¿Tu “Sobre mí” o “Acerca de” es un desastre? Aquí tienes a los 5 culpables

errores-escribir-sobre-mi

Mi “Sobre mí” es la 5ª página más visitada de mi blog.

Y estoy contando todos los posts, episodios del podcast, etc.

Estamos hablando de que, teniendo unas 10 páginas públicas, más de 100 posts y otras tantas páginas privadas de One Week Copywriting… el “Sobre mí” sigue venciendo a la mayoría.

Por algo será, ¿no?

Antes de leer este post quiero que vayas a Google Analytics y mires qué puesto ocupa tu “Sobre mí” en el ranking de páginas más vistas. Puede que no esté en el puesto Nº 5, pero no creo que ande muy lejos.

Y, a pesar de la importancia de esta página, la seguimos “maltratando” a diario.

Le damos poco valor, la escribimos de cualquier manera y es una de las secciones que menos actualizamos con el tiempo en nuestro blog o web. Y ocurre tanto con empresas como con bloggers.

Todo eso nos lleva a una situación: a cometer decenas de errores en una de las páginas que, vistas las estadísticas, es vital para generar confianza y ventas.

Hoy he decidido “obligarte” a enfrentarte con los 5 culpables principales de que tu “Sobre mí” o “Acerca de” sea aburrido, poco efectivo y nada útil.

Sigue leyendo y verás todos los errores que estás cometiendo. La buena noticia es que, una vez leídos, dejarás de cometerlos de inmediato 😉

Leer más…

7 formas muy simples de mejorar tu escritura y convertirte en un copywriter de élite

mejorar-la-escritura

Tu escritura es muy mejorable.

Y la mía. Y la de Joseph Sugarman. Hasta la de David Ogilvy lo era y eso que está considerado como uno de los mejores copywriters de la historia.

Estemos en el punto que estemos, siempre podemos ser mejores. Siempre hay algo que aprender, algo que mejorar o algún aspecto de nuestra escritura que merece que le dediquemos más tiempo.

Queda claro, ¿no?

La duda entonces es… ¿cómo podemos mejorar nuestra escritura? ¿Qué técnicas, trucos o hacks hay para llevar nuestras palabras a otro nivel?

Siempre se ha dicho que la mejor forma de mejorar tu escritura es leer más y escribir más. Sí, está claro, pero hoy quiero ir más allá.

Ese consejo es muy genérico y, aunque yo mismo lo dé, me parece que deja demasiados huecos. ¿Por qué? Porque hay más técnicas y formas de mejorar específicamente sin tener que estar 10.000 horas leyendo y escribiendo.

Y esas son las 7 formas de mejorar tu escritura que te presento hoy en un post cortito, ligero y que podría cambiar tu forma de escribir para siempre.

Leer más…

Por qué tus lectores no están leyendo tus artículos y páginas de ventas (y qué puedes hacer para solucionarlo)

como se lee en Internet

Dime si tú tienes esta sensación.

Cada vez que escribes un post o redactas una página de ventas tienes la certeza de que la mayoría de personas que entran no leen el 100% del contenido. De hecho, crees que la mayoría no se lee ni un 50%.

Tienes serias dudas de que pasen de la introducción y curiosamente, tras mirar tus estadísticas de Thrive Leads, ves que ese formulario de suscripción que tienes antes de los comentarios de tus posts no tiene casi ninguna impresión.

Algo está fallando, ¿no?

No tiene sentido que escribas 1.000, 2.000, 5.000 o hasta 10.000 palabras en un post o página de ventas si luego el 90% no van a leerse ni la mitad. Al fin y al cabo, si no se lo leen, lo que estarás haciendo es perder tu tiempo y tu dinero.

Está claro que la mayoría no se va a leer todo, es lo que hay en este mundo fast food de Internet. Pero de ahí a que no se lean ni la mitad… hay un trecho que tienes que acortar si quieres que tus posts y tus páginas de venta sirvan para algo.

Y hoy vengo a contarte algo que te ayudará a conseguir que tus lectores y posibles clientes lean casi todo o, al menos, lo más importante de tu post o página.

Te voy a explicar cómo se lee en Internet y por qué tú te estás equivocando (si no es así, ¡enhorabuena!) a la hora de escribir como escribes tus textos. Y, de paso, te explicaré muchas formas de mejorar el tiempo de estancia y la atención de tus lectores.

