Qué hacer tras publicar en tu blog

6 cosas que deberías hacer tras publicar un post en tu blog

Te ha costado sangre, sudor y lágrimas pero ya está ahí: tu último post luce orgulloso en tu blog.

Has invertido un buen puñado de horas entre pensarlo, investigarlo, escribirlo y maquetarlo, y lamento decirte que tu trabajo no debería terminar ahí.

Y no, no te hablo solo de la promoción: hay más cosas que creo que deberías hacer cuando publiques un artículo.

Algunas son obvias, pero otras no tanto y tendemos a olvidarlas. Aquí van:

#1 Lee tu post en el móvil

Mira que parece una tontería, ¿eh?

Pero con el nuevo Gutenberg no te puedes fiar: la interfaz y la forma de maquetar nuestros posts ha cambiado radicalmente y tenemos que asegurarnos.

Nada más publiques, lo primero que tienes que hacer es abrir tu teléfono y leer tu post. Puedes encontrarte con muchas sorpresas, tales como:

  • No quedan márgenes laterales
  • Las fotos no se visualizan en una pantalla tan pequeña
  • El vídeo no encaja de forma responsive
  • No hay distancia suficiente entre botones y párrafos
  • El ancho del contenido es mayor que el de la pantalla, por lo que se genera scroll lateral
  • Las imágenes tienen huecos blancos en sus márgenes

Desde que Gutenberg llegó a nuestras vidas he visto ABSOLUTAMENTE DE TODO así que no te fíes, revisa y que no te lo cuenten.

#2 Promociona el post en tus redes sociales

Una obvia que seguro que sí que haces.

Es lo mínimo, el paso obligado: moverlo por tus redes sociales, desde tu perfil profesional.

Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Pinterest… Hay muchas.

¿Tienes que promocionarlo con el mismo mensaje en todas y a la misma hora?

Cada red social tiene su propia franja horaria “estrella”; si no sabes cuándo es mejor publicar en una o en otra, busca en Google o trabaja con herramientas de publicación automática tipo Hootsuite o Metricool.

Estas herramientas, más allá de ayudarte a planificar de forma cómoda, te ofrecen información útil para que sepas cuándo publicar en cada red social.

Y como en todo: publica una vez, dos, tres… Cuando lleves veinte posts y hayas medido el impacto de cada publicación sabrás exactamente cuándo mover tus contenidos y de qué manera en cada canal.

#3 Tu lista, hay que mantenerla al día

Piensa en tu lista como un canal gratuito, que cuesta mucho de criar pero que luego es el que mejor responde.

Es privado entre tus suscriptores y tú, puedes decir lo que quieras y la persona que lee tus correos es porque así lo ha decidido, no porque se lo haya impuesto nadie.

Cuídala.

Alimenta tu lista con los contenidos de tu blog y ve jugando al ver en las tasas de apertura y clics qué tipo de artículos gustan más.

Por cierto, si no tienes lista… ¡ya tardas! Otro día hablaré de eso 😉

#4 Sigue moviéndolo: portales para bloggers

Apuesto a que este paso ya no lo realiza todo el mundo.

No es obligado, pero si quieres visibilidad es una buena forma de mostrarte al mundo.

Hay páginas dedicas exclusivamente a que las personas cuelguen enlaces para compartirlos con el resto de la comunidad. La más famosa del mundo seguro que te suena: Menéame.

Con los años han ido surgiendo páginas similares, pero creadas para bloggers y marketeros. Algunos ejemplos son Mktfan, Bloguers.net o Marketer top.

En estas plataformas puedes votar artículos, compartir los de los demás, hacer intercambios… ¡Todo granito de arena cuenta!

#5 Revisa tus entradas viejas para enlazar a la nueva

Otra cosa que da pereza y si la de antes no lo hace todo el mundo, esto menos.

Cuando publicas un post estás profundizando en un tema sobre el que no has hablado de forma específica antes, pero seguro que lo has nombrado en algún momento.

¿No ves natural que ahí mismo haya un link apuntando a ese nuevo post?

El truco es tener un índice con todos tus artículos, para que cuando lleves unos años publicando sepas exactamente dónde acudir para realizar este paso y no te tengas que revisar tus posts uno a uno.

¿Qué consigues añadiendo links internos de entradas viejas a la nueva?

Además de proporcionar una mejor experiencia de usuario al lector que llega a una entrada vieja por A o por B, estás mejorando su SEO.

La entrada vieja ya cuenta, solo por ser antigua, con cierta autoridad; si enlazas a nivel interno, este link ayudará a que la nueva URL posicione más rápido.

#6 Manda tu post a indexar a Search Console

Esta ya es de nota.

Search Console es una herramienta de Google que utilizan sobre todo los consultores SEO.

No vamos a entrar a verla con detalle, pero hay algo que sí que te interesa: en la barra superior, una vez tienes seleccionada tu propiedad, puedes pegar la URL que acabas de publicar.

Una vez la pegas y le dices a Search Console que la analice, puedes pedirle que te la indexe.

Solicitar indexación en Search Console

Cuando das esa orden, Google manda sus arañas a ver no solo ese artículo, sino todo lo que salga enlazado de ahí. Es decir, Google se pasea por tu web y actúa consecuentemente.

Si tienes cierta prisa porque es un post SEO para posicionar y atraer tráfico orgánico, no lo dudes y pídele a Google que te lo indexe.

¿Qué nota has sacado?

De estas 6, ¿cuántas cosas haces?

¿Y haces alguna cosa más que no está aquí?

Comparte tu nota (si sacas menos de un 3 de 6, suspenso 😀 ) y cuéntame qué más haces tú tras publicar tus posts.

¿Te gusta?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest