Aprende a escribir textos persuasivos y descubre los secretos del copywriting

Nadie va a venir a contratarte

nadie va a contratarte

Tienes 25 años, acabas de terminar la Universidad con tus dos flamantes carreras y tienes 20 o 25 cursos online de consumo rápido al estilo McDonalds que hiciste en cuatro noches para rellenar un currículum que aún tienes en papel y al más puro estilo Word 97.

Te han contado que estudiando, siguiendo la línea recta que te marcaron desde chico y con la formación adecuada vas a tener un trabajo y vivirás bien. Tan solo tienes que enviar tu currículum a todas las empresas que conoces del sector y esperar. Pues bien, espera sentado.

nadie va a contratarte
Foto: meehanf via photopin cc

La muerte del currículum-entrevista tradicional

Prácticamente nadie te va a llamar por enviar un currículum por email a una empresa. Algunas reciben cientos e incluso empresas de dos o tres empleados reciben decenas al día. ¿Crees que se van a parar a leer tu currículum vacío y sin experiencia y que te van a llamar? No.

Anteriormente era fácil entrar en un proceso de selección. Había trabajos, había menos titulados y además había buenas expectativas en la mayoría de los sectores de España. Con la crisis todo esto se ha ido más lejos que el famoso penalti de Sergio Ramos ante el Bayern de Múnich. Ya no existe.

Ahora hay menos trabajos, muchos currículums y demasiados titulados. Más bien, demasiadas personas que creen que por tener un título (o dos) merecen tener un trabajo.

Piensa detenidamente qué has aprendido en la Universidad y si te sirve para diferenciarte en algo en un proceso de selección. Probablemente la respuesta sea no, salvo que hayas estudiado algo muy específico o hayas tenido la inmensa suerte de tener grandes profesores (raro, raro).

En definitiva, olvídate de que te vayan a llamar por tener tus dos carreras. A nadie le interesa, de hecho prefieren a una persona con experiencia que a ti, que eres un tierno recién licenciado con cero experiencia y que debe ser moldeado.

El nacimiento del currículum de los hechos

En esta situación no queda otra que dar la bienvenida al, ya más que instaurado, currículum de los hechos. ¿Qué es esto? ¿Lo mismo que el papel en una web? No, no, no, por favor no.

El currículum de los hechos es el que se presenta por sí mismo y no requiere de decir que tienes carreras o cursos para demostrar qué sabes hacer o quién eres.

Es ese portfolio con trabajos magníficos que has realizado por tu cuenta propia, ese blog que tiene 200 entradas en el que habitualmente entran 100 personas al día para leerte o esa experiencia que has conseguido gracias a ofrecerte como freelance de negro (no te habrá quedado otra seguramente) trabajando con amigos, conocidos y pequeños clientes a los que has ayudado para coger experiencia.

Este es el currículum que te lleva a un proceso de selección. Este es el que buscan las empresas. Este es el que llama la atención y sobresale entre los otros cien genéricos y sin vida. Este es el currículum que da trabajo.

No quiero decir que no haya que tener un buen currículum en versión papel/pdf, porque muchas empresas lo van a pedir, sino que ese papel sin vida esté apoyado en algo real, en hechos.

No es lo mismo decir “tengo experiencia en la redacción de contenido” que presentar una lista con posts realizados para otros blogs o tu propio blog. Eso demuestra que sabes hacer algo, no simplemente lo dice.

Trabaja para ti antes que para otros

Antes de buscar trabajo, tienes que trabajar para ti mismo. No estoy diciendo ser freelance ni nada de eso, me refiero conocerte y mejorarte a ti mismo. Si hiciste el test inicial de marca personal deberías haber descubierto tus fortalezas y debilidades, pues ponte a trabajar ahora mismo para decantar esa balanza totalmente hacia el lado de las fortalezas. Por ejemplo:

  • ¿Se te da bien escribir? Escribe en un blog, escribe un ebook u ofrécete para escribir en diferentes webs con fama ya establecidas si no quieres complicarte con las formas.
  • ¿Eres malísimo con el diseño? Busca cursos, tutoriales, amigos que te ayuden a mejorar. Ponte retos, crea logotipos para ti mismo, para la firma de tu email o proponte crear un currículum original desde cero con un programa de diseño.
  • ¿Tienes problemas trabajando en equipo? Preséntate a un Startup Weekend, haz coworking en eventos de tu zona o simplemente ve a foros como foro20 y busca iniciativas para participar con otros. Incluso puedes apuntarte a un voluntariado, da igual, lo importante es que aprendas a trabajar con el resto de personas.
  • ¿Tienes un gusto excelente para la ropa? Hazte sesiones con la cámara de ese amigo o amiga que hace fotos tan bonitas y créate un simple wordpress.com si no quieres complicarte o anímate y crea tu blog de belleza controlado desde cero por ti. Prueba ropas distintas, métete en blogs de moda reconocidos y envía tus posts para proponerles una colaboración o simplemente dedícate a hacer una buena estrategia a través de Instagram.
  • ¿Eres supervegano y sabes todo sobre la comida vegana? Transmite tu conocimiento, hay mucha gente fuera igual que tú. ¿Y si crearas un blog de cocina vegana? Seguro que muchos te lo agradecerían.

