Cómo conseguir pasar de 0 a 500 seguidores en Google Plus

seguidores google plus

Conseguir seguidores, tráfico y visitas desde Google+ es bastante difícil, ¿no? Pues para Raúl Miruri no lo es tanto.​

En este primer post de invitado de Recetas de Personal Branding nos va a contar cómo ha conseguido pasar de 0 seguidores a más de 500 en Google+ en tres meses. ¿Estaréis deseando que os deje con él no? Pues no os hago esperar más.

Google Plus es la red social más importante en la que deberías participar, tanto si tienes una empresa con la que quieres aumentar tu base de clientes y tus conversiones como si tienes un blog y quieres aumentar tu tráfico, tu número de suscriptores e incluso tus ventas.

​Hay otras redes sociales en las que puedes querer estar en función del nicho de mercado al que te diriges, pero en Google+ tienes que estar sí o sí. Por eso, porque necesitas trabajar la red social de Google y generar un buen nivel de visibilidad, es por lo que voy a enseñarte todos mis trucos para conseguir seguidores en Google Plus.

Crea un perfil irresistible

Lo primero que tienes que hacer es crear un perfil que llame la atención. Yo cuando me intereso por alguien lo que hago antes de decidir si merece la pena seguir a esa persona (soy muy exigente y sigo a muy poca gente) es ver si ha rellenado su perfil y si este es atractivo.

Como mucho en los 15 segundos que se tarda en ojear tu perfil se puede saber si eres una persona que está en Google Plus porque verdaderamente está interesado en interactuar o si simplemente estás porque una vez un blogger te dijo en la entradilla de un post que debes estar.

Por lo tanto tienes 15 segundos para convencerme de que merece la pena seguirte. Para conseguirlo empieza por rellenar tu perfil al completo. Estos son los apartados en los que tienes que “venderte”:

En Google+ tienes 15 segundos para convencerme de si merece la pena o no seguirte - @raulmiruri

Click to Tweet

Foto de portada

Lo mejor es que pongas una foto atractiva sobre todo si de algún modo quieres vender a través de las imágenes. Es lo primero que cualquier usuario va a ver de ti y al fin y al cabo esa primera impresión es lo que cuenta. Eso sí, por mi propia experiencia te digo que yo utilizo la imagen que viene por defecto en Google+ y no he tenido ningún problema para conseguir seguidores.

Foto de perfil

Utiliza siempre una foto real. Tienes que perder el miedo a mostrarte. Sólo vale una excusa para no enseñar tu cara, y es que tengas una empresa y utilices el logotipo de esta. Aun así, es perfectamente compatible tener un perfil personal y otro de empresa así que por favor da la cara. Quiero saber quién y cómo eres.

portada google+

Historia

Esta sección está dividida en tres apartados: eslogan, presentación y motivos para presumir. Fundamental que rellenes las tres y si es de una manera original mejor que mejor.

El eslogan pueda ser una frase que te guste, que te haya marcado de pequeño o simplemente que te sirva de motivación en tu día a día. Yo utilizo una frase que a mí me motiva y que dice lo siguiente:

“El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia” - @raulmiruri

Click to Tweet

La presentación está para que digas quién eres, a que te dedicas y por qué estás en Google Plus. Lo normal es que te definas en 9 o 10 líneas. No hace falta nada más. Si quieres, aquí puedes poner un enlace a tu página web o blog. Es un enlace nofollow pero si alguien quiere saber más de ti puede entrar a tu sitio directamente a través de este enlace.

Por último está el apartado motivos para presumir. Aquí puedes hacer dos cosas. Puedes poner algo de lo que realmente estés orgulloso (muchos usuarios ponen que tienen hijos) o puedes poner algún tipo de frase ingeniosa. En mi caso como no tengo hijos te puedes imaginar que utilizo la segunda opción.

historia google+

Trabajo

Aquí tienes que añadir la profesión a la que te dedicas y contar que habilidades tienes. También puedes poner las empresas en las que has trabajado, pero sinceramente yo no pondría más de dos o tres como mucho. Estamos hablando de Google Plus, no de Linkedin.

Estudios

Google Plus te da la opción de que muestres los lugares en los que has estudiado junto a una descripción de los estudios completados. No voy a recomendarte que lo rellenes porque yo no lo he hecho. Hace tiempo que dejé de darle importancia al currículum vitae.

Ubicaciones

Este apartado está para que presumas del lugar en el que vives o de los sitios en los que has vivido. No es imprescindible rellenarlo.

Información de contacto

Esta información si es muy importante. Sobre todo es fundamental que pongas un correo electrónico de contacto porque puede ocurrir que alguien quiera hablar contigo de forma más cercana y si no tienes una dirección de email difícilmente vas a poder dar respuesta a esa persona.

Poner tu teléfono tampoco está mal aunque imagino que esto es más personal y puede darte reparos. Si estás en esta situación no pongas tu teléfono y punto. No hay problema.

enlaces google+

Enlaces

Esta es la última sección que tienes que rellenar. En ella deberías poner la URL de tu perfil de Google+, a la que podrás acceder cuando tengas un mínimo de 10 seguidores.

Enlaza tu blog personal o la página web de la empresa en la que trabajes en la sección “contribuye en”. Todos somos un poquito cotillas y cuantos más datos aportes más atractivo vas a ser a ojos de las personas que vean tu perfil.

También es muy interesante que pongas enlaces a todos tus perfiles sociales. Puede pasar que alguien te siga en Google Plus y también quiera seguirte en algún otro sitio. Dale facilidades.

Ahora respira hondo, llevo más de 1.000 palabras y realmente aún no te he contado como conseguir seguidores en Google Plus. Lo siento, pero todo lo anterior era necesario antes de pasar a la auténtica chicha 😉

CHECKLIST PARA TENER UN PERFIL DE GOOGLE+ IRRESISTIBLE 

  • Foto de portada atractiva y relacionada con tu actividad.
  • Foto de perfil que te muestre tal y como eres.
  • ​Eslogan, presentación y motivos para presumir que cuenten tu historia y den una imagen general de quién eres.
  • Añade tu email de contacto para que cualquiera que quiera hablar contigo de manera privada pueda hacerlo.
  • Enlaza tu blog personal o web y todas las páginas en las que colaboras para que cualquiera pueda seguirte allá donde escribas o participes.