Acómpañame en este viaje de 10-15 minutos y te prometo que, cuando lleguemos al destino, verás que el tiempo ha merecido la pena 😉

Leer más…

El Reto de la Casa: cómo vender una casa sin inmobiliaria (capítulo I)

vender casa sin inmobiliaria

El mundo está cambiando.

Parece una tontería, pero algo tan simple como poder registrar un dominio, montar una web y hacer publicidad en Facebook Ads te da la posibilidad de hacer (casi) lo que quieras.

Antes para publicitarte necesitabas un flyer, anuncio de radio, cartel, anuncios en prensa o banners carísimos. Hoy coges Facebook Ads, le pones 5€ al día y a correr.

Antes para vender un libro tenías que pegarte una paliza para conseguir una editorial. Hoy lo escribes, lo subes a Amazon y le metes de nuevo publicidad con Facebook Ads y que corran las ventas.

Y antes para vender una casa tenías que irte a la inmobiliaria de turno y rezar para que te mandaran posibles compradores. Hoy… ¿podemos prescindir de esto y convertirnos en una mini inmobiliaria sin más armas que una web y Facebook Ads?

Leer más…

Las páginas de ventas… ¿deben ser cortas o largas?

cuantas palabras pagina de ventas

Hay un refrán español que dice lo siguiente:

Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Y yo estoy totalmente de acuerdo.

Si quiero ir de A a B, el camino más corto siempre va a ser el mejor.

Si quiero que alguien haga X y puedo conseguirlo en 60 segundos en vez de 180, mejor que mejor.

Y si quiero que alguien compre un producto o servicio mío o de un cliente, siempre será mejor conseguirlo con 200 palabras que con 2.000.

El problema es que ese escenario idílico no se da en demasiadas ocasiones, ¿verdad?

Convencer a alguien de que compre algo con una página de ventas de 200 palabras suena a cuento chino… o no, porque SÍ es posible.

Cada producto, servicio y situación encaja mejor con un tipo de página de ventas y una longitud determinada. El problema está en lo siguiente: ¿cuándo debes escribir una página de ventas corta y cuándo debes escribir una página de ventas larga?

Bueno, vamos a intentar aportar un poquito de luz sobre el asunto.

Leer más…

Cómo saber si tus textos son fáciles o difíciles de leer

Hay que escribir de forma simple. Es un dogma del copywriting y de la redacción que va a misa, aunque en ciertas ocasiones sea beneficioso ser más técnico o rebuscado.

Pero... ¿cómo puedes saber si un texto es fácil o difícil de leer? ¿Ponemos a leer el texto a un montón de personas y vemos qué tal les va? Estaría bien, pero tardarías un buen rato y no estamos para perder tiempo.

Y tampoco puedes fiarte de tu propio criterio, ya que a ti siempre te costará menos leerte que al resto. Y si te cuesta más que a otros tienes un problemita.

La solución para saber cuál es el grado de dificultad de tus textos es el Gunning Fog Index de Robert Gunning. Una fórmula exacta que te dirá lo fácil o difícil que lo tienen tus lectores para entender lo que dices.

No es una fórmula absoluta, que esto no es física ni química. Pero es una fórmula muuuuy reveladora.

Coge uno de tus textos, bien sean de un post o de una página de ventas, y prepáralo para pasar el Gunning Fog Index. A ver si apruebas el examen.

Leer más...

¿El copywriting es rentable?

copywriting rentable

Cuando algo se pone de moda, la rentabilidad suele quedar atrás. Solo hay que ver el boom que se generó con las redes sociales, cuando realmente el número de empresas y particulares que sacaban beneficio de ellas era (y es) bastante reducido.

Y admitámoslo de una vez: el copywriting está de moda. Se habla de él en blogs de todo tipo, empieza a aparecer en medios más generales y cada vez sale más del mundo publicitario hacia el mundo del freelance online.

La pregunta que surge a continuación tras estos dos párrafos es evidente: ¿el copywriting es una moda rentable o no?

Intentaré responder a esa pregunta con 3 casos prácticos extraídos de varios de mis propios clientes, porque dudo que haya mejor manera de demostrar si algo es rentable o no que con casos prácticos.

