revisar y mejorar un articulo

7 trucos para revisar y mejorar un artículo terminado

Pones el último punto de tu post y te sientes feliz. Pero feliz de verdad. Puedes haber estado ahí una, dos, tres, cuatro o quince horas, da igual. Eres feliz.

¿Y si te digo que cuando pones el último punto no has acabado? Admítelo, te fastidio un poco. Pero es que es la verdad. Editar es una ciencia tan complicada como escribir. De hecho, hay gente que vive de editar y corregir y no son precisamente pocas personas.

Además, no eres Dios: te vas a equivocar en algo seguro. Yo lo hago, tú lo haces y hasta el blogger más impresionante que conozcas se equivoca. Nadie se escapa.

¿Qué quiero decir con todo esto? Que un artículo no está terminado hasta que lo hayas revisado. Y para revisarlo hay varios trucos que yo utilizo a diario, ya que sin ellos podría tardar siglos en revisar un post o acabaría por desesperarme y dejarlo revisado a medias.

Si quieres saber cuáles son esos trucos… sigue leyendo y te los cuento 😉

1. El truco más antiguo de la historia

Sí, el título es algo exagerado, lo admito. Pero seguro que ha llamado tu atención.

Este truco consiste en algo tan simple como encender la impresora e imprimir el post. ¿Qué chorrada verdad? Pues no, ni mucho menos.

La atención que le prestamos a un papel escrito es muy superior a la que le prestamos a una pantalla de ordenador. Aunque tú no lo creas, tu cerebro automáticamente lee a mayor velocidad y con menor atención una pantalla de PC.

Como no queremos matar todos los árboles del mundo no recomiendo hacer este truco siempre. Hazlo cuando tengas un post muy importante, una página de ventas, una landing o algo que realmente merezca la pena estudiar al 100% al detalle.

imprimir texto
A tu gato puede que no le guste el post…

2. Adiós dulce frase, adiós

Hoy estoy gracioso con los H2, lo siento (este hace referencia a la película Adiós pequeña, adiós).

¿Y qué quiero decir con esta tontería? Que siempre sobran frases y palabras. Hay frases redundantes, frases que no aportan nada o palabras aburridas que debes cambiar en todos y cada uno de tus textos.

Te sorprenderá la cantidad de veces que dices la misma palabra o que hayas puesto 3 frases que dicen lo mismo en un texto. Y es que somos así, a los seres humanos nos encanta repetir lo mismo una y otra vez.

Pon a dieta tu texto, elimina toda la grasa textual y borra lo que sobre. Si no aporta, no sirve. Y si lo dejas porque “ey tío que poniendo más texto posicionaré mejor esta entrada redundante“, siento decirte que te equivocas.

adios
Adiós querida frase…

3. ¿De quién va a ser?

Utilizar “en mi opinión” en un blog es lo más feo del mundo. Y me la juego muchísimo porque estoy seguro de que yo la he usado alguna vez. ¿Todos somos pecadores no?

A ver hombre, si es tu blog y estás escribiendo tú… ¿de quién va a ser la opinión? Borra esa frase allá donde la veas en tus textos. Suena ridícula y parecerá que estás escribiendo un ensayo (essay) para sacarte el B2 en una escuela de idiomas.

brillante
¡Wow! ¡Es tu opinión!

4. Supercalifragilisticoespialidoso

Creo que es la palabra más larga que he escrito en el blog en mi vida. ¿Y por qué la pongo? Porque a veces nos gusta mucho poner “señores palabros”. Nos encanta hablar con términos en inglés que no entiende nadie y que nos hacen parecer “to chulos“. El problema es que lo que nos hacen parecer es otra cosa que no voy a decir.

Salvo que tengas un blog en el que las palabras técnicas o complicadas encajen, bórralas.

Hagamos una prueba:

  1. Voy a crear un lead magnet para mejorar la captación de leads a través del marketing automation con un autorresponder de Mailchimp.
  2. Voy a crear un contenido descargable para conseguir más suscriptores para el blog con una serie de emails automáticos en Mailchimp.

La frase 1 y la 2 dicen exactamente lo mismo. Pero la 1 me costaría entenderla hasta a mí si la leo rápido, y eso que la he escrito yo. ¿Para qué complicarse? Salvo casos muy particulares es una tontería.

