Cuándo sabes que es el momento de contratar un copywriter

¿Cansado de oír hablar tanto de eso llamado copy?

Que si escribir para vender, que si tal, que si cual…

Y ahí estás tú, con tu empresa o negocio, dudando en si contratar un copywriter o mejor invertir ese dinero en otra cosa.

¿Todo momento o situación es la mejor para contratar un copy?

No, en absoluto; pero si estás en una de las que te cuento a continuación no tendrías ni que pensarte el pedirle presupuesto.

¡Arrancamos!

#1 Cuando vas a hacer un lanzamiento

Si vas a lanzar cualquier infoproducto, hazte con un copy y deja que sea tu arma de venta.

En todo lanzamiento hay una serie de procesos en los que, sí o sí, te interesa que un profesional de la redacción persuasiva tome el mando.

Hablamos de emails (decenas de ellos), de squeeze pages, de páginas de venta…

El proceso es duro y largo, así que no te recomiendo que arriesgues. Contrata un copy que tenga experiencia o sepa de lanzamientos y juega sobre seguro.

#2 Cuando lees tu web y dices: ¿hola?

Muestra evidente de que el copy falla y necesitas cambiarlo de la mano de un profesional.

Puede ser que el texto lo hicieras tú mismo cuando te montaste la web. O que te lo escribiera el mismo diseñador, o que contrataras un redactor que no supiera de copywriting (recuerda las diferencias entre un copywriter y un redactor).

El caso es que tú lo lees y no entiendes nada. No suena a ti, o no suena a la imagen que quieres dar a tus clientes.

Toca cambiar.

#3 Cuando las conversiones no parecen ir bien

Es el momento más evidente: cuando tu web no vende.

Llegan visitas porque el SEO te ha hecho un buen trabajo, pero esas visitas se van sin hacer nada. No compran, no se suscriben, no te envían solicitudes, no rellenan formularios… ¿Qué pasa?

Que el copy te está fallando y te toca contratar.

#4 Cuando el comportamiento de los usuarios en tu web no es bueno

Ya no hablamos de que no conviertan, sino de que no interactúen.

Que lleguen y se vayan sin hacer nada, sin invertir tiempo en leer el contenido que muestra.

Y tú me preguntarás… ¿Cómo puedo saber cómo se comportan los usuarios en mi web?

Puedes hacer dos cosas: de forma menos precisa tira de Google Analytics y a ver qué te dan métricas como el tiempo medio en página o el porcentaje de rebote.

Si quieres afinar y ver exactamente (de forma literal) qué hace cualquier usuario que llega a tu página puedes ponerte Hotjar y grabar las sesiones.

Repásalas e identifica qué sucede: ¿el usuario llega al final de la página, donde se encuentra el CTA?

Si la respuesta es no es que el copy no está ejerciendo de tobogán, así que la solución vuelve a ser contratar un copywriter.

#5 Cuando en general sientes que tu negocio no termina de comunicar bien

Podría darse la situación de que confiaras en que todo está yendo bien, pero que tuvieras la mosca detrás de la oreja.

Como si el engranaje general de la máquina no funcionara.

Tu web te gusta, pero no te termina del todo.

Las comunicaciones de atención al cliente van bien, pero les falla algo.

Las comunicaciones de tu equipo comercial parecen buenas, pero también hay algo que no te acaba. Y lo mismo para los anuncios que haces o para las redes sociales.

Ahí falla algo, lo que le da sentido a tooooodos los elementos de un negocio que opera a nivel online: el copywriting.

Copy no es solo escribir tu home; el copy está en cualquier comunicación que haces de puertas hacia fuera. Cuando sientes ese ligero malestar generalizado suele deberse a fallos en la comunicación.

Y el copy hace eso: contrata uno y haz que tus comunicaciones reflejen lo que eres realmente.

#6 Cuando aún no tienes web

Fíjate que nos vamos hacia atrás en el tiempo, a ese momento en el que estás cargado de ilusión, con una idea brillante o un producto o servicio que sabes que vas a vender como churros.

Te tienes que montar una web, eso sí.

Pues me complace decirte que ese es un momento magnífico para contratar un copywriter.

A los copys nos gusta partir de una hoja en blanco, sin diseños prestablecidos ni límites que coarten nuestro hacer.

A la eterna pregunta de primero, ¿copy o diseño? Yo te diré que siempre siempre siempre, primero copy.

#7 Cuando sabes que tu producto o servicio es bueno

A los copywriters no les gusta vender productos o servicios que no creen que sean buenos. Pura ética si la causa es la falta de moral de ese producto o servicio.

Podría ser también que el producto tuviera un precio totalmente fuera de mercado, o que el servicio fuera muy insuficiente para lo que cuesta. En ese caso el copy hace un ejercicio de realismo y le dice al cliente que ahí no hay nada que hacer, por mucho que este quiera contratarlo.

Ahora bien: si el producto o servicio es bueno y tienes la certeza de ello, no te lo pienses y pide ayuda a un copywriter para que te ayude a venderlo.

No hay nada como el copywriting para vender algo atractivo para el buyer persona. Palabra de copy.

Bonus: ¿cuándo no debes contratarlo?

Lo has leído por activa y por pasiva en mi blog de copywriting y en otros de la red, pero lo vuelvo a apuntar: no contrates un copywriter si estás buscando una solución milagrosa.

Los copywriters no hacemos milagros y tampoco engañamos en nuestras páginas de venta. Cuando no se puede, no se puede; el copy te traerá algunas conversiones, sí, pero la satisfacción del cliente después será malísima.

Olvídate.

¿Te animas?

Si tenías tus dudas espero habértelas resuelto. Contratar un copy puede marcar un antes y un después en la historia de tu negocio, así que deberías hacerlo en el momento adecuado.

¿Es este?

Pues solo te queda pasar a la acción 😉

1 comentario en “Cuándo sabes que es el momento de contratar un copywriter”

  1. Gracias Javi por seguir aclarando de qué va esto del copy en el mundo de los negocios. Cada vez más gente se suma a escribir persuasivamente y se plantea contratar un copywriter para favorecer a su emprendimiento.
    En lo personal, soy un convencido de lo que dices “si tu producto no es bueno, no creas que el copywriting hará milagros”.
    Un fuerte abrazo desde Argentina!!

Deja un comentario