No voy a mostrar nombres y datos de los clientes en ninguno de los 3 casos. Por un motivo u otro, todos prefieren permanecer en el anonimato y no puedo enseñaros exactamente qué es lo que he hecho con cada uno de ellos.

A partir de ahora añadiré una canción relacionada con el post en la introducción y la idea es que la escuchéis a la vez que leéis el artículo. Para este no se me ocurrió ninguna mejor que el No money, no love de David Guetta 🙂

copywriting rentable

1º caso: anuncio de Facebook

Llevo haciendo experimentos con Facebook Ads desde hace más de un año. Siempre lo vi como una alternativa rentable a Adwords y me encanta porque es un generador de leads (y ventas) muy económico. Si sabes cómo utilizarlo, claro.

En mi servicio de copywriting he recibido varias peticiones de personas que querían mejorar el rendimiento de sus anuncios en Facebook. Es lógico, ya que si están gastando parte de su presupuesto en publicidad querrán rentabilizarlo, ¿no?

En este ejemplo podréis ver como la misma campaña, tras haber cambiado solo el texto y el titular que acompaña a la foto, cambia su rendimiento radicalmente.

copywriting facebook

El anuncio inactivo era el que tenía el cliente antes del nuevo texto. No generaba ninguna conversión y su calidad era tan baja que ni Facebook Ads se “dignaba” a gastar el presupuesto diario asignado. En definitiva, era una pérdida de dinero.

Tras cambiar el texto el cliente volvió a activar el anuncio con exactamente los mismos valores y la misma imagen. ¿El resultado? Se están generando conversiones a un precio ridículo de 1,90 €, ya que el precio del producto en sí es de 24 €.

De hecho, según me ha comentado el propio cliente, también han llegado peticiones a través de mensajes privados en Facebook para hacer compras de personas que han visto el anuncio. Eso significa que esas 8 conversiones ni tan siquiera son el total de las que se han hecho, aunque sean indirectas.

Quiero recalcar que los dos anuncios han estado el mismo tiempo activos hasta el día de hoy, pero simplemente el otro era tan flojo que ni siquiera llegaba a gastar los 2 € diarios de publicidad asignados.

Esta es una muestra de que el copywriting a pequeña escala y en redes sociales funciona. No solo de escribir artículos y redactar el texto de páginas web vive el copy 😉

2º caso: copywriting para nichos

De los 3 casos este es mi preferido. ¿Por qué? Porque es la aplicación del copywriting en uno de los lugares más inhóspitos para esta profesión: un nicho.

Os pondré en situación. El nicho de este cliente monetiza a través de la venta de un producto de afiliado, el cual no estaba convirtiendo muy bien. Y no era precisamente por no recibir visitas, ya que la palabra clave relacionada con el producto está entre las 3 primeras en Google.

Por este motivo esta persona decidió aplicar el storytelling al nicho y contactó conmigo para que yo redactara su pequeña historia. No puedo ampliar demasiada información, pero solo os diré que es una historia relacionada con el producto de afiliado y que tenía como objetivo dar mayor credibilidad para mejorar el número de conversiones.

Redacté el texto, lo añadimos y el resultado fue el siguiente:

copywriting nichos copywriting nichos 2 copywriting nichos 3

Creo que no hace falta decir cuál fue el momento en el que se añadió esta historia al blog, ¿verdad?

Para aquellos que no entendáis mucho las gráficas, os explicaré que significa cada una:

  1. Hops por día: indica el número de clics sobre el enlace de afiliado. Antes de la inclusión del texto la media eran unas 80, después no ha habido ningún día que baje de las 200 (el último día es negativo debido a que la gráfica se extrajo ayer mismo por la mañana).
  2. Ventas iniciales por día: indica el beneficio económico diario por la venta del producto. La diferencia entre el antes y el después habla por si sola.
  3. Cantidad de ventas iniciales por día (2): la tercera gráfica hace referencia al número de productos vendidos. Hasta la fecha solo se habían vendido 2 y después del caso de storytelling se han vendido 17.

En resumen, en los 5 meses anteriores a la creación del texto el beneficio había sido de menos de 30 dólares, mientras que a día de hoy y tras solo casi un mes el beneficio ya es de más de 476 dólares.

Un nicho no tiene porque estar exento de copywriting. Si quieres convertir, da igual que tengas un nicho, una web corporativa, un blog o una pequeña landing page: necesitas un texto en condiciones.