Son simples ejemplos de cosas que se pueden hacer para obligarte a aprender, a mejorar y a empezar a coger un ritmo de trabajo tan solo trabajando por y para ti. Cuándo ni siquiera sabes en qué eres bueno y en qué eres malo, lo que se te da bien o mal y dónde están por lo tanto tus fortalezas o debilidades… ¿cómo pretendes que alguien te contrate?

A trabajar

Olvida todo lo que te hayan dicho, ponte las pilas y céntrate en trabajar para crear ese currículum de los hechos. El trabajo no va a venir a ti, así que tendrás que ir a buscarlo y para que te llamen tendrás que ser un candidato que tenga las cualidades suficientes. Si has trabajado para ti mismo, seguro que cumples la mayoría 😉

Y ya sabes, si tienes alguna duda o quieres que te eche un cable, ¡comenta que es gratis!

No leas este post

titulos posts

Los títulos son importantes, muy importantes. Y sino preguntaros la de posts y noticias que habréis abierto porque os llamó la atención el título. Seguro que el porcentaje supera el 75% y, en muchos de los casos, habréis sufrido una curiosa decepción tras abrirlo.

¿Por qué has abierto este post? Si te he dicho que no lo leas. Pues porque el ser humano tiene una tendencia natural, o al menos la mayoría, a intentar romper las reglas e ir en contra de lo que se le dice.

Si yo te digo “no leas este post”, tú dirás “pues lo voy a leer porque me da la gana”. Sienta bien ir en contra de lo establecido de vez en cuando, aunque sea en una pamplina así de grande.

Leer más…No leas este post

¿Cuánto cuesta realmente crear un blog?

blog-cuanto-cuesta

Podríamos llamarla la pregunta del millón. Es la excusa por la que un alto porcentaje de “bloggers” se quedan a medio camino en un Blogger o WordPress.com o ni siquiera lo intentan porque “no tienen dinero para hacer un blog”. Y ya sabemos que un blog es algo muy muy importante en nuestra marca personal, sino casi imprescindible actualmente.

Pero… ¿cuánto cuesta realmente hacer un blog en WordPress? Tenerlo de manera más o menos profesional, funcionando y lejos de las opciones gratuitas no cuesta tanto como se piensa. Tan solo necesitamos:

  • Dominio: nombre de tu blog y por el que te van a buscar en el explorador, es decir www.elnombrequeseteocurra.com.
  • Hosting: el espacio dónde van a ir alojados todos los archivos de tu blog. Es tu pequeño apartamento dentro de Internet 😉
  • Plantilla WordPress: diseños creados para que tu blog tenga una apariencia determinada. Las hay gratuitas y de pago.
  • Plugins: programas que ejecutan cierto tipo de acciones y ofrecen servicios muy útiles para WordPress. Los hay gratuitos y de pago.

Ya está. No nos hace falta nada más para tener un blog con el que comenzar a crear nuestra marca personal, aunque haya algunas opciones que podrían mejorarlo y que iré comentando.

Dominio

Un dominio puede costar menos de un euro. Como lo oyes, menos que una caña en el bar más cutre que conozcas. ¿Y cómo lo conseguimos? Comprándolos en GoDaddy con algún código de descuento suculento.

Yo uso GoDaddy para todos mis dominios porque no me han dado problemas, son fáciles de comprar y los descuentos con cupones son más que buenos (muchos dominios .com a 0,89 €). ¿Y cómo conseguimos que se nos queden a ese precio? Tenemos dos opciones:

  1. Honey: extensión para Chrome más que útil que descubrí gracias a Chuiso. Busca los mejores cupones en la web para GoDaddy (y otros muchos sitios) y prueba cuál es el mejor. La buscas en el webstore de Chrome o simplemente escribes “honey chrome” y te saldrá para descargar.
  2. Cupones de descuento en foros: yo soy usuario de foro20 y allí utilizando el buscador escribiendo “cupones honey” vais a encontrar más de uno, de dos y de tres posts con distintos cupones que os dejarán los dominios a precios bajísimos.