Consejos para lograr seguidores en Google Plus

Sigue a personas de tu mismo nicho

Esto es un clásico en cualquier red social. Al principio no te conoce nadie así que lo mejor que puedes hacer es seguir a personas que trabajen en el mismo nicho que tú. Voy a decirte algo que me parece interesante. No veas a tu competencia como un enemigo a batir. No tiene sentido.

Las relaciones con tu competencia deberían basarse en la colaboración. A largo plazo es lo más beneficioso para todos así que no tengas reparos en seguir en Google+ a personas que compitan contigo en un mismo nicho. El karma digital existe. ¡Aprovéchate de él!

Coloca la caja de Google Plus en tu blog

Es una de las formas más simples y a la vez más efectivas de lograr seguidores en Google Plus.

Primero porque refuerza tu marca personal ya que estarás mostrando tu cara junto a tu eslogan en tu propio blog. Segundo porque una persona a la que le guste tu contenido puede pensarse dos veces si suscribirse o no, pero seguirte en Google Plus no va a costarle nada y a la larga se convertirá en tu seguidor más fiel.

Para crear tu insignia de Google+ y ponerla donde quieras tan solo tienes que hacer clic aquí y crear aquella que te encaje mejor.

Comparte tu contenido en las comunidades

Las comunidades son el gran filón de esta red social. Tienes que buscar comunidades que sean afines a ti y a tus contenidos. Para ello lo más fácil es usar el propio buscador de Google Plus. Introduce las palabras clave que sean importantes para ti y únete a tantas comunidades como puedas.

En mi caso, cuando quiero buscar una comunidad nueva en la que participar, utilizo palabras como Marketing, SEO, Blog o Redes sociales. En el momento de escribir este artículo estoy participando de forma casi diaria en 27 comunidades. Te puedes imaginar que cuantas más comunidades puedas abarcar mucho mejor 😉

comunidades google plus

Participa activamente

En Google Plus como en cualquier otra red social no vale con que te cruces de brazos a esperar que sean los demás los que se arrimen a ti. Tienes que participar activamente conversando con la gente y ayudando en todo lo que puedas. Hay que ser proactivo si se quieren conseguir seguidores y otros muchos beneficios basados en las relaciones personales y el networking.

Reparte +1 a diestro y siniestro

Existen comunidades que son directamente de intercambio de +1 en las que tendrás que dar +1 a todo el mundo para que te permitan publicar. La mayoría de las comunidades, sin embargo, no son de intercambio pero a pesar de ello mi consejo es que aun así des +1 a todos los contenidos que puedas. Cuantos más mejor.

Si haces esto vas a conseguir dos cosas: Que la persona que recibe tu recomendación a su vez te la devuelva, y por lo tanto tu también ganes muchos +1 y que esa persona en agradecimiento por haberte molestado en recomendar su artículo te siga.

Haz esto independientemente de si los +1 ayudan al posicionamiento web o no.

Utiliza imágenes llamativas y cuida tu texto

La combinación de una buena imagen y un poquito de copywriting hace milagros a la hora de atraer seguidores. La mayoría de las comunidades de Google Plus tienen miles de participantes y necesitas desmarcarte de todos ellos.

Para demostrar que tus contenidos son de calidad y merece la pena fijarse en ellos utiliza imágenes que llamen la atención y llamadas a la acción para que quién las vea sienta la necesidad de dejarte un comentario o compartir tu contenido.

Crea y comparte infografías

Las infografías tienen una gran eficacia a la hora de ser compartidas. Si logras que tu infografía se convierta en tendencia en Google Plus tu número de seguidores se disparará y además podrás lograr cientos de +1. He visto infografías con más de 2.000 +1 y 150 comentarios.

infografía ejemplo

Infografía de Miguel Ángel Florido de Marketing and Web, una de las mejores personas que conozco haciéndolas.

No te canses nunca de dar las gracias

Esto es lo más importante para mí. Hay que ser agradecido con todo el mundo. Con los que te dan +1, con los comparten tu contenido, con aquellos que se molestan en dejarte un comentario. Dar las gracias no cuesta nada y te ayuda no sólo a conseguir seguidores sino a fidelizar los que ya tienes.

Dar las gracias en tu publicación está bien pero si además dejas un comentario de agradecimiento en el perfil de la persona que te comparte entonces tienes un seguidor garantizado.

gracias

Difunde tu contenido pero no hagas spam.

No hay nada más molesto que hacer spam. Si lo haces no vas a lograr seguidores precisamente sino que la gente va a huir de ti y de tus contenidos.

Hay muchas personas que piensan que lo más que les puede pasar si les marcan como spammers es que les echen de una comunidad y no les permitan publicar más. No, eso no es lo peor que podría pasarte.

Lo peor es que Google Plus y Gmail pertenecen a la misma empresa, Google. Por lo tanto, si te marcan como spammer en Google+ también lo harán en Gmail y entonces ya me contarás que va a pasar con tus campañas de email marketing. Si, irán todas directamente a la carpeta de Spam.

Para evitar ser marcado como spammer te doy algunos consejos:

  • Lee las reglas de las comunidades nada más acceder a ellas.
  • No publiques más de una vez al día en cada comunidad.
  • Si publicas en distintas comunidades cambia el texto y la imagen.
  • Publica tu contenido a distintas horas del día.

No cometer los 10 pecados capitales de Google+

infografia de errores de google

CHECKLIST PARA CONSEGUIR SEGUIDORES EN GOOGLE+ 

  • Sigue a personas de tu mismo nicho y que tengan algo que ver contigo, no lo hagas al azar.
  • Coloca la caja de Google+ en tu blog o página web para dar visibilidad a tu perfil.
  • ​Comparte tu contenido en comunidades afines a tu temática para aumentar el alcance de tu perfil y tus publicaciones.
  • Participa activamente y no te quedes parado esperando que lleguen los seguidores.
  • Reparte +1 a diestro y siniestro: es gratis y en Google+ es la red social donde más se agradece este tipo de acción.
  • Utiliza imágenes y textos llamativos para destacar por encima del resto de personas.
  • Utiliza las infografías para generar miles de +1 y compartidos.
  • Da siempre las gracias para fidelizar a aquellos usuarios que más interactuan contigo.
  • Difunde tu contenido sin hacer spam y respetando las reglas de las comunidades.

