El poder de los testimonios

Se dice que la mejor manera de vender es el boca a boca o boca a oreja, como quieras llamarlo. No hay mejor recomendación que la de alguien que no está obligado a recomendarte, ¿verdad?

Piensa en cualquiera de los productos que hayas comprado recientemente y seguro que entre ellos la mayoría te los recomendó alguien. Y ni siquiera te lo recomendó alguien que conoces, sino que lo leíste en un blog, en las valoraciones del mismo producto en la web o a través de un vídeo en el que ves cómo se usa y el autor del mismo te “vende” las ventajas del mismo.

el poder de los testimonios

La importancia de los testimonios

Hagamos un caso práctico: quieres comprar un producto, el que sea, pero no sabes nada de él. ¿Qué haces? Pues normalmente optas por una de estas opciones:

  • Miras en Google
  • Revisas las calificaciones que otros le han dado al producto dentro de la misma web
  • Preguntas a tus conocidos

Rara vez alguien compra un producto sin mirar antes si a alguien le ha gustado, qué le ha parecido u opiniones al respecto del mismo. Necesitamos saber que a alguien le ha ido bien, porque si a esa persona le ha funcionado, ¿por qué no me va a funcionar a mí?

De ahí que se compren miles de reseñas al día en blogs, el increíble número de post patrocinados que puedes encontrar y los tutoriales que abundan en todas partes. Las marcas necesitan recomendaciones y no tienen miedo a pagarlas u ofrecer su producto gratis a varios influencers para que estos hagan la labor a cambio del mismo.

Y no solo las marcas, sino cualquiera que quiera ofrecer sus servicios. Las cajitas con testimonios al final de los servicios son algo esencial para cualquier freelance, porque si la gente se fía poco de las marcas, no te quiero decir lo poco que se fían de cualquiera de nosotros.

Por eso, si quieres ofrecer tus servicios, necesitas testimonios. Es algo que yo tengo claro y que, junto a otras cosas, puede echar mucho para atrás a la hora de pensar en mí como una opción para cualquiera de los dos servicios que ofrezco.

Aunque eso va a ser por poco tiempo, porque en breve me voy a poner manos a la obra para que las cajitas empiecen a aparecer poco a poco debajo 😉

Cómo conseguir testimonios

Vayamos al grano, sabemos que queremos testimonios, pero… ¿cómo los conseguimos? Pues es mucho más fácil de lo que parece.

Ofreciendo un periodo de prueba gratuito

Este es, seguramente, el método más clásico. ¿Quién no quiere probar algo gratis? ¿Has dicho gratis? ¿GRATIS? Lo quiero. Esa es la reacción de la mayoría ante la palabra “gratis”, que junto a sexo es la más poderosa del mundo.

Un periodo de prueba gratuito es algo que nadie va a rechazar, salvo que no le interese ni lo más mínimo tu servicio o producto. Dejas que lo pruebe durante x tiempo y finalmente lo dejas sin él, pero consiguiendo crear una dependencia del mismo a tu producto.

periodo de prueba

En otras palabras, que en esos x días debes convertir el producto o servicio de prueba en algo imprescindible para el usuario. Cuando se haya acostumbrado a usarlo, viva con él, lo use a diario y se lo cortes, tienes muchas posibilidades de que lo compre.

Muchos no lo comprarán, pero aun así hablarán de él y se lo recomendarán a otros para que lo prueben, salvo que les haya parecido desastroso. Además, puedes hacerles una encuesta al final del periodo de prueba o incluso ofrecerles ampliarles el periodo a cambio de un post patrocinado o una reseña del producto para seguir teniéndolos enganchados y sacarles el testimonio a cambio.

Regalando el producto o servicio

Si ya una prueba gratis era poco, regalar el producto es algo que se vende solo. El problema está en a quién se lo regalas. No puedes dárselo a todo el mundo, sino a ver quién es el guapo que te lo compra luego.

Si tienes un producto que quieres que funcione en el sector del marketing online, lo más lógico es que se lo regales a los influencers de ese sector. Se lo puedes dar a algunas agencias, a bloggers importantes y a dueños de foros importantes como podría ser Foro20, por ejemplo.

En cambio, si eres un blogger puedes recompensar a tus suscriptores y darles a probar el producto a ellos. Es lógico, son tu comunidad y por lo tanto se merecen probar todo lo que saques antes que el resto, que para eso te han dado su correo 😀

Pidiéndoles el testimonio a los que han comprado el producto

Si tu producto ha conseguido alguna venta, no lo puedes tener más fácil. Contacta con el comprador por email y pregúntale qué le ha parecido y si le importaría escribirte una pequeña reseña con todo lo bueno y malo que ha visto en él.

La mayoría de las veces la gente tiende a colaborar y hacerlo, además de que si les dices que vas a usar su opinión para tu web seguro que se sienten orgullosos y te dan permiso directamente para hacerlo.

Aparte de esto, puedes irte a las redes sociales y preguntar abiertamente qué les ha parecido tu producto a tus compradores. Eso podría generar opiniones negativas, pero si tu producto es bueno podrías conseguir bastantes tweets que encima darán visibilidad a tu producto y a tu propia marca.

No engañes, se nota

Nunca, nunca, trampees los testimonios. No pongas testimonios inventados o de gente que todo el mundo sabe que son tus amigos de toda la vida o familiares. Es un descaro y directamente vas a tirar abajo todo el producto.

Demuestra que tus testimonios son auténticos poniendo imagen, nombre y, por ejemplo, la dirección web de la persona que recomienda el producto. Si por ejemplo ofreces diseño web, es una manera fácil de mostrar tus trabajos junto a las opiniones de los que compraron ese trabajo. Nada de pseudónimos ni avatares, queremos nombres y fotos reales.

Quiero tu testimonio

Para acabar el post, nada mejor que utilizarme como ejemplo de un producto que necesita testimonios. Hace dos días comencé a ofrecer otro servicio en mi blog bajo el nombre de copywriting, en el que me ofrezco como creador de textos, redactor y editor de contenido para blogs y webs.

¿Cuál es el problema de este servicio? Que necesita testimonios, muchos testimonios. Por eso pienso comenzar a ofrecer una prueba gratuita a todos mis suscriptores a partir de hoy. De hecho, si eres suscriptor y estás leyendo este post, revisa tu correo que lo tienes ahí 😉

¿Y si no eres suscriptor? Pues muy fácil, sigue bajando el scroll un poco más y suscríbete al final del post 😀

3 comentarios en “El poder de los testimonios

Deja un comentario

CommentLuv badge