Y para registrar el dominio seguimos los siguientes pasos:

  1. Vamos a GoDaddy, escribimos el dominio que queramos y le damos a buscar.
  2. Te dirá si está libre o no y si lo está le das a seleccionar y continuar al carrito.
  3. Pasa de todos los extras que te intentan vender. Ve abajo y pulsa continuar al carrito.
  4. Cambia el periodo a un año (es lo que yo te recomiendo) y ahora decide si usar Honey o ese cupón que has buscado en foro20 o dónde sea. Puedes añadirlos manualmente abajo dónde pone “¿Cuentas con un código promocional?” o poner a trabajar a Honey, que debería aparecer arriba a la derecha, clicando en “Apply Coupons”.
  5. Tras la rebaja sustancial, que dejará el precio en torno a uno o dos euros, le das a proceder al pago.

GoDaddy 2

Tachán, tachán ya tenemos dominio y por cuatro duros. Nos ha costado 1-2 euros como mucho.

Hosting

Hay muchas opciones para el hosting y las hay muy baratas, muy caras, en español, en inglés y con más o menos prestaciones. Yo no soy ningún gurú de los hostings, pero por lo que he visto, leído y probado me quedo con Hostgator.

Está en inglés, pero no es que haya falta el C1 para comprender cómo configurarlo todo. Es barato, salvo que tengas un tráfico descomunal va bien, el servicio técnico por chat te atiende enseguida y además puedes instalar WordPress con un clic y tener alojados varios blogs en el plan Baby dentro del mismo hosting. Y además con el cupón que os ofrezco de RECETABRANDING nos meten un 25% de descuento 🙂

Aquí hay dos opciones también para elegir dependiendo de qué tipo de hosting queremos:

  • Plan Hatchling: en este plan solo puedes meter un dominio. Es decir, solo pondrás tener una web y sus subdominios. Es recomendable si no tienes pensado crear ninguna web aparte de tu blog. Vale unos 60 € al año, lo que se traduciría a unos cinco euros al mes. Eso sí, hay que pagarlo de golpe al igual que el Baby.
  • Plan Baby: si tienes pensado crear más webs, alojar alguna de algún cliente o cualquier tipo de opción que requiera más de un dominio te hará falta este plan. Por 85 € podrás crear durante un año todos los blogs y webs que quieras y usar este hosting para alojarlos. ¿Qué tienes 5 dominios y cinco webs? Pues aquí las puedes meter todas.

Para contratar el hosting seguimos los siguientes pasos:

  1. Vamos a Hostgator, seleccionamos Web Hosting, elegimos el plan y la duración que queramos del mismo (recomendaría mínimo un año) y pulsamos en Order Now.
  2. Rellenamos todos los datos y quitamos los tics dónde pone Hosting Addons que no queremos nada de eso.
  3. En la zona de Coupon Code escribimos RECETABRANDING para que nos den el 25% de descuento.
  4. Damos el tic en “I have read and agree to the terms of conditions of use” y a Create Account.

Banner Hostgator
Y con esto tenemos el hosting por 60 u 85 euros dependiendo de lo que hayamos elegido. Es difícil que no puedas pagarte eso al año.

Plantillas de WordPress

Como poder podemos no gastarnos un duro y usar plantillas gratuitas. No son lo mejor del mundo, pero hay opciones que no son malas y si queréis puedo hacer un post con varias opciones para los que optéis por lo gratuito. Por ejemplo en gentsthemes.com tenéis un par de opciones interesantes con el StanleyWP, que se lo he puesto a algún amigo y no ha quedado nada mal.

Por otro lado están las plantillas de pago. Yo uso el child theme Lifestyle Pro del Genesis Framework. ¿Y eso qué es? Pues para resumir y simplificar, es un tema de pago que tiene una capa que no se ve (el framework Genesis) que es la base para la superior que se ve y da el aspecto bonito al blog. Si queréis echar un ojo a las plantillas que hay y, si os gustan, comprar una podéis hacerlo entrando en la tienda de StudioPress.

El precio de este pack es de 78 € aproximadamente y con él tengo un blog con muchísimas ventajas de las que ya hablaré en otro momento, que no os quiero “vender la moto” hoy 🙂

Aparte de StudioPress, el lugar más conocido de todos para comprar plantillas es Themeforest, dónde encontrarás miles de ellas adaptadas prácticamente a lo que tú quieras hacer.

En definitiva, aquí podemos elegir entre gastarnos entre 40-80 € en una plantilla de Themeforest, Studiopress o dónde queramos o buscar una gratuita.