Estas son todas las cosas que hago para conseguir seguidores en Google Plus y no me ha ido mal, teniendo en cuenta que he logrado más de 500 seguidores en mis primeros 120 días en esta maravillosa red social. Ahora te toca a ti conseguir seguidores y aprender a dominar Google Plus.

¿Quieres conseguir pasar de 0 a 500 seguidores en Google+? Con esta guía podrás hacerlo.

Click to Tweet

¿Participas de manera activa en Google Plus? ¿Tú que haces para conseguir seguidores en esta red social?

PD: antes de irte... ¿dejas un +1 o un comentario en la publicación de Google+? 

Los bloggers y la automatización de las redes sociales

twitter robot

Si te digo que, por ejemplo, un 75% de los bloggers tienen (casi) totalmente automatizadas sus redes sociales… ¿te sorprendería? Espero que no.

Con tanta infografía y tanto post de tanto community manager diciéndote que automatizar está mal y que a nadie le gustan los robots, o los cientos de manifiestos de que las redes sociales son el arma más potente para conseguir tráfico y generar conversación y bla bla bla… ¿a qué viene automatizar?

Pues porque, para la mayoría las redes sociales como Twitter, Linkedin o Facebook son ineficaces. El porcentaje de tiempo que hay que echarles para conseguir un resultado que merezca la pena es infinitamente superior al que puedes invertir en cualquier otra actividad como simplemente mandar correos para buscar colaboraciones, posicionarte para mejores palabras clave en Google o solo mejorar las propias entradas de tu blog para atraer a más público.

twitter robot

Twitter, un robot con alas

Twitter es con total seguridad la red social en la que todos los bloggers están. Muchos se desencantaron de Facebook y cerraron sus páginas con la bajada de alcance, otros piensan que Google+ va a morir y lo dejaron también y muchos otros pasan directamente de otras como Pinterest, Instagram o incluso Linkedin, la que solo dejan para añadir contactos de vez en cuando.

Pues haz una prueba. Siéntate delante de Twitter y cuenta las veces que ves este tipo de tweet: “Título de un post + enlace + hashtag”. Es decir, el esqueleto del post programado de toda la vida. De hecho, ya hay bloggers que no suben ni sus propios posts a su Twitter, sino que con herramientas como Twitterfeed lo programan para que suba hasta sus propios posts.

Yo he comprobado que si me paro durante 15 minutos delante de mi timeline y cuento cuántos tweets son de ese tipo, me encuentro con que casi el 90% están ya programados. Incluso ahora con plugins como Revive Old Post podemos de manera gratuita decirle a nuestro blog que vaya twitteando cada día nuestros posts más antiguos de manera automática.

Y si encima configuramos con Hootsuite unas 60 frases épicas/motivadoras al mes al principio del mismo programando para que salgan 2 cada día, ya directamente es que no tenemos ni que tocar Twitter. Bueno sí, algún día soltamos algún favorito, retweets y damos algo de conversación, para hacer el papel de que hay alguien detrás 😀

De hecho es que hasta eso se puede programar con programas de pago como Tweet Attacks Pro, así que los programas hasta nos pueden hacer parecer humanos y todo.

Automatizar o no automatizar

Pues como diría Jarabe de Palo, depende. ¿Merece la pena que yo (con 492 seguidores) le eche horas al día a Twitter? No. ¿Qué voy a ganar? ¿10 visitas? ¿20? Tardo menos haciendo otras muchas cosas que sé que son más efectivas. De hecho la mayoría de mis seguidores los he ganado cuando menos he trabajado la red social o gracias a posts que han llegado a portada en Mktfan.

En cambio, si un blogger tiene una comunidad extensa en Twitter con 40.000 seguidores (reales), ¿debería hacer lo mismo? Probablemente no, eso es otra cosa, porque el volumen de tráfico que puedes dirigir es bastante más suculento. De hecho, quien sabe si a lo mejor le vendría bien delegar sus redes sociales en alguien con experiencia y que pudiera gestionarlas para que fueran activas y rentables.

Eso es algo que suele costar mucho trabajo y que algunos no entienden, porque parece que delegar una cuenta de Twitter personal puede parecer como que estás “engañando” a la gente haciéndoles creer que hablan con una persona que realmente no es. Pero si una persona tiene 40.000 seguidores (y no sigue a 39.999), seguramente es porque es alguien que tiene cosas mejores que hacer o que son más productivas.

Siempre que se tenga una línea de comunicación marcada, el propio dueño de la cuenta revise qué es lo que está haciendo su community manager de turno y demás, creo que es mucho mejor eso que simplemente dejar una cuenta de esa magnitud vivir con Twitterfeed, Hootsuite y Revive Old Post.

¿Qué es lo que haces tú?

Antes de saber qué es lo que haces tú, te voy a decir qué es lo que hago yo para mantener mis redes sociales. Ahora mismo solo uso Twitter, Linkedin y Google+ y mi actividad diaria está limitada a lo siguiente:

  1. Twitterfeed y Revive Old Post me mantienen Twitter con vida a diario. Ahora no me funciona el segundo tras la última actualización de WordPress, tendré que arreglarlo.
  2. Publicación de mis posts en las tres redes sociales.
  3. Máximo de 15 minutos al día en Twitter, Google+ y Linkedin para revisar por encima y mirar las cuentas de los usuarios con los que mejor me llevo para hacer algún RT, responder o dar alguna señal de vida. A veces pongo algún tweet normal también.
  4. Responder lo más rápido posible cada vez que alguien me menciona y favoritear cuando me comparten.

Fin. No hago más nada y no creo que si hiciera mucho más me fuera cien veces mejor ni fuera a tener 5.000 seguidores en Twitter o Google+. Ahora mismo no es una de mis prioridades y así se va a quedar.

De hecho, yo prefiero revisar Feedly cada mañana o cada noche y leer y comentar los posts de los blogs que sigo. Me parece algo más útil y que además me ha funcionado mucho mejor, tanto a nivel de networking como incluso de visitas.