Eso no quiere decir que palabras como “lead magnet”, “leads”, “marketing automation” o “autorresponder” no deban utilizarse. Faltaría más, para eso están. Pero por favor, no las juntes todas en una frase e intenta explicar qué son si no has hablado antes de ellas. No todo el mundo es adivino (menos Google).

palabros
¿Supercaliqué?

5. ¡Lee más alto!

¿Nunca te han dicho eso en el colegio? Es un clásico. Yo era muy tímido y cuando me sacaban a leer me daba bastante vergüenza, pero el profesor siempre me decía “lea más alto Francisco Javier” y yo leía más alto.

Esto no tenía nada que ver con este punto, pero de vez en cuando hay que liberar un poco de tensión. Y si de paso nos reímos un poco del que escribe mejor que mejor.

Lee tus textos. Si te cuesta leerlos, si te trabas, si una palabra no sale, si la frase te parece muy larga, si es demasiado corta o si te suena rara… cámbiala. Ya está, no es tan difícil.

Además, si lees el texto en alto tu atención aumentará al igual que lo hacía cuando leías el post en papel. Los fallos te resuenan en los oidos y los identificas en poco tiempo.

mas alto
Tampoco os paséis, que no vais a dar un concierto.

6. Quiero la respuesta

¿Qué ocurre si una serie te deja con una duda al final de un capítulo? Que te mueres de ganas de ver el siguiente. ¿Y qué ocurre si te digo que en la próxima línea te voy a decir el truco para que tus lectores no se distraigan leyendo tus textos?

Veamos.

Esperemos un poco más.

¿Ya te estás cansando de esperar?

Estoy seguro de que te has leído esas 3 líneas estúpidas e innecesarias. ¿Por qué? Porque he hecho una pregunta. Y ahora quieres la maldita respuesta. Lo peor es que la respuesta es la pregunta. Dios, parezco Leonardo Di Caprio en Origen.

Un post no es un texto académico. Es una conversación. Y en una conversación hay preguntas y respuestas, ya que sino estaremos hablando con alguien muy aburrido o alguien que se interesa poco o nada por nosotros.

Revisa el texto y añade preguntas. Abusa de ellas, añádelas hasta en la sopa y sé cansino. Si te fijas, ya he dicho en muchos artículos que funcionan bien y las uso durante todos los textos de manera recurrente. Todos adoramos las preguntas. Y todos deseamos las respuestas.

dame la respuesta
¡Que me la deeeessss!

7. Lleva tu texto a la playa

Ya es el último punto y puedo dejar de hacer bromas. Es que en verano estoy de mejor humor y como ya se acaba estoy gastando mis últimas balas, lo siento querido lector.

Hay que meter negritas. Tu texto no puede ser un finlandés medio que vive en un lago rodeado de nieve. Tiene que ser un moreno de café con leche, como dicen por aquí. Ni lleno de negritas, ni lleno de texto plano o “blanco”.

Cuando revises el texto comprueba que hay negritas cada 3-4 párrafos. Si dejas de ponerlas el lector inconscientemente dirá “uf, vaya tocho” y no podrá escanear esa parte del artículo. ¿Y qué hará? Pasará de ella.

texto negrita
Y a él también 😉

¿Creías que habías terminado?

Seguro que ahora ya no piensas que ese último punto es el final del artículo. Puede que no pongas en práctica los 7 trucos con todos tus posts, pero con que utilices alguno de ellos te aseguro que tus textos van a mejorar.

No requieren mucho tiempo, suelen hacerse de manera automática cuando te acostumbras y ayudan a dotar de mayor calidad a todo lo que escribes. Si los escritores contratan personas para revisar sus textos, ¿por qué no vas a revisarlos tú?

Y para acabar, un par de preguntas: ¿revisas tus textos al terminar o le das a publicar nada más acabar? ¿Utilizas algún otro truco o sistema para revisar tus artículos?

24 comentarios en “7 trucos para revisar y mejorar un artículo terminado

  1. Hola Javi 🙂

    Muy buenos consejos! Algunos los aplico, como resaltar frases o palabras en negrita, hacer preguntas o leer en voz alta el post una vez acabado. También intento no meter mucha “morralla”, aunque a veces no lo parezca ????

    Nunca había probado a imprimir el post, éste me lo apunto.

    Dicen que al ser humano le cuesta encontrar errores en lo que él mismo ha redactado o creado. Y a mí me pasa. Puedo haber revisado 5 veces el post y se me ha pasado uns errata de manual. Por eso siempre tiro de allegados: pareja, amigo, primo, hermano… de turno, para que revise mis entradas. Les tengo esclavizados ????

    Un saludo!

    • ¡Hola Max!

      El truco de buscar a alguien que lo revise también es un clásico. Yo lo suelo hacer con las páginas de ventas, landings o escritos para clientes, aunque para los posts todavía me fío de mí mismo. Tienes toda la razón, una persona externa es capaz de encontrar muchos errores que tú mismo ni notarías.

      Un saludo

  2. Hola Javi!!
    ¡”En mi opinión” creo que también soy un pecador!
    Jajajaja, me ha encantado tu primer consejo de imprimir los posts, ¡tienes muchíiisima razón y nunca se me había ocurrido! Qué buena, esa me la apunto en la frente 😀 El resto también están muy bien jeje.
    Un saludo máquinaaaaaaaa!!!

  3. Muchas gracias por los consejos Javi, los acabo de aplicar en mi última entrada.

    Me he cargado 3 “en mi opinión” 🙁

    El problema con esa expresión es que si hablas de cuestiones técnicas todo es un poco más objetivo, pero si hablas de temas que dependen de tu apreciación o gustos creo que es bueno resaltar que es una opinión personal y no una norma.

    En mi entrada de hoy hablo de los colores en el diseño web y ahí ya sabes que hay un alto grado de subjetividad, de ahí esa sobredosis de opinión personal 🙂

    Un saludo fiera!

    • Hombre, la verdad es que puede sonar un poco exagerado lo que comento en esa parte, ser de Cádiz es lo que tiene 🙂 Aun así, hay mucha gente que abusa del “en mi opinión” en sus posts y llegan a ser cansinos. Usarlo de vez en cuando no está mal, sobre todo en el caso que comentas.

      Un saludo crack

    • Buenas Javi. Coincido con Arturo con el tema de la coletilla “en mi opinión”.

      Parece de perogrullo que si es tu blog todo gire alrededor de tu opinión pero en ciertos casos si me parece acertado.

      En mi sitio, que prácticamente todo el contenido gira alrededor del tutorial, en determinados momentos matizo esta expresión y lo considero apropiado. Ojo, que seguro que si reviso con detalle los textos nos podemos echar alguna risa, jejeje.

      De todas formas, como todo, el abuso de una expresión o término siempre destaca. Si pones en practica el punto 1 de tus trucos y te das cuenta, pues eso, repasa y corrige, tal como dice Arturo.

      Saludos.

      • Hola Paul,

        La verdad es que estoy de acuerdo tanto contigo como con Arturo. Yo veo más problema en el excesivo uso de esta fórmula que en el uso ocasional. Al fin y al cabo, en algunos momentos encaja perfectamente, pero abusar de ella puede ser muy cansino.

        Al final son manías mías, que algunos comparten y otros no tanto. Esto es lo bonito de los blogs y los comentarios, los distintos puntos de vista 🙂

        Un abrazo

  4. Muy buenos consejos Javi.

    La verdad que cuando terminamos de escribir un texto es difícil ver errores, pues la mayoría de las veces nos pueden las ansias por publicarlo.

    Se me ocurren un par de consejos más que podíamos aplicar para corregir un texto que alguna que otra vez me han dado buen resultado.

    El primero es que trates de leer el texto como si no fuera tuyo, si quieres ponle un nombre imaginario al autor del texto, por ejemplo: “Pepe Fernández”, y ya verás como lo lees con más objetividad.

    A los pocos minutos de terminar un texto lo tenemos demasiado interiorizado aún y necesitamos escapar de nosotros mismos un poco para poder detectar los posibles
    errores con más claridad.

    El segundo consejo se puede emplear en medida de la urgencia de la publicación
    ya que se trata simplemente de dejarlo reposar unas horas o incluso un día si fuera necesario.