Plugins

Los plugins son esenciales y los hay de todo tipo. Son pequeños programas que te ayudan a hacer distintas cosas para WordPress sin tener ni idea de programación.

Akismet, Jetpack, SEO by Yoast, Contact Form 7 o Quick Caché son los que yo recomendaría para empezar a funcionar en condiciones. Sirven para evitar el spam, habilitar comentarios por redes sociales, ajustar el SEO, mejorar la velocidad de la página o crear formularios de contacto en cinco minutos. Y lo mejor, todos estos son gratis. Si queréis tutoriales o tenéis dudas de cualquiera, comentadlo.

SEO-by-Yoast

Cómo veis yo mismo no uso ningún plugin de pago actualmente ni lo recomiendo para comenzar. Hay algunos muy buenos como Magic Action Box, que yo todavía tengo que implementar, y que en su versión gratis se queda un poco corto. Pero para comenzar vamos bien con un gasto de 0 € en plugins.

Precio final

Llegamos al punto final dónde vamos a sacar el precio de todo para saber cuánto nos costaría comenzar con un blog en condiciones decentes.

Lo mínimo del todo sería usar un plan Hatchling de Hostgator con una plantilla gratuita. Y eso nos costaría solo unos 60-62 € al año. Cuatro duros.

Luego tenemos la opción más profesional, que es la que yo uso, que sería el plan Hatchling con una plantilla de pago. En mi caso mi bonita cocina me ha costado 163 € en total, puedo crear todas las webs que quiera en mi hosting y tengo una plantilla con la que puedo hacer casi de todo.

Hay añadidos de los que no he hablado como serían Aweber o Mailchimp (gestores de email marketing), pero esto no sería estrictamente necesario para comenzar aunque sí recomendable. De todas formas, Mailchimp también tiene versión gratuita.

Ya sabes, si quieres un blog solo tienes que ahorrar unos 60 € y seguir estos consejos. Luego puedes subir tu plan si necesitas más, comprar plantillas Premium, gestores de correo, plugins y lo que quieras. Pero desde luego nunca más digas que crear un blog es caro.

Test inicial de marca personal

Autotest marca personal

¿Puedes vender algo que no conoces? No. Pues no puedes convencer a otra persona de que eres el candidato ideal para su empresa o vender tus servicios como freelance si no eres capaz ni de conocerte a ti mismo y todo lo que te rodea. Al igual que cuando vendes un producto, tienes que saber todo sobre ti para ser capaz de transmitir tus mejores cualidades y, por supuesto, minimizar tus defectos.

Por eso no hay otro sitio por el que comenzar la cocina de marca personal que por un test sobre ti, en el que resolviendo estas diez preguntas seas capaz de conocerte a ti y todo lo que te rodea.

Leer más…Test inicial de marca personal

Adobe Color CC, la batidora de colores

batidora Adobe CC Color

¿Sabéis lo importante que es el color para asentar una marca? No menos importante es para crear todo lo relacionado con esa bonita marca personal que queréis crear vosotros.

Las actitudes, la manera de escribir o trabajar y demás son importantes, pero no lo es menos el color. Si una persona entra en tu web, ve tu tarjeta o le parece que vas vestido hortera combinando colores… ¿No es una gran primera impresión no? Tan solo imagínate aparecer vestido hortera en una entrevista.

Y por mi parte tengo que confesaros algo: se me da fatal combinar colores. No sé por qué pero me cuesta un trabajo horrible encontrar colores que sienten bien a ese color inicial que he utilizado para una web, cartel, tarjeta de visita o lo que sea. Puedo conseguirlo al tiempo, pero me cuesta.

He estudiado la síntesis del color, me sé los colores complementarios y debería saberme los colores armónicos, que son de los que hablamos, pero siempre acababa por tener que hacer ensayo-error o experimentos extraños dignos de Flipy de El Hormiguero.

Leer más…Adobe Color CC, la batidora de colores

La receta perfecta para conectar en Linkedin

Receta mensajes privados Linkedin

Imagina que estás en un evento de networking (que bien suena esta palabra eh) en búsqueda de oportunidades de empleo, de financiación para tu startup tecnológica a la que le has puesto tanto cariño o simplemente para conocer gente del sector que trabajas y abrirte un poco las puertas hacia nuevos contactos.

De pronto, ves delante de ti a esa persona de la que has leído tanto en su blog, en el periódico o que has visto por la televisión varias veces y estás deseando conocer. Todo motivado, te acercas y le dices: Me gustaría añadirte a mi red profesional de amigos. Pepito Pérez.

Leer más…La receta perfecta para conectar en Linkedin