Y tú qué opinas, ¿está bien la automatización de las redes sociales o debemos dedicarles más tiempo?

5 búsquedas estúpidas que hace la gente en Google

Google

Lo sé, ¿otra vez 5? ¿Qué pasa te encanta el número o qué Javi? La verdad es que no, es un número que no me llama mucho la atención y que encima tiene esa rima tan sonora que todos sabéis. Pero me ha dado por hacer listas, qué le vamos a hacer 🙂

Hoy me voy a salir de lo habitual y no voy a intentar transmitir nada útil, simplemente quiero aportar algo distinto y haceros reír un poco. Creo que es algo que siempre viene bien y que este blog (y yo) necesita de vez en cuando.

Últimamente estoy usando mucho Semrush desde que me puse las pilas con el SEO y, además de hacer búsquedas para micronichos, posts y demás, me he topado con keywords tremendamente estúpidas o extrañas que la gente busca en Google.

Para el que no sepa qué es Semrush, digamos de manera resumida que es una herramienta de pago para analizar keywords, robárselas a otras páginas rivales y en general trabajar bien el blog para que Google le de un buen empujón hacia arriba.

Si queréis saber más, he recomendado mil veces el blog de Dean Romero y aquí tenéis un artículo en el que habla extensamente sobre la herramienta, que yo no soy ningún experto para hablar de ella.

Bueno, vamos al lío, a ver qué he encontrado con Semrush que pueda hacernos reír un poco 🙂

Leer más…5 búsquedas estúpidas que hace la gente en Google

El síndrome del community manager

el sindrome del community manager

Te has creado un blog, acabas de empezar a usar “profesionalmente” las redes sociales y has descubierto que hay una profesión accesible para gran parte de los usuarios de estas: el community management.

Un par de actualizaciones aquí y allá, una foto graciosa y revisar un poco a ver qué se dice por ahí parecen ser tus obligaciones. Parece fácil, de hecho vas a hacer un curso para formarte en ello y lo más probable es que te busques algún “cliente” que finalmente será tu perfil, el de la empresa de tu amigo/padre/conocido y poco más para empezar.

Te vas a Linkedin, te pones en el perfil que eres “lo que sea” y community manager también, por si cuela. Y de paso tu blog lo dedicas a comentar las bondades de los community managers y lo importantes que son. Y entonces llega el fatídico momento en el que escribes el post más trillado de la historia: “Por qué tu empresa debe estar en redes sociales”.

Y lo haces totalmente convencido de lo que escribes, sin tener experiencia ni realmente saber el valor que puede tener una cuenta de Twitter, una página de Facebook o cómo se puede generar valor a través de ellas más allá de los me gusta y los comentarios.

el sindrome del community manager

Mi experiencia con el síndrome

Estoy seguro de que muchísimos hemos pasado por esto. A mí me pasó, pues hace un par de años hice un curso, me emocioné pensando que esta iba a ser la profesión del futuro y que era la que encajaba perfectamente conmigo.

Me hice un blog llamado “Intentando ser community manager”, me busqué unas prácticas para trabajar de ello y fui aprendiendo de los típicos blogs que escriben posts como el anterior, en los que convencen a todo el mundo de que esta profesión es muy demandada y que te puede arreglar la vida.

¿La realidad? No es una profesión tan demandada en España, no es tan fácil y probablemente muchos no sepan que para trabajar de community manager te van a pedir hasta que sepas bailar encima de un toro mecánico. Nadie va a venir a contratarte por saber cuatro cosas de Social Media.

Si buscas en tu zona, lo más probable es que busquen un “chico para todo”. Que si sabes diseño, que si sabes programar y montar plantillas de WordPress de cero, que si eres buen fotógrafo, que si de paso haces de periodista, etc. Vamos, que más que community manager seas un Hero Manager.

En cambio, si te vas fuera o buscas una empresa con cierto renombre vas a encontrar el obstáculo más habitual: la experiencia. No me preguntes cómo, pero hay gente con experiencia de esto en todas partes.

Otros tienen masters, cursos especializados con grandes “expertos” y mil, con perdón, tonterías que son un papel que no acredita casi nada. La titulitis de hoy en día.

Además, en caso de que superes las pruebas (que te pondrán algunas) y te veas en la situación de trabajar de community manager…vas a cobrar cuatro duros.

No siempre, pero de cada 10 puestos que ofrecen en 9 lo vas a hacer. ¿Por qué? Porque a esta figura se le brinda muy poca importancia, se considera que haces “algo muy fácil” y en general un alto porcentaje de empresas lo hacen “por probar”.

No es oro todo lo que reluce, claramente. Tengo actualmente solo un cliente (con el que estoy muy contento) y no quiero que esta sea una de mis vías principales de ingresos, porque no lo veo escalable y creo que es una burbuja que va a explotar sino este año en breve.

Hay demasiada gente haciéndolo mal, tirando los precios por el suelo y convirtiendo esta profesión en otra cosa que no es. Además, el mito de las redes sociales y su tremenda utilidad va a reventar algún día y crear una comunidad requiere de un tiempo y esfuerzo que muy, muy pocas empresas están dispuestas a asumir.

La otra cara de la moneda: la especialización

Lo bueno de pasar este síndrome es que me metiera en todo este mundo del marketing online, por llamarlo de alguna manera. Empiezas a ver que debajo de este famoso community manager hay otras profesiones, mucho más profundas y demandadas, como podrían ser consultor SEO, diseño de webs con WordPress o copywriter.

¿Ves hablar de esas tres cosas a diario en los periódicos? ¿En las noticias? ¿En los informes? ¿En los cursos del INEM? Que va, solo vas a encontrar cursos de community manager que más allá de enseñarte a abrir dos páginas, un perfil aquí y otro allá poco bien te van a hacer. Encima, vas a tener un profesor que sabe poco o nada del tema y que luego vas a ver ejerciendo de una manera desastrosa.

Por ello, mi consejo es que no te atasques en esta especialidad ni te pongas a hacer cursos de “expertos”, que los hay buenos pero demasiados son malos. Sal ahí, busca blogs de otras cosas, empieza a formarte en alguna y te digo que vas a ganar más haciendo “menos”, además de tener una competencia mucho menor.