    Cuando acabamos de escribir un texto es muy tipico que nos parezca muy bueno o muy malo
    y transcurrido un tiempo nuestra sensación ya no es tan extrema y tiende a estabilizarse en un término medio, por tanto llegados a este punto podremos hacer correcciones más certeras.

    Como bien apuntan en un comentario anterior, es conveniente que lo lean otras personas para poder dar su punto de vista pues puede ser que el texto tenga un error y tú a pesar de llevar un tiempo examinándolo no lo veas y otra persona con dos vistazos enseguida lo descubre.

    Javi, parece un post patrocinado por HP y Epson, como nos pongamos todos a imprimir los artículos como locos van a subir este mes su facturacion un montón jejeje…

    Venga un abrazo, fenómeno y a seguir así !!.

    • Las ansias por publicar, el escribirlo a lo justo, el decir “no creo que haya ningún fallo”, etc, etc.

      Me gustan tus consejos, sobre todo el de dejarlo madurar. Yo cuando trabajo para un cliente suelo dejar madurar los textos unos días por el mismo motivo. En caliente todo parece bueno o malo, mientras que con unos días en la “nevera” todo se puede mirar de una manera mucho más objetiva.

      Jaja, espero que HP y Epson me manden un correo para poner un link de afiliado ya 😀

      Un abrazo

    • Las ansias por publicar, el escribirlo a lo justo, el decir “no creo que haya ningún fallo”, etc, etc.

      Me gustan tus consejos, sobre todo el de dejarlo madurar. Yo cuando trabajo para un cliente suelo dejar madurar los textos unos días por el mismo motivo. En caliente todo parece bueno o malo, mientras que con unos días en la “nevera” todo se puede mirar de una manera mucho más objetiva.

      Jaja, espero que HP y Epson me manden un correo para poner un link de afiliado ya 😀

      Un abrazo

  5. Hola Javi,
    me ha sorprendido bastante el post porque yo sobre todo lo que reviso es ortografía y pensaba que ibas a hablar de eso. Yo sobre todo me centro en ortografía, palabras que faltan o sobran, errores tontos. Muy buenos consejos, no había caído en ninguno.
    Un abrazo 🙂

  6. Muy divertido el artículo! Me quedo con el “Adiós dulce frase, adiós”. ¡Cuánto cuesta quietar una frase de un texto! Como si fuera de vender palabras el asunto…
    He echado de menos la ortografía… hacer caso del corrector es tan sencillo… y veo cada “perlita” por ahí!
    Gran post! has ganado un subsriptor!
    Enhorabuena!!!
    Quique

    • Jaja, desde luego cuesta muchísimo trabajo quitar una frase que ya has puesto. Dices “pero si queda bien y así meto más palabras” y al final lo único que se hace es entorpecer el texto.

      Lo de la ortografía me lo han comentado varias personas. Creo que prepararé un post sobre varias herramientas para revisar la ortografía, ya que fiarse del corrector de WordPress es más peligroso que una bomba de relojería.

      Un abrazo y bienvenido a la lista, ¡gracias! 🙂

  7. Javi!
    Que tal vas?
    Jo macho, al final me quede en el Rincon de la Victoria toda la segunda quincena de Agosto. Se hablo de ir a Cadiz pero al final casi no fuimos ni a Malaga, jajaj. Dos dias estuve en Malaga, para que te hagas una idea. Asi que ya desvirtualizaremos en otra ocasion, que tengo ganas de conocerte en persona!

    Como me ha gustado el post de hoy. Sobre todo algo que siempre he pensado, el punto 3. Cada vez que leo lo de “en mi opinion” pienso justo eso, ¿de quien va a ser si no es la tuya en tu blog?.

    Te mando un fuerte abrazo tio Grande!

    • ¡Hola Jorge!

      No te preocupes, estoy seguro de que en un futuro volveremos a coincidir en alguna parte. Lo de “en mi opinión” está dando que hablar 😀

      Es normal a veces incluirlo, como comenta Paul o Arturo, pero yo veo que el problema está en el exceso y la poca necesidad de hacerlo en (por decir algo) un 75% de las ocasiones.