3º caso: email marketing

El último caso trata sobre una campaña de email marketing dirigida a vender un servicio “delicado” a empresas establecidas en España. Siento no poder decir más, pero como comprenderéis a la mayoría de clientes no les gusta mucho ser mencionados.

La campaña consistía en el envío de un correo a una base de datos proporcionada por otra empresa. El objetivo era convencer, a través del correo, para que los administradores de esas empresas visitaran y pidieran información en una landing page creada específicamente para esta campaña.

Creé un texto totalmente diferente y además también modifiqué la landing page para aumentar la tasa de conversión. Ya que estaba, mejor asegurarme de no enviar tráfico a un lugar en el que no iba a convertir nadie.

Vamos allá con los resultados de su última campaña y la siguiente creada con una pizca de copywriting:

email marketing copywriting

Tras la modificación del texto se generó 8 veces más tráfico y se consiguieron 99 conversiones más, mejorando el ratio de conversión en un 4,26%.

El número de personas que recibieron el email es prácticamente el mismo. La única diferencia entre un envío y otro son 7 días y un envío a una base de datos de empresas similares a la anterior.

¿Queréis saber cuál es la técnica que utilice en este caso práctico? Ya que no os puedo mostrar el email, al menos os dejaré por aquí el post del blog de MailRelay que me dio la idea: “Storytelling para tu estrategia de email marketing“.

¿Y por qué te cuento todo esto?

No he hecho este post por ensalzar mi ego, ni mucho menos. Con los halagos de mi madre ya voy más que sobrado para eso. Solo lo hago porque ya he escuchado a muchas personas decir que el copywriting es una moda y que su rentabilidad es más que dudosa.

Este artículo está dedicado a todos ellos.

Eso sí, quiero haceros una pregunta antes de cerrar el artículo: ¿os gustaría ver más casos prácticos de copywriting de clientes reales? Si veo que la respuesta general es “” y que hay bastante gente interesada, intentaré traer un caso real con nombres y apellidos y sin tanto ocultismo.

Y, como dice Bugs Bunny, esto es todo amigos.

7 trucos para revisar y mejorar un artículo terminado

revisar y mejorar un articulo

Pones el último punto de tu post y te sientes feliz. Pero feliz de verdad. Puedes haber estado ahí una, dos, tres, cuatro o quince horas, da igual. Eres feliz.

¿Y si te digo que cuando pones el último punto no has acabado? Admítelo, te fastidio un poco. Pero es que es la verdad. Editar es una ciencia tan complicada como escribir. De hecho, hay gente que vive de editar y corregir y no son precisamente pocas personas.

Además, no eres Dios: te vas a equivocar en algo seguro. Yo lo hago, tú lo haces y hasta el blogger más impresionante que conozcas se equivoca. Nadie se escapa.

¿Qué quiero decir con todo esto? Que un artículo no está terminado hasta que lo hayas revisado. Y para revisarlo hay varios trucos que yo utilizo a diario, ya que sin ellos podría tardar siglos en revisar un post o acabaría por desesperarme y dejarlo revisado a medias.

Si quieres saber cuáles son esos trucos… sigue leyendo y te los cuento 😉

Leer más…

Cómo crear un artículo fácil de leer para ti y para Google

Google

Seguro que alguna vez has leído un artículo y has pensado “que cansino con las negritas en palabras clave“, “vaya tochazo, esto lo va a leer otro” o “me gusta el artículo, pero me ha costado leerlo“.

Este tipo de sensaciones las provocan los posts que no están bien ordenados ni son fáciles de leer. O los que son demasiado fáciles de leer para Google, pero 100% infumables para una persona normal y corriente.

¿Y cómo puedes ordenar un artículo para que le guste a Google y le guste a tus lectores? Si quieres saberlo, solo tienes que seguir leyendo y te cuento cómo lo hago yo y cómo puedes hacerlo tú en muy poco tiempo.

1. ¿De qué vas a hablar?

Antes de ordenar un artículo, ¿habrá que saber de qué vas a hablar no? Lo lógico es que tengas apuntadas una lista de ideas, hayas creado un calendario de publicaciones. O también puedes esperar que se te aparezca Peter Pan y te diga una idea, aunque eso es menos probable.