¿Cuánta gente ofrece servicios de SEO en tu ciudad? Seguro que muy pocos. ¿Y cuántos community managers hay? Cientos e incluso miles. O ya ni eso, ¿cuántos community hay que puedan ofrecer su servicio con creación de web y un trabajo de SEO? Dudo que haya muchos, porque además los que saben de SEO dudo que se pongan a trabajar de lo otro.

Con todo esto no digo que sea fácil especializarse, ni mucho menos, todo tiene su trabajo, pero por supuesto también su recompensa. Teniendo blogs de calidad como el de Dean Romero, Chuiso o Luis Villanueva en Feedly puedes aprender muchísimo, con comunidades como Wontalia, Quondos, SEOplatino y sobre todo probando probando y probando.

No quiero decir que no haya community managers buenos, que no sirven para nada y que es una profesión fantasma. NO. Conozco gente muy buena, que generan un valor impresionante para las marcas (el clásico Twitter de la Policía) y cuya estrategia es brillante. Pero hay pocos buenos entre muchos malos.

Es mejor estar aprendiendo, formándote de verdad y avanzando, que escribir sobre algo trillado que no aporta valor a tu blog y no te va a resolver la vida. Avanza, deja atrás el mito del community manager, fómarte de verdad y no te quedes atascado.

PD: repito, por si acaso no ha quedado claro… no estoy en contra de los community managers. Ni loco, de hecho yo he trabajado y sigo trabajando parte de mi tiempo en ello. Estoy en contra de los semi-community y aquellas personas que venden esta profesión como la panacea en la que todos podemos trabajar.

No eres Dios

No lo eres. Eres un humano. Una persona que necesita comer, descansar, relajarse y hacer numerosas cosas a lo largo del día para no colapsar tu débil cuerpo y mente. ¿Parece evidente verdad? Pues a veces no lo es tanto, o no nos damos cuenta, sobre todo cuando llegamos a las redes sociales y queremos ser Dios.

¿Y por qué intentamos ser Dios? Porque queremos estar en todas partes. Quiero un Twitter, un Linkedin, un Google+, un Instagram, un Pinterest, un canal de Youtube, participar en 20 grupos de Facebook, 10 de Google+, otros 5 de Linkedin, contestar al correo y estar atento a todos mis seguidores para no perderme nada.

Pues, salvo que no duermas, no comas y no hagas nada más allá de estar sentado de un ordenador, tengo una mala noticia: es imposible que vayas a conseguirlo.

Foto: Alex E. Proimos vía photopin cc
Foto: Alex E. Proimos vía photopin cc

Infoxicación y otros males

Todo el que llega a la conclusión de que quiere profesionalizar su presencia en redes sociales con un blog o cualquier otra herramienta cae en la tremenda enfermedad de la infoxicación al empezar sí o sí.

A todos nos ha pasado lo de leer 40 webs distintas al día, aprender numerosos conceptos, ver estudios, consejos y mil cosas más y al final del día sentirte como si no hubieras hecho nada.

En esas webs actualmente podemos encontrar cientos de posts del tipo “5 motivos por lo que debes estar en Pinterest”, “las 50 maneras de que tu empresa triunfe en Twitter”, “las ventajas de crear una fan page en Facebook”, etc. ¿Y cuál es el problema de todo esto?

Que al final vemos tantas ventajas, beneficios y oportunidades que queremos probar y utilizar cada una de las redes sociales.

Y no solo esto, sino las cientas de reviews de productos que nos afirman ser las nuevas panaceas para x problema y que tienes que probar sí o sí. Entre que estas intentando estar en todas las redes sociales y ahora tienes el navegador lleno de favoritos con herramientas para analizar hasta el color del pelo de tu página con 10 seguidores de Facebook al final no sabes ni qué estas haciendo.

¿La solución? Para, recapacita y recuerda de nuevo: no eres Dios.

Es normal que quieras aprender y desde luego debes hacerlo, pero con cabeza. Si caes en esta pequeña “enfermedad” y no sales a tiempo, lo más probable es que pierdas muchísimas horas en aprender por encima cómo usar mil cosas distintas sin saber realmente al final para qué se usan, por qué tienes que usarlas o qué beneficios te dan realmente.

Ve al grano

Lo mejor que puedes hacer para evitar que te pase todo lo que he dicho arriba es ir al grano sin tonterías. Para empezar, olvídate de estar en todas partes. No hace falta y no lo necesitas.

Te dirán que Twitter es esencial, que Google+ es obligatorio y que una página de Facebook “siempre viene bien” pero no te metas en lo que no debes. Párate y piensa estas tres cosas:

  • ¿Qué quiero hacer? 
  • ¿Dónde está mi público objetivo o la gente con la que quiero contactar?
  • ¿Qué necesito aprender para seguir avanzando?

Pongamos un ejemplo, que siempre es más práctico.

Si eres diseñador gráfico y quieres buscar trabajo, empieza por lo más fácil. ¿Dónde están todos los diseñadores gráficos? En Behance. Si tienes un buen portfolio creado, solo subirlo, ordenarlo, completar tu perfil e interactuar con los de otros te comenzará a dar beneficios.

Cuando tengas ese Behance bien bonito, ordenado y limpio, podrías crear una cuenta en Linkedin y actualizar cada día compartiendo uno de tus trabajos subidos a la plataforma junto a un pequeño texto explicativo. A la vez, ve agregando a otros diseñadores con los que ya has interaccionado a través de Behance (muchos tendrán en su perfil el enlace) y posicionando así tu perfil entre ellos.

Solo con esto, ya tienes una buena carta de presentación si mantienes la tónica de subir trabajos, compartirlos e interactuar en ambos sitios. Cuando envíes el currículum y vean tu Behance con numerosas valoraciones o simplemente te ofrezcas para trabajar con un contacto de Linkedin con el que te gustaría trabajar y vea tu perfil activo tendrá una buena imagen de ti.

