas para los titulares de los posts funcionan en muchos casos  y además son necesarias para posicionar tu web o mejorar el ratio de apertura. Pero… ¿queremos salirnos un poco de la línea habitual no?

Piensa out of the box (buah que pro me ha quedado esto) y arriésgate a poner un título extraño a tu post que tú creas que a tu público objetivo le va a llamar la atención. No lo hagas siempre, pero de vez en cuando utilízalo para dar un toque de originalidad y distinción a tus entradas. Algunas ideas que podrías utilizar:

  • Titulares relacionados con series, programas o películas: no es muy novedoso, pero funciona muy bien y aunque las relaciones suelan estar cogidas con pinzas llamarán la atención de cualquier fan. Por ejemplo, yo podría (y lo haré) utilizar a Chicote, Hell’s Kitchen o incluso a Breaking Bad por su peculiar “cocina”.
  • Titulares contradictorios: escribe algo que vaya en contra de lo que la gente suele leer. Llama su atención con algo que no están acostumbrados cómo puede ser este mismo titular de mi post. Seguro que entre ese timeline de Twitter con tropecientos mensajes uno que ponga algo de este tipo llama la atención.
  • Titulares brutos: sí, brutos, tal cual. A pesar de que todos queramos ser muy profesionales, hay veces que usar una palabra malsonante o una expresión un poco ofensiva puede describir perfectamente el post y además abrir los ojos a más de uno. “Eres un inútil”, “10 cosas que hace la gente mejor que tú” o “Por qué sigues siendo una persona sin futuro”. Se me acaban de ocurrir y perfectamente encajan en muchos tipos de posts que podría escribir, además de que estoy seguro de que con esos titulares llamarían la atención.
  • Titulares localizados: a todo el mundo le gusta que le hablen de las cosas que tiene alrededor, así que vamos a llevar el contenido a su entorno. Si en vez de “10 freelances exitosos que debes conocer” ponemos “10 freelances gaditanos exitosos que debes conocer” vas a apuntar directamente al target. Nos gusta mucho sentirnos orgullosos de nuestra tierra y, en particular, de nuestra provincia o ciudad de vez en cuando, por lo que este tipo de listas o titulares sobre personas funcionan bien por eso. De hecho quizás hasta te lo puedan publicar en algún periódico si se lo envías.

Lo que no hay que hacer con un título

Yeah, tenemos un titular súper alternativo y que llama la atención, ¡visitas venid a mí! No, no, no, cuidado, no vayas a cometer el error más grave: prometer algo que no está dentro del post.

En serio, no hay nada que dé más coraje que abrir un post con un titular muy prometedor y encontrarte dentro la morralla de siempre, un listado de cosas estúpidas sin sentido o un contenido que el titular ha exagerado mil veces por encima de la realidad.

Hace poco me pasó leyendo un grupo de Social Media en Facebook con una web que, en muchas ocasiones, utiliza esta técnica. Comparten buen contenido en muchas ocasiones, pero los titulares me cabrean bastante.

titulos post no hacer
Foto: canonsnapper via photopin cc

El título en cuestión era “Un vídeo en YouTube se posiciona 50 veces mejor en Google que un texto”. Yo pensé…what? Tengo que ver eso. Y me encuentro datos como que los internautas ven 16 minutos de vídeo al mes, que un minuto de vídeo equivale a 1,8 millones de palabras, bla bla bla.

Y en el último párrafo aparece esto “además, los vídeos se posicionan mejor que los contenidos en los resultados de búsqueda de los buscadores. De hecho, el 62% de los resultados de Google llevan a vídeos, y de ellos, más del 80% son de YouTube”.

¿Dónde está la explicación al titular? Yo, que puedo ser muy tonto, no la veo. Ya sé que los vídeos de Youtube posicionan bien, pero… ¿50 veces mejor que un texto? ¿Por qué? Explícamelo o al menos defiende el motivo. Nada, ni rastro de eso.

En definitiva, no hagas un titular muy impresionante para un contenido más que pobre o repetitivo. He usado este ejemplo porque es el último que recuerdo, pero pasa en todas partes y todos cometemos el error alguna vez por tal de robar visitas.

Los títulos olvidados: los asuntos de los emails

Aunque solo haya hablado de los titulares para poner un post, creo que en el email es igual o más importante aún. Sobre todo si queremos que abra el email un reclutador de una empresa, un posible contacto para negociar o un cliente.

De un “Currículum” a un “Soy el Community Manager que buscas” hay un trecho, por decir un ejemplo. Hay veces que hay que ser un poco “prepotente” y seguros de nosotros mismos, como podría ser en ese ejemplo, en el titular de nuestros emails cuándo buscamos trabajo.

Si crees que tienes la suficiente capacidad para hacer el trabajo, ofrécete como el mejor desde el primer momento, y ese primer momento es el asunto del email. Pero igual que con los posts, asegúrate de no prometer lo que no eres.

En otra ocasión trataré más en profundidad este tema de los emails, ya que es algo que tiene mucha chicha y de lo que ya he escrito en Espacios Blog por ejemplo.

Receta final para hacer un titular out of the box

En definitiva, ¿cuáles son los ingredientes que tenemos que añadir a la receta para el titular del post?

  1. 45 gr de titular original y fuera de los cánones habituales del “cómo hacer x” o “las 10 maneras de hacer y”
  2. Tres cucharadas de coherencia con lo que está escrito en el post
  3. Evitar echar todo el azúcar en el titular si luego el post es soso

Recordad que no digo que los posts de cánones habituales no funcionen, simplemente que para crear este tipo de titulares tenemos que salirnos de ahí 😉

¿Queréis añadir algún ingrediente más? ¿Habéis utilizado estos consejos y habéis creado un titular molón? ¡Comenta y cuéntamelo que estaré encantado de leerte!

Deja un comentario

CommentLuv badge