El primer paso para que un artículo quede ordenado y no parezca un laberinto de texto es saber de verdad de qué quieres hablar. No te sientes a escribir sin un objetivo. Es como si fueras a un examen sin haber estudiado: la vas a liar sí o sí.

Por ejemplo, yo hoy quiero hablarte sobre cómo ordenar un artículo. No me voy a enrollar hablando durante 10 párrafos de SEO, de cómo posicionar mejor, de cómo conseguir generar leads ni de cómo evitar errores en la escritura. No. Solo quiero enseñarte a ordenarlo y ese es el primer paso para no crear un desorden total de post.

pensando gif
Piensa, piensa, de qué puedo escribir…

2. ¿Cuál es la palabra clave principal?

Tienes claro que quieres hablar de un tema, ¿verdad? Ok, pues ahora piensa cuál es la palabra clave que define ese artículo. Utilizaré un ejemplo para que se se entienda bien el post a partir de aquí. Vamos a imaginar que quieres hablar sobre la cuota de autónomo en España (wow, que tema más bonito).

Si ese es el tema, ¿cómo puedes saber cuál es la palabra clave principal? Puedes conseguirla de 2 maneras distintas:

  • Introduce el término en el Keyword Planner y analiza cuál es la keyword con más búsquedas (gratis).
  • Haz una búsqueda del tema en Semrush y busca la palabra clave relacionada con más relevancia (de pago).

semrush

Dependiendo del mayor o menor poder de tu blog, es recomendable que ataques una denominada long tail en vez de la keyword principal. Por ejemplo, si haces una búsqueda de “cuota autónomos” verás que hay varios competidores bastante complicados, mientras que para “cuota autónomos 2015” hay algunos menos.

Dependiendo de la keyword principal que elijas para atacar, tendrás un título u otro para comenzar a ordenar el post. Quizás podría llamarse “Todo sobre la cuota de autónomo”, “Cuota de autónomo 2015: todo lo que debes saber” o cualquier otro nombre con alguna de esas palabras clave.

Lo importante es que alguien que ve ese título sabe exactamente qué se va a encontrar en el post. Y el orden comienza por aquí, por un título descriptivo que entienda cualquier persona y hasta el señor Google.

3. Introduce con cabeza

La introducción de un artículo es lo que hará que alguien lo lea o lo abandone en 2 segundos. Como hagas una intro desordenada, que no explica bien de qué va tu post y encima te “atrevas” a hacer un contenido de más de 300 palabras sin estar lleno de frases graciosas o gatitos… ve diciendo adiós.

La introducción tiene que ser corta, limpia y clara. No la alargaría más de 2-3 párrafos y en ella tiene que estar sí o sí la palabra clave elegida para el título, alguna variante si tiene y el resumen de lo que se va a hablar.

Hay muchas técnicas para captar la atención en este crucial apartado de un artículo, pero de eso ya hablaré otro día. Hoy lo que importa es que si hablas de la cuota de autónomo incluyas la palabra, expliques que vas a resolver todas las dudas sobre ella y que cuando lean el artículo podrán hasta darse de alta desde ahí mismo.

De hecho, si el artículo es muy largo a veces conviene incluir un pequeño índice. Este ejemplo me viene que ni pintado, ya que Infoautónomos tiene un índice en el artículo de “Cuota de autónomos 2015” que sigue esta regla que te comento:

indice post

4. Por favor, no me des dolor de cabeza

Si pones texto, texto y más texto, provocarás un dolor de cabeza bestial. El ser humano es flojo y su cerebro es adicto a las imágenes, los gifs y a los animalitos graciosos. Alguna de estas cosas debe de estar en tu post.

Cada 4-5 párrafos dale aire al cerebro de tu lector y ponle una imagen o un gif. Yo utilizo los gifs porque suelen ser graciosos, divierten y te sacan un poco de tanto “leer, leer, leer”. Las imágenes, como mínimo, dan un pequeño respiro al lector y le hacen coger el siguiente párrafo con más fuerza.

Por lo tanto, debes incluir imágenes tras la introducción y cada 5-7 párrafos a poder ser. Sí, sé que algunos no lo hacen, pero esos algunos son pocos o muy conocidos como para necesitar hacerlo. Tú no eres un megagurú ni Infoautónomos, que también me sirve de ejemplo porque muchas veces no pone ni imágenes.

dolor de cabeza gif
Reacción habitual ante textos desordenados sin imágenes.