No has necesitado ni Twitter, ni Facebook ni Google+, que parecen ser los tres pilares del Social Media. De hecho no tienes ni un blog, porque no sabes hacerlo.

behance

Imaginemos que no te contratan o con esto no te ha llegado y decides que ahora quieres trabajar por tu cuenta. ¿Necesitas un blog ya y empezar a moverte en todas partes? Quizás no. Ve a plataformas como 99 Designs, regístrate, sube tu portfolio y trabaja intentando ganar concursos para clientes reales.

Como poco estarás alimentando tu portfolio con más trabajos. Pero, ¿y si empiezas a ganar concursos? Podrías generar dinero mientras buscas empleo, mejorar tu imagen y quizás empezar a pensar en montártelo por tu cuenta.

Como has ganado algún concurso y ves que te va bien decides ofrecerte como diseñador en tu propia web, pero no tienes ni idea de WordPress, que es la herramienta que quieres elegir.

Elige entre buscar que alguien te lo cree (pagando) o aprende a hacerlo tú. Aquí si buscas información, te empapas y lees, pero aplicando lo que lees, ahorrando tiempo y centrándote en el objetivo. Por ejemplo podrías usar Feedly para tener un vistazo rápido de todos los blogs y conseguir mantenerte actualizado sin estar mirando blog tras blog.

A partir de aquí el abanico es infinito y necesitarías mucho más control y estrategia, pero me ha bastado este caso tan simple para ver como una persona puede estar perfectamente de manera profesional en Internet sin haber tocado Twitter, Facebook ni Google+.

Entonces, ¿dónde tengo que estar?

Pues dónde debas. No gastes esfuerzos en crearlo todo y tenerlo desactualizado, es muy feo y sobre todo si tu blog no está bien presentado hará más mal que bien porque es tu tarjeta de visita cuando interactúas con otros a través de la red.

No es una pregunta que además pueda responder sin saber quién eres, qué quieres y a dónde vas. Por lo tanto, tienes que hacerte tú mismo estas preguntas y pensar qué beneficios le vas a sacar a cada red social. Si el tiempo empleado no merece la pena, cierra la cuenta y céntrate en otra.

Es que a veces es tan simple como pensar que cada red social te cuesta dinero, porque el tiempo es dinero. Es mejor que eches un buen rato en decidir dónde vas a estar que perderlo intentando mejorar tu presencia en todas.

Hay más vida ahí fuera: tienes que hacer deporte, tienes que salir, tienes que comer, tienes que dormir, tienes que estar con tu familia, tienes que viajar y tienes que vivir la vida. No desperdicies tiempo que podrías aprovechar para hacer todas estas cosas por haber elegido mal y querer ser omnipresente.

En definitiva, recuerda (otra vez): no eres Dios.

PD: si por casualidad aparece Dios y lee este post, que comente por favor que eso tiene que ser un enlace do-foGod o algo 😀

Cómo usar correctamente los mensajes privados de Twitter

¿Usas Justunfollow o un sucedáneo para automatizar tus mensajes privados de bienvenida? Automatizar en Twitter no está mal, siempre que no se automatice todo y no se haga de una manera en la que ni te “dignes” a meterte en Hootsuite, Tweetdeck, Buffer o donde sea. Pero en los mensajes privados y de cualquier manera no, por favor.

Tenemos muchas cosas que hacer, el tiempo es limitado y hay que promocionar nuestro contenido a unas horas claves como comenté en mi post sobre cómo conseguir una cuenta de Twitter exitosa, pero… ¿qué necesidad hay de automatizar una bienvenida inservible en Twitter?

No hay nada más molesto, bajo mi punto de vista, que esta práctica que (menos mal) se está poniendo en desuso cada vez más. Aunque lo esté tirando por tierra, no siempre es malo y hay ocasiones en los que sirve, pero en general la mayoría de usuarios lo usan para fines erróneos.

Foto: miss mass vía photopin cc
Foto: miss mass vía photopin cc 

Tipos de mensajes privados de bienvenida que molestan

Me ha gustado mucho tu perfil: mensajes del tipo “me ha gustado mucho tu perfil blablá visita mi noseque vía justunfollow” me cabrean. Me cabrean mucho. ¿Cómo te va a gustar mi perfil si te acabo de seguir y ni siquiera te ha dado tiempo a mirarlo? ¿Qué estupidez de mensaje es este? Además, no te puedo ni contestar porque salvo que también hayas automatizado un followback o tengas los mensajes privados abiertos no puedo mandarte nada. ¿Resultado? Unfollow.

Gracias, estamos en Facebook/Pinterest/Linkedin/etc: pues muy bien, pero… ¿para qué me molestas con esto? ¿Y si ni uso esas redes sociales? ¿Qué sentido tendría ese mensaje para mí? Ninguno, salvo que me vayas a ofrecer algo a cambio.

Este perfil trata de este tema y hablamos de aquello otro: ¡bien! ¡Gracias por avisarme! ¡Menos mal! ¿Pero te crees que no lo sé ya? ¡Si te sigo es por algo! De verdad, estos ya me parecen el colmo del mensaje estúpido. ¿Para qué está la bio entonces? Escribe ahí esto y no molestes con un mensaje privado inútil.

Gracias por seguirme, visita mi web/blog y allí encontrarás contenido de tal y cual: otra vez lo mismo. Salvo que ahora nos haya dado a todos por seguir al azar a la gente, se supone que tenemos un mínimo de idea de a quién seguimos, por qué y sobre qué escribe. Además, de nuevo… ¿para qué está la opción de poner un enlace en tu perfil? Usa eso y deja de llenar mi buzón con tonterías.

Gracias por seguirme: sí, a secas, tal cual. ¿Esto para qué? De verdad que no lo entiendo. Sin personalización ninguna ni nada, ¿qué me aporta este mensaje que seguramente ni pueda contestar?

Tipos de mensajes privados de bienvenida que funcionan

No todo es malo ni automatizar los mensajes de bienvenida es el demonio personificado en Twitter. Hay motivos u ocasiones dónde un mensaje privado (automatizado o no) tras recibir un follow es de buen recibo.