      Un abrazo crack

  8. Pues en mi opinión… jajaja!
    Muy buenos consejos.
    Yo lo de imprimir no lo veo, más que nada porque mi impresora siempre dice que no tiene tinta. Da igual que le comprases el cartucho ayer y que imprimieras sólo un folio con 2 párrafos o si le enchufas un kraken… Ella nunca tiene tinta!!
    Así que para revisar utilizo otro truquillo: Tengo la extensión de chrome “speak it!” y se la meto a prácticamente todo (es ella quien me lee tu blog!) y es sumamente útil para revisar los textos, porque si has tenido un fallo desordenando letras (y yo soy bastante disléxico para esto) lo vas a escuchar enseguida, muchas palabras sonarán raras si se te ha olvidado el acento y también es fácil darte cuenta si has hecho alguna frase redundante…
    Tengo que aplicar lo de llevar mis textos a la playa 🙁 Que mis textos son megamoles sin ninguna frase que resalte…

    • Jaja, lo de la impresora a mí me pasa también. La mía decide que no imprime recto o que directamente no imprime.

      La aplicación la conozco, tengo una parecida para el móvil y a veces revisaba mis posts mientras iba a correr. Un poco locura, pero me ahorraba tiempo 😀 Me guardo la app para recomendarla en un artículo que estoy montando a largo plazo.

      Venga, ¡dale un poquito de moreno a esos textos hombre!

      Un saludo

  9. Hola ¡buenas! …en ‘tu opinión’ 😛 creo que todos somos pecadores (no de la pradera) jejeje…

    Tener un ‘checklist’ debería ser requisito indispensable post-escritura y antes de publicar. Y naturalmente que esa lista de revisiones incluya las más importantes de SEO on-page que no voy a citar, supongo que son de ‘cajón de madera de pino de Arkansas’… harto conocidas vamos!

    Y otra que tampoco debería faltar es la ‘revisión ortográfica’ y a ser posible que no descanse en manos del corrector de Firefox, Chrome o similares, porque suelen ser un desastre.

    La costumbre en este sentido me ha llevado desde hace mucho a copiar/pegar el post (que siempre escribo en texto plano y luego aplico lenguaje de marcado HMTL) en Libre Office y entonces si, pasar el corrector. ¡Te sorprendería ver la cantidad de palabras, frases retóricas, etc., que se nos pasan por alto!

    Lo dicho, tus consejos muy útiles, de sentido común y que deberían ser de obligado cumplimiento para todo blogger o autor que se precie y que aprecie a sus lectores claro. 🙂

    Saludos

    • ¡Hola Luis!

      Jaja, lo de “en mi opinión” ha calado hondo. Me encanta Chiquito de la Calzada 😀

      La revisión ortográfica es muy importante y, más allá de correctores, puedes incluso enseñarle los textos a alguien. Yo tengo un par de compañeros a los cuales les envío todo antes de, sobre todo, enviar textos a clientes. Los míos los reviso personalmente, pero para los trabajos siempre busco revisión externa.

      ¡Un abrazo!

  10. Hola Javi, se ve perfectamente que has estado inspirado en todo el artículo ¡no solo en los H2! Me gusta sobre todo cuando dices que un artículo debe ser una conversación y es así como yo también trato de tomármelo cada vez que me pongo delante del ordenador, ya que al fin y al cabo nos estamos dirigiendo individualmente a una persona.

    En cuanto a los tecnicismo, es cierto que en ocasiones no queda más remedio que hacer uso de ellos, aunque luego se trate de entrecomillar o poner entre paréntesis la explicación en cristiano.

    Creo que en el error que más suelo caer es en el uso de ciertas coletillas, por eso me toca releer y reposar bien cada artículo hasta que suene bonito jeje.

    ¡Muchas gracias por los truquillos!

    • Hola Robert,

      Jaja, la verdad es que en verano hay otro “flow” para escribir. Será el sol o yo que sé 🙂

      Un post debe ser siempre una conversación. Si no fuera así, sería un libro de esos de primaria o secundaria o mejor que dejáramos el post en privado si no queremos hablar con nadie. Y sobre los tecnicismos totalmente de acuerdo. Si hay que utilizarlos, porque no queda otra, enlace a un artículo que los explique o paréntesis con explicación.

      Las coletillas son normales. Cuando hablamos tenemos mil y al escribir muchas vienen de la mano. ¡A eliminarlas!

      Un abrazo y gracias a ti por comentar 🙂

Deja un comentario

CommentLuv badge