5. Los keyword-encabezados

Los encabezados son el principal ingrediente para cocinar un artículo ordenado. Si tu artículo no tiene, yo ni lo leo. Y tampoco lo va a leer mucha gente porque no va a poder hacer el famoso escaneo del artículo.

Una persona entra en un post, lee la introducción y hace scroll hasta el final para ver los H2. Si no tienes nada de eso, lo más probable es que salvo que seas Seth Godin o cualquier influencer (odio esta palabra) nadie vaya a interesarse por lo que has escrito.

Vale, hay que poner encabezados. ¿Y cómo elijo unos H2 que definan el artículo y sean útiles tanto para el usuario como para Google? Volviendo a hacer un poquito de búsqueda de palabras clave.

Vuelve a Semrush o Keyword Planner y mira el resto de palabras clave que están junto a la principal. En el ejemplo que estoy usando tenemos algunas como “cuota autónomo 50 euros”, “cálculo cuota autónomo”, “cuándo se paga la cuota de autónomo” o “bonificaciones de la cuota de autónomo” entre otras.

Esas keywords te darán las pistas de qué contenido destacar y cuál es el que una persona va a escanear y leer posteriormente. Además, utilizándolas no posicionarás el artículo para una sola palabra, sino que conseguirás posicionar para casi todas las keywords si lo haces en condiciones.

van damme gif
Imagina que Van Damme es un encabezado y los camiones fragmentos de texto 😉

6. ¿Y los subencabezados?

Si quieres terminar de ordenar un artículo todavía más que cuando tu madre te ordenaba el cuarto o el armario, hay que seguir con los H3. Son títulos más pequeños que ayudan a facilitar la comprensión y orden de secciones muy amplias. No siempre son necesarios, pero para artículos muy largos sí que suelen ser de gran ayuda.

Para encontrar H3 puedes seguir usando Semrush o Keyword Planner, aunque en muchas ocasiones se te va a quedar corto. ¿Cómo puedes saber cómo dividir todavía más el artículo? Con Ubersuggest y Keyword Shitter.

Coge tus H2 y mételos en ambas webs, aunque te recomiendo que uses Ubersuggest que es algo más ordenado y fácil si no tienes mucha idea. Yo he metido “bonificaciones cuota autónomo” y he tardado 10 segundos en conseguir todas estas ideas usando las 2 webs:

  • Bonificaciones cuota autónomos por maternidad
  • Bonificaciones cuotas autónomos colaboradores
  • Bonificación cuota autónomos mayores 45 años
  • Bonificación cuota autónomos mayores 30 años
  • Bonificación cuotas autónomos mayores 65 años
  • Bonificacion cuota autonomos discapacitados

También puede que a veces no sea necesario dividirlos por H3 y sea suficiente con usar viñetas tal y como he hecho yo en este caso, que tampoco es conveniente meter un H3 con 2 líneas de texto porque eso no serviría para nada.

gato gif
Gato adicto a Ubersuggest y Keyword Shitter.

7. El detalle final

El último paso para ordenar el artículo es utilizar con cabeza las negritas. Si abusas de ellas, te cargas el artículo. Si pones muy pocas, dificultas la lectura y haces que parezca un texto plano y aburrido.

Las negritas son como pequeños faros de luz dentro de una niebla de texto. Ayudan a que el usuario encuentre el texto, sepa por donde está leyendo y también facilita el escaneo del artículo junto a los H2, H3 e imágenes.

En el SEO On Page siempre se ha recomendado que en las negritas se incluyan las palabras clave a ser posible. Tampoco te martirices con esto, aunque si la marcas dentro de una frase al principio y al final ayudarás a que Google a escaneé el artículo mejor.

faro gif
Deja que la luz entre en tus textos :O

¿Todavía necesitas que te ordenen el armario?

Por desgracia, tu madre no va a venir a ordenarte un artículo (¿qué mala suerte eh?). O aprendes a hacerlo o te arriesgas a que, por mucho que escribas el mejor post de la historia, no lo lea ni tu propia madre (valga la redundancia).

Siguiendo estos pasos deberías conseguir ese esqueleto del post que te ayudará a rellenarlo después con mucha facilidad. Es algo parecido a la típica guía de líneas intermitentes que te ayudaban a hacer un dibujo cuando eras pequeño (a mí todavía me haría falta, soy más malo dibujando…).

Si te ha quedado alguna duda o quieres que te eche una mano para ordenar algún artículo en concreto o usar alguna de las herramientas, ya sabes: la puerta de los comentarios está abierta para ti 🙂

7 citas célebres sobre copywriting que te harán escribir mejor

citas copywriting

¿A quién no le gustan las citas célebres? Todos estamos hartos de compartirlas y difundirlas por Internet como si fueran caramelos en la puerta de un colegio, ¿verdad?

Pues hoy os traigo 7 de mis citas célebres favoritas sobre copywriting. Y no por cualquier motivo, sino porque cada una de ellas tiene dentro una pequeña gran enseñanza sobre cómo escribir en condiciones.

¿Preparado para ver y compartir frases que de verdad te enseñarán algo? Allá vamos.

1. Trabaja tus títulos

De media se lee 5 veces más el titular que el cuerpo de un texto.

David Ogilvy

Si tu título no es capaz de enganchar, el cuerpo de texto no servirá para nada. Esto es aplicable a una página de ventas, a un post de un blog y a cualquier cosa que escribas en tu vida.

Los títulos se leen 5 veces más que el cuerpo de texto de un anuncio o web. Dedícales tiempo y esfuerzo.

Click to Tweet

2. Un mal título cuesta dinero

Salvo que tu titular sea capaz de vender tu producto, has perdido un 90% de tu dinero.

David Ogilvy

El amor a primera vista en el copywriting existe. Si el título atrae, al menos le darás una oportunidad al resto del texto. En cambio, si el título no es bueno, no esperes que casi nadie lea lo que has escrito.

Si no eres capaz de vender o atraer con tu título o encabezado, has perdido un 90% de tu dinero o tiempo.

Click to Tweet

3. Sé perfeccionista

Un anuncio no está terminado hasta que no puedas encontrar absolutamente nada que cambiar.

Robert Fleege

Cuando escribas sé quisquilloso, sé delicado y sé muy atento. Una coma de más, un adjetivo que sobra, una palabra que no encaja o un párrafo demasiado largo pueden convertir un gran texto en un texto mediocre.

Un texto no está terminado hasta que no puedas encontrar absolutamente nada que cambiar.

Click to Tweet

4. Divierte y genera expectación

Nadie lee los anuncios. Las personas leen lo que les interesa y, a veces, es un anuncio.

Howard Gossage

A diario por delante tuya pasan miles de letras, cientos de anuncios y decenas de páginas webs. ¿Cuáles lees? Aquellas que de verdad te interesan o han provocado un "clic" en tu cabeza.

Nadie va a leer tus textos salvo que les interese, les parezca divertido o les haga sentir algo especial. 

Click to Tweet

5. No mientas

El elemento más poderoso de la publicidad es la verdad.

William Bernbach

¿Cuántos posts has abierto porque tenían un título atractivo y después los has cerrado tras leer 2 líneas? Seguro que muchos. Si mientes, al final te van a coger tarde o temprano. 

No crees falsas expectativas ni mientas a tu público. Te acabarán descubriendo y destruirás tu imagen.

Click to Tweet

6. Háblale a tu público

El copywriting es una conversación directa con el consumidor.

Shirley Polykoff

Escribe como si estuvieras delante de la persona a la que le quieres vender. Como si fueras el clásico vendedor a puerta fría que intenta vender un producto o servicio a la persona que tiene delante. Si no conversas, nadie te escuchará.

Utiliza un tono conversacional y háblale directamente a tu cliente. Si no le hablas, no te escuchará.

Click to Tweet

7. Crea urgencia

Creeme; nada funciona mejor en la web que una fecha límite.

Clayton Makepeace

¿Por qué te crees que siempre hay plazos, asientos limitados y fechas en todas partes? Al ser humano le cuesta horrores decidirse, pero ante una oferta limitada o un plazo nuestro cerebro procesa el doble de rápido y toma decisiones mucho más a la ligera.

Crea urgencia y ponle fecha límite a todo lo que ofrezcas. Harás que tu público se decida rápido a comprar o no tu producto.

Click to Tweet

¿Conoces alguna otra frase sobre copywriting?

¿Qué frase te ha gustado más? ¿Conoces alguna que crees que debería de estar en el artículo? Comenta y hazme descubrir nuevas frases para compartir.