Si tenemos una oferta que debería interesar: por ejemplo podemos crear una oferta exclusiva para seguidores de Twitter y enviarla directamente por un mensaje privado a nuestros nuevos seguidores. Esto genera valor, da un pequeño “subidón” por decir “oye, que por seguirlos en Twitter me recompensan” y en muchos casos tendrá utilidad para el follower. Hasta podríamos medir el éxito que tiene y hacer que se corriera la voz entre usuarios generando así más follows.

Bienvenida personalizada: vayas a hacer followback o no a esa persona puedes hacerle una bienvenida en condiciones, siempre y cuando nos genere algo de valor y tengamos el tiempo para hacerlo. Por ejemplo, hace poco comencé a seguir a @Cristinamulero y me envió un mensaje privado en el que me comentaba que le había gustado mi blog con un saludo que se nota al segundo que no es un robot. ¿Resultado? Le contesté y tan contento.

Indicar un enlace relevante: si es el Twitter de una ONG puedo entender y entiendo que nos enlacen en el mensaje de bienvenida al lugar donde se realizan las donaciones, por ejemplo. Si los hemos seguido y nos dejan ese enlace, nos fuerzan un poco a donar y dejan nuestro subconsciente marcado. Pero esto tiene utilidad o es poco molesto en muy, muy contadas ocasiones.

¿Automatizar los mensajes privados? ¿Sí o no?

Yo como normal general no lo recomendaría. Salvo que seas una empresa con una oferta personalizada automatizarlos molestará casi siempre y llenará la bandeja de entrada del usuario de porquería.

Conozco mucha gente que ya ni lee sus mensajes privados porque sobreentiende que todo es spam. Y eso es culpa de los justunfollowers del mundo, que tanto mal han hecho a la pobre bandeja de mensajes privados.

Úsalos para lo que son: conversaciones cortas, indicaciones (no automáticas y por algún motivo) sobre otro sitio por el que contactar de manera más cómoda (Skype o email por ejemplo) o comentar algo realmente relevante para que la persona que lo abra diga “no he perdido el tiempo”.

En definitiva, deja de ser un robot. Ponte en el lugar del otro y di… ¿yo abriría este mensaje privado? Seguro que en el 95% de los casos la respuesta es no. Así que ya sabes: no molestes salvo que tengas algo interesante que decir.

Cómo crear una cuenta de Twitter que todos quieran seguir

Crear cuenta twitter con exito

Comenzar a crear una cuenta en Twitter de cero es duro, muy duro, pero si quieres crear tu marca personal te va a hacer falta. Te vas a encontrar con un la sensación de que estas hablando dentro de una habitación dónde hay mucha gente pero nadie te escucha. Y tal y como nos ocurre en la vida misma, da mucho coraje y desespera si no sabes bien por qué ocurre o simplemente lo dejas porque dices la típica frase “es que en Twitter nadie me va a leer”.

Crear cuenta twitter con exito
La sensación de muchos usuarios de Twitter. Foto: Steve_Oxenham via photopin

Configuración básica para crear una cuenta en Twitter

Para crear una cuenta basta con ir a la web de Twitter, registrar el correo, usuario y poner una contraseña nos valdrá para empezar. Dudo que no tengáis cuenta, por lo que vamos a ir directamente a los aspectos que hay que tener en cuenta tras crearla.

  1. Foto: no me pongas una foto que no transmita nada o que salgas fatal. No cuesta trabajo hacerse una foto decente o recortarnos en un fondo blanco con cualquier software de edición de fotos. Hay tutoriales a patadas para hacerlo. La foto hace mucho y conozco estrategias para llevar tráfico a webs que se basan simplemente en la foto, que hará que mucha gente piense si seguirte o no.
  2. Biografía: para mí este es un punto esencial junto a la foto. En él debes describir rápido y veloz de qué hablas, qué haces y qué buscar en Twitter. Usa hashtags de lo que vayas a hablar, ayudará a posicionarte y a que cuándo la gente busque por ese hashtag personas para seguir tú aparezcas como sugerencia.
  3. Fondo: no me parece tan esencial como los otros dos, pero por lo menos pon un fondo acorde a tu blog, a tu marca o a tu propia foto de perfil. Yo tengo el fondo de mi blog porque es una cocina y tiene “sentido”, aunque sinceramente tendría que buscar algo mejor. Mira por dónde, tengo que aplicarme mis propios consejos eh 😉

Con esto tendremos lo básico y probablemente lo más fácil. Es algo que habréis leído en mil sitios, pero no me podía saltar este paso ya que es esencial y puede destruir tu cuenta si no está bien optimizado.

Comienza siguiendo a los bloggers que ya lees

Hay que realizar un proceso por el que a base de seguir cuentas de webs y blogs que ya solemos leer vamos a ir descubriendo nuevas personas a las que seguir, con las que interactuar y que además van a tener gustos comunes a los nuestros. Seguro que como mínimo lees 4-6 blogs semanalmente y sigues otros cuantos ocasionalmente sobre tu sector.

Tienen que ser blogs que admiras y a cuyo nivel de calidad de contenidos y escritura te gustaría llegar, sobre la misma temática que la nuestra y preferiblemente con una buena masa de seguidores.

Usa Twiangulate para descubrir personas que son como tú

Esta herramienta nos va a facilitar la vida para empezar a seguir personas que son “iguales” que nosotros. Para ello vamos a hacer lo siguiente:

  1. Entra en Twiangulate y logueate a través de tu cuenta de Twitter. No hay problemas ni van a hacerte nada raro.
  2. Pincha en la pestaña Followers of y escribe los nombres de dos de esas cuentas influyentes que seguiste al principio para que nos aparezca un listado de personas que siguen a ambos. Si queremos ser una marca personal influyente en el sector y esos blogs lo son, deberíamos llegar a ellos también pues son nuestro público objetivo.Ahora tendrás que seguir a las cuentas que veas que más acordes son al estilo de tu Twitter y a lo que vas a compartir a través de él. Sigue cuantas quieras, pero tampoco te pases y vayas a seguir más de 150-200 porque eso no le gusta a Twitter ni a los usuarios. Si ven que te siguen 3 personas y sigues a 500 creerán que eres un bot.
  3. Si quieres aún más cuentas o especificar sobre una keyword específica, podrías usar la pestaña Keywords, escribir el nombre de uno de los blogs y una palabra clave por la que quieras filtrar los usuarios. Por ejemplo, yo podría filtrarlo por “marca personal” y encontrar gente interesada en la temática que ya siga blogs de este tipo.

Comparte contenido de otros

Al principio puede ser normal que no tengas contenido, bien porque estés creando tu blog o porque lo hayas iniciado hace poco y aún tengas 2-3 entradas nada más. La curación de contenido (compartir contenido de otros) debe ser tu zen en Twitter, sobre todo al comenzar, pues una táctica de 80/20 (80% compartido y 20% propio) te debería funcionar bastante bien.

Para curar contenido tengo otra herramienta que te va a facilitar la vida: Twitterfeed. Es una herramienta que compartirá automáticamente las nuevas entradas en los blogs que configures en la misma.

En primer lugar, es esencial que estos blogs tengan contenido realmente bueno. Por ello, lo lógico es que configures 3-4 de esos blogs que seguiste inicialmente para que el contenido se comparta una vez ellos lo publiquen, ya que supongo que lo que ellos escriben te parece bastante bueno y digno de compartirse.

Configurar la herramienta para que haga esto es simple y solo hay que seguir unos cuantos pasos:

  1. Pulsa el botón Create New Feed
  2. Escribe un nombre para el feed y el enlace del blog del que quieres compartir sus nuevas entradas.
  3. Pulsa sobre Advanced Settings y configura la frecuencia con la que Twitterfeed revisará si hay nuevos posts, cuantos publicará al día, el acortador de enlaces a usar y el prefijo y sufijo que aparecerán con el enlace. Es importante que en el sufijo escribas vía @elnombredelblog del que vayas a compartir, ya que avisamos al autor de que compartimos su contenido y además siempre es un buen gesto nombrar a la fuente.
  4. Pulsa sobre Continue to Step 2 y elige en qué cuentas quieres compartir el contenido. En este caso solo hablamos de Twitter, pero puedes hacerlo en otras como Linkedin o Facebook.
  5. Finalmente pulsa sobreCreate Service y comenzarás a compartir contenido automáticamente de los blogs que hayas elegido.

Con esto nos aseguramos una cosa: el contenido va a interesar. Si hemos seguido a cuentas que siguen a estas personas y compartimos su contenido, seguro que empezaremos a conectar con algunos de ellos y estos nos seguirán de vuelta.

Comparte y programa tu propio contenido

Aunque tengas poco, tienes que mostrarlo porque si no nos vamos a convertir en una cuenta robot que vive de Twitterfeed y los retweets que hagamos. Para ello lo mejor es que utilices Hootsuite, Tweetdeck o la herramienta que prefieras y lo programes para que este se vaya compartiendo para llegar al máximo de personas posible. Entiende que en Twitter se publica muchísimo, por lo que lo mejor que puedes hacer es intentar mandar el mensaje varias veces al día para que llegue a más gente.

Yo recomendaría hacerlo por la mañana, sobre las 13:00-15:00 y por la noche alrededor de las 21:00 el día que crees el post. Durante el resto de la semana compártelo al menos una vez al día en uno de estos horarios, siempre que el post no sea caduco o no tenga ya relevancia por haber envejecido mal.

Crear cuenta twitter con exito 2
¡Recetas de blogging a domicilio! Foto: Inverness Trucker via photopin cc

Soluciónale la vida a la gente

¿Has escrito un post que explica cómo solucionar algún problema? Pues busca gente que tenga ese problema. Por ejemplo, si has escrito un post que se llama “Cómo encontrar trabajo en un mes” (¡súper optimista!) ve al buscador de Twitter y escribe “busco trabajo” o mira los retweets de las clásicas cuentas que comparten tweets de personas que buscan trabajo y envíales tu post.

Te aseguro que de esta manera vas a ayudar a esas personas, siempre que el contenido no sea una porquería, y además vas a conseguir muchos seguidores, menciones, favoritos y agradecimientos por ello. ¿Por qué? Porque no solo te has “molestado” en escribir el post y compartirlo, sino que has ido directamente a buscar a las personas con esos problemas y les has dejado el post en su propia cuenta. Blogging a domilicio 😀

¡Habla! ¡Es gratis!

La mayoría de las personas cuando ven un contenido que han leído y les parece bien o un tweet que les hace gracia, pero no quieren retweetear, dan un favorito. El favorito puede llegar a ser un poco vacío, aunque tenga su utilidad. ¿Por qué no mejor le das el favorito y le mencionas por qué lo has hecho? Es gratis y seguro que al menos generas una conversación.

Te lo agradecerá la persona que ha escrito el tweet y en un futuro tú mismo porque de esta manera seguro que esa persona comenzará a seguirte o, al menos, te tendrá bajo su “radar”.

No seas un robot de cocina

Usa todos estos consejos y no seas un robot. No seas una cuenta que comparte todo por Twitterfeed, que solo hace RT y no escribe nada de verdad. A la mayoría de usuarios no le gusta y probablemente te dejen de seguir. Automatizar está bien, pero no al 100%, así que no abuses, sigue estos consejos y seguro que tu cuenta comenzará a crecer poco a poco a base de buen contenido, curación y la “buena voluntad” de solucionarle la vida a la gente.

Si sigues todos estos pasos, lo más probable es que tu cuenta de Twitter crezca y crezca. No será de un día para otro, pero verás que tus seguidores son de calidad, te leen y entran en tus enlaces. De nada sirve crear una cuenta en Twitter y tener 10.000 seguidores si después nadie te va a leer, ¿no?

La receta perfecta para conectar en Linkedin

Receta mensajes privados Linkedin

Imagina que estás en un evento de networking (que bien suena esta palabra eh) en búsqueda de oportunidades de empleo, de financiación para tu startup tecnológica a la que le has puesto tanto cariño o simplemente para conocer gente del sector que trabajas y abrirte un poco las puertas hacia nuevos contactos.

De pronto, ves delante de ti a esa persona de la que has leído tanto en su blog, en el periódico o que has visto por la televisión varias veces y estás deseando conocer. Todo motivado, te acercas y le dices: Me gustaría añadirte a mi red profesional de amigos. Pepito Pérez.

Leer más…La receta perfecta para conectar